Posts Tagged ‘ proceso de paz

Credibilidad

«Para desgracia de todos, ETA suele decir la verdad»

Jesús Caldera, 12-M-04

Estamos en el peor escenario posible para el Gobierno con respecto a las informaciones que se están filtrando sobre el Proceso de Paz.

ETA, a través de Gara, está filtrando toda la Negociación, con partes bastante «delicadas» para el Gobierno. Lo último ha sido que ETA y el entorno del Gobierno se reunieron después del Atentado de la T-4. El Gobierno lo ha desmentido, pero el Gobierno de Noruega, que actuó como mediador, lo ha confirmado en su televisión pública.

Y bien; aquí está la situación la patata caliente del Gobierno: necesita dar credibilidad para unas cosas a ETA (con respecto a su palabra de que no participó en el 11-M), y quitárselo para otras, y el problema es que hacer las dos cosas a la vez, no se puede.

El mismisimo Rubalcaba, dijo «ETA es una banda de asesinos, pero no miente nunca» (cuando estaba en la Oposición).

Entonces, lo dicho. ¿Qué hacemos? ¿A quién creemos? ¿Le damos credibilidad en lo que puede hacer daño al PP pero no se la damos en lo que puede hacer daño al PSOE? ¿Se la damos en lo que puede hacer daño al PSOE pero no en lo que sea malo para el PP?

O no miente nunca, y efectivamente, no participó en el 11-M, y lo que está filtrando en el Proceso de Paz es todo cierto, o sí que miente, y entonces puede que las cosas no sean tal y como está filtrando Gara, y que sí tuvieran algo que ver con el 11-M. Pero en esto hay que coger el paquete entero. O se le cree, con todas las consecuencias, o no se le cree, con todo lo que implica.

Entonces…¿A quién creemos? Y me da pena que tengamos que hacernos en mi País, esta pregunta.

No lo entiendo

Hay ciertas cosas con respecto a la Tregua y al Proceso de Paz, que, en comparación con la Tregua del 98, no me cuadran.

En la Tregua del 98 se acercaron muchísimos presos, terceros grados, excarcelaciones, etcétera.

En esta tregua, según el Gobierno, nada. Diálogo sobre presos y punto, nada de precio político, no se han acercado presos masivamente, no se ha derogado la Ley de Partidos y se ha aplicado «escrupulosamente» (el Ministro de Justicia dixit), y todo lo que se ha hecho ha sido lo de De Juana, que según dicen ha sido una decisión no política, sino administrativa y ajustada a la Ley. O sea. Nada. Contactos pero nada político. Ni avances en presos. Nada.

O sea. En 1998, con Aznar en la Moncloa (un «duro» en política antiterrorista, al que de hecho ETA intentó matar en 1995 con un zambombazo del que salió ileso) con excarcelaciones, terceros grados, y acercamientos de cientos de presos en el 98, la Tregua duró un año y dos meses.

Esta tregua, con Zapatero, que él se considera lo contrario a Aznar de esto, (Si Aznar es un halcón, Zapatero se considera a sí mismo un paloma, utilizando terminología política americana) ha durado más o menos lo mismo, pero todo lo que han hecho, ha sido lo de De Juana, y medio abrir la puerta a ANV.

No me cuadra. O Ternera ha «desaprendido» a negociar, o aquí hay algún tomate de por medio.

Tendremos que esperar a que ETA saque las «Actas», que siempre lleva en los procesos de negociación.

Y por cierto, con respecto al tema de las Actas, pongámonos de acuerdo a priori de si nos las vamos a creer o no.

¿Nos vamos a creer lo que digan, no nos lo vamos a creer, o nos lo creeremos a trozos?
¿Nos creemos las de la Tregua del 98 o no?

Porque tal y como lo veo yo, pasaría lo siguiente:

Imaginemos que las actas dicen que en las Conversaciones se habló de Política. (De Navarra, de lo que sea). Hay dos opciones.

1.- Es falso. El Gobierno dirá que es falso.
2.- Es cierto. El Gobierno dirá que es falso.

Imaginemos que en las actas dicen que en las Conversaciones no se habló de Política.

1.- Es falso. El PP dirá que sí se habló de Política.
2.- Es cierto. El PP dirá que sí se habló de Política.

Por eso, vuelvo a la pregunta. ANTES de que salgan las actas: ¿Nos las creemos, o no? Porque no vale creermelas en lo que me interesa y en lo que no me interesa no.

Por cierto. Con respecto a la Tregua del 98, nadie ha puesto en duda nada de lo dicho en las Actas de ETA.