Posts Tagged ‘ unidos

04/Nov/2008, “Supermartes”

El primer martes después del primer lunes de Noviembre del año 2008 (es decir, dentro de 1 año y 5 meses aproximadamente), se celebrarán en Estados Unidos las Elecciones Presidenciales. Unas elecciones, que, tal y como me dijo mi gran amigo, y mentor espiritual en esto de lo político, Peter Burling, Senador Demócrata en New Hampshire, son las más abiertas en los últimos 20 años, ya que por primera vez en mucho tiempo, no se presenta nadie que esté en el Poder, ni como Presidente, ni como Vicepresiente.

La Presidencia de Bush ha sido excesiva; excesivos problemas, excesivas polémicas, excesiva política exterior, excesivas divisiones…excesivos excesos. De hecho, ahora que Bush está en «Lame Duck», y encima con un Congreso Demócrata, está en horas muy bajas. Seguramente no son las circunstancias en las que él pensaba que terminaría su Presidencia.

El hecho, es que, los candidatos para las elecciones de 2008, tratan de separarse de la figura del Presidente Saliente (y no solo desde el lado Demócrata; también por el lado Republicano). Nadie reivindica la figura de Bush. De hecho, incluso los neocons, «tal y como los entendemos ahora» (y esto es importante), están en retroceso, a favor de visiones políticas » más realistas». Probablemente, en un plazo medio de tiempo resurgirán, pero con más dosis de realismo, en política exterior, y sin esa visión tan de…»blanco o negro», que tienen ahora.

Por el lado Demócrata, la cosa se presenta cada día más clara, a la espera de ver si mi admirado Al Gore entra al final en campaña o no.

Hillary Clinton despunta. Cada día está mejor de cara a las Primarias de New Hampshire. De hecho, los debates entre dandidatos demócratas (allí sí hacen debates, son un país serio) le ha supuesto un gran espaldarazo, en detrimento de su gran contrincante; Barack Obama; además esa idea de que elegir a ella es también elegir a Bill Clinton (el tandem), le está ayudando mucho.

Obama, el primer afroamericano (aparte de Colin Powell), con posibilidades reales de alcanzar la Presidencia, parece que se desinfla.

Por otro lado, el John Edwards también parece que se está desinflando por momentos; de hecho, le ha tocado mucho el tema de que le trataran de infantil por radical, sus propuestas excesivamente liberales, etcétera.

El problema del Partido Demócrata (tal y como dice mi amigo Andoni), es que para ganar en Estados Unidos, ha de presentar a alguien que no sea demasiado de izquierdas (de hecho, desde Kennedy no ha habido ningún Presidente Demócrata que no sea de un estado sureño, es decir; estado conservador.)

Total; que por la orilla del Partido del asno, si no hay grandes sorpresas, la cosa se decanta bastante hacia Hillary, salvo que Gore diga otra cosa. Pero para que Gore fuera nominado Candidato Demócrata, le haría falta, o un Barack Obama más fuerte, que se pelee más duramente con Hillary Clinton, se destrocen entre ellos, y luego él aparezca como «pacificador» en olor de Santidad, o entrar en campaña en menos de un mes. Si no, no tendrá tiempo.

Por el lado Republicano, la cosa está algo más abierta.

El que últimamente está despuntando es Mitt Romney, gobernador de Massachusetts. Es un candidato claramente presidenciable. A día de hoy, diría que él es el que tiene más papeletas, porque para Rudolph Giuliani, el popular alcalde de NYC el 11-S, parece ser que las cosas empiezan a no ir tan bien como antes; se dice que ha perdido parte de la estrella que tenía.

Otro fuerte que parece que empieza a mostrar flaquezas es John MCcain: es un candidato muy bueno, con muy buena prensa en los dos lados de Estados Unidos, y con una serie de valores que a los americanos les gusta mucho de un Presidente. Pero se ha metido en un jardín importante con el tema de la inmigración, y ahora se muestra más a la defensiva.

Y por otro lado, no hay que perder de vista a Fred Thompson, candidato que se ha postulado hace muy poco. Este actor famoso, y Senador, tiene una imagen muy «Reaganiana», con lo que eso gusta a los americanos en general, y a los republicanos en particular. Veremos cómo va la cosa.

O sea, que por el lado del Partido del elefante, la cosa está más por decidir.

Por cierto, una curiosidad. El hecho de que el símbolo de los Demócratas sea un asno, y el de los Republicanos sea un Elefante, viene de unas tiras cómicas muy viejas, en el que se presentaba a los Reps como elefantes, porque avanzaban muy despacio, y a los Dems como asnos, porque avanzan muy rápido, pero nunca se sabe adonde van.