Posts Tagged ‘ pp

Gabriel Cisneros

Gabriel Cisneros Laborda, Diputado en casi todas las legislaturas, Padre de la Constitución, Diputado del PP, miembro de la Convención Constitucional Europa, secuestrado por ETA, etcétera, ha muerto.

Cisneros era uno de los siete padres de la Constitución, nombrado por la UCD con Pérez Llorca y Herrero de Miñón. Y buena parte de lo que es hoy en día España, se lo debemos a él.

No ha muerto un Diputado del PP; ni un Diputado; ha muerto uno de los arquitectos de esta España en la que vivimos. Que podría ser mejor, sí. Pero también mucho peor.

Pero para lo bueno y para lo malo, ha llevado a España al lugar en el que está ahora. Y no está nada mal donde está.

Ha muerto uno de los siete padres de la Constitución. Pero su obra le sobrevive. Y ese es, creo yo, el mejor tributo que se le puede hacer.

Similitudes electorales entre PP y ERC

A pesar de que hablo aún desde la herida social-liberal, quizá haya que hacer un balance un poco más sosegado de las consecuencias electorales, a nivel de Catalunya, que tendrá el tema Piqué.

Piqué da prestigio, pero no da votos en Catalunya. Pero sí es muy útil, de cara a «arreglar» la relación entre el PP y Catalunya, fuera de Catalunya. Piqué da voto de Centro fuera de Catalunya.

Aquí, a todo el mundo le gusta Josep Piqué; pero no se le vota; es decir; a los líderes y votantes de los otros Partidos les gusta. Pero el hecho es que en Catalunya el votante del PP es un voto más ideológico, como el de ERC.

Cuanto más se modera ERC, más votos pierde, como hemos podido ver en las últimas elecciones municipales, en el que ERC ha bajado mucho su perfil nacionalista en pos de la gestión. Esto, no pasó tanto en las anteriores elecciones al Parlament con respecto al 2003, (aunque también bajó, pero no tantísimo como se esperaba), por cómo funcionó el primer Tripartit, en el que, ya sea por defecto de Maragall o por lo que sea, Esquerra tuvo un perfil muy alto identitario. Lo mismo en el PP.

Josep Piqué hace que el PP caiga mejor fuera de sus bases, pero que parte de sus bases se vayan a Ciutadans…

Porque veamos; el trasvase de votos de CiU al PP siempre es mínimo (excepto en circunstancias excepcionales, como las de 2000, porque la economía funcionó muy bien y desde Madrid se hizo una legislatura de libro, y se hizo un voto de gestión a nivel nacional). Y por el lado «españolista» (papel normal en el PP en Catalunya), cuando se ha «moderado» ese perfil, le ha salido un Partido más españolista que le ha robado como mínimo 2 parlamentarios.

Quiero decir, que con el PP en la Oposición en el Gobierno Central, la única opción que tiene el PP en Catalunya, para conseguir sacar más votos, es la de envolverse con la Rojigualda, y conseguir que el votante catalán claramente español y no de izquierdas, no vote a Ciutadans, etcétera; y por otro lado, quitar perfiles duros del PP de Madrid (como Acebes, y Zaplana, lo de siempre), para no galvanizar a los votantes de otros partidos.

Con respecto a ERC, cuanto más claro es el enemigo, y más fuerte es su discurso, más gana (como en 2004); el problema, es que cuando ha tenido que «moderarse», parte de su electorado se ha ido a otras opciones.

Un amigo mío que es independentista lo explicó muy bien: «Si quiero voto de gestión, voto a CiU. Pero mi voto a ERC es ideológico, no de gestión. Para gestionar, no los quiero ni los querré».

Bien, pues ahí está el tema. Si se centra ERC, gana prestigio entre los que no le van a votar, pero pierde electorado.
Si se centra el PP, gana prestigio entre los que no le van a votar, pero pierde electorado.

En Catalunya, el voto al PP y a ERC, son votos más ideológicos que de gestión; y por tanto, cuanto más pierden discurso ideológico, o lo acercan a los de los otros, más electorado se abstiene de votarlo.

Y escribo aún con dolor, porque por el lado de la Derecha, la España de la cabeza de Piqué es la España que más se parece a la España que yo quiero.

Conclusión; el PP subirá en Catalunya, y lo reinvindicarán los conservadores como un triunfo suyo.

Empieza a hacer frío en la España social-liberal.

Adios a la Transversalidad

«A quien no le guste, que se vaya a casa y no moleste»

Ángel Acebes, ayer en el PPC

Que mal, que mal…

Josep Piqué se ha ido. Y dice que deja la política. Y con él, Xavier Vendrell. El ala más liberal, catalanista, de centro, y con más opciones para dar transversalidad, está de capa caída.

El sector conservador (encarnado por Ángel Acebes, me equivoqué, es un hombre muy listo), ha tomado el poder de mala manera en Catalunya. Y Piqué se ha ido.

El ala liberal del PP está de capa caída.

El ala liberal en España ha sufrido un duro golpe.

Es un día triste para los liberales.

Porque si alguien no se siente conservador, ni socialdemócrata, sino que se siente liberal de verdad, ¿A quién ha de votar? Al PSOE socialdemócrata? ¿Al PP cristanodemócrata-conservador?

Porque, la diferencia entre un social-liberal, y un liberal-conservador es grande…

Me pregunto, y me pregunto de verdad una cosa…¿Quién manda en el PP? Si es Rajoy…¿Significa que es más conservador de lo que parece? ¿El que manda es Acebes?

Viniendo a Catalunya, creo que electoralmente no le va a venir demasiado mal, porque cuando el PP ha tenido más votos ha sido con Aleix Vidal-Quadras, antinacionalista acérrimo. Pero no hay un cansancio por el lado de la Derecha Catalana a un nacionalismo holístico como el de Pujol y sus muchos años de Gobierno.

Pero a nivel de España, es catastrófico; porque resiente en el voto de Centro, en los liberales, y sobre todo da la sensación de levedad, y de no estar ese partido lo suficientemente unido como para conseguir ser Gobierno.

De todas formas, Rajoy aún tiene tiempo de arreglar la situación. No el PP; Rajoy. Si fuerza la situación y da un escobazo, lo conseguirá. Para mí la solución sería: Que convenza COMO SEA, ofreciendo lo que sea, incluso la cabeza de Acebes, si hace falta, a Piqué para que reconsidere su decisión de abandonar la política y, sin ser Presidente del PPC, acepte número 1 al Congreso en Barcelona. Rato número 2 en Madrid, y Gallardón, número 3.

Pero no lo hará porque quiere «sumar y no restar». Y creo que esa no es la cuestión. El voto de derechas conservador y católico lo tiene seguro. No irán a la abstención para darle una mayoría más amplia a Zapatero. El problema son los votantes de centro (y no tanto), como los votantes de izquierdas a los que no gusta Zapatero, pero que le votarán con tal de no ver a señores como Acebes o Zaplana con poder. Porque Rajoy no despierta iras; pero estos dos señores, sí.

Entonces; hay 3 opciones:

1.- Rajoy es en realidad más conservador y menos liberal (no en el sentido económico) o cristianodemócrata de lo que todo el mundo cree.
2.- Rajoy tiene un as escondido en la manga.
3.- Rajoy no manda.

Y ninguna de las tres me gusta.

Mal, muy mal. A lo mejor hace falta una verdadera (verdadera, de verdad) lavada de cara al PP por el lado liberal no conservador…

Sé que a otros (empezando por el PSOE y terminando por los conservadores), pensarán que esto beneficia sus tesis. Pero las mías no.

A mí Piqué, es uno de los cinco políticos que más me gustan de España. Tres, están jubilados de la política, y y el otro, vuelve en octubre.

Hoy Federico tiene que estar contentísimo. Y Zapatero.

Joaquín Calomarde

Supongo que todos sabéis quién es el Diputado en el Congreso, Joaquín Calomarde Gramage.

Es valenciano, nacido el 30 de noviembre de 1956 está casado y tiene un hijo. Es licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación y catedrático de Enseñanza Secundaria. Ha sido portavoz adjunto de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte y vocal de distintas comisiones (Comisión de Asuntos Exteriores, de Defensa, Educación, Cultura y Deporte, de Régimen de las Administraciones Públicas y de la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo) Y fue elegido por las listas del PP. Dejó el Partido Popular y se pasó al grupo mixto el 17 Abril de 2007, después de militar durante 16 años, ¡16! en el PP.

El Señor Calomarde comienza su carta a Rajoy en la que deja el Partido Popular con estas palabras: «Le escribo esta carta abierta sin el menor resquemor personal , y menos aún político».

¿Eso es cierto? Veámoslo.

Este ex-diputado del PP, que ahora escribe fundamentalmente en elplural.com, Las Provincias y El País, desde que ha dejado el PP, pero no el escaño, se ha caracterizado por frases muy moderadas, «sin resquemor personal, y menos aún político» como las siguientes:

«¿Qué habremos hecho los españoles para padecer esta derecha desnortada, alicorta, roma, alejada de los grandes partidos conservadores de Europa?»

«Rajoy encaja con lo más rancio y reaccionario de la peor tradición española»

En el artículo dice que el discurso de Zapatero sobre el Estado de la Nación, «puede ser asimilado como propio por la mayoría de la nación, por prácticamente la totalidad de los españoles.»

«El Sr. Zapatero hizo un discurso integrador para el conjunto de la sociedad española; por el contrario, y penosamente, el Sr. Rajoy hizo un discurso para la derecha extrema de su partido»

«Las propuestas de Rajoy no son creíbles por la mayoría»

«El discurso del presidente del Gobierno suena sereno, centrado, en su sitio»

«El votante de centro en nuestro país tiene un perfil claro y determinado: pertenece , en general, a las clases medias profesionales, funcionariales o intelectuales; tiene un determinado estatus académico, es un ser abierto, dialogante, pacífico, estable, a quien gusta poco la novedad por la novedad, progresista, no reaccionario, en modo alguno tradicionalista» (Se ve que este señor confunde el centro con el centro-izquierda)

«Los votantes moderados merecen un respeto por parte del PP que ahora no tienen»

«El discurso de Rajoy encaja con Vázquez de Mella, o la falangista revolución pendiente y responde a lo más rancio y reaccionario de la peor tradición española»

Por cierto…En la última campaña electoral para las elecciones municipales, hizo un artículo de apoyo a Carmen Alborch como alcaldesa de Valencia.

Lo que me extraña es lo siguiente: Vereis…He estado buscando y buscando y buscando, una sola crítica, una sola, a Zapatero o a su Gobierno en cualquier tema desde que ha dejado el PP. ¡En algo! Y no he encontrado nada. Solo alabanzas a Zapatero. Y críticas al PP.

Dijo el Señor Calomarde que ya no militará en ningún partido.

Señor Calomarde…Ya vuelve a militar en un partido, aunque no tenga el carnet.

Y le diré una cosa. Usted, se considerará todo lo «centrista» que quiera. Pero un «centrista» que de diputado al Congreso, no hace ni una sola, ni una crítica a un Gobierno que se dice «El más de Izquierdas de la Democracia», será muchas cosas; pero centrista, no.

Debate sobre el estado de la cuestión

Pues hemos tenido el que – previsiblemente – será el último Debate sobre el Estado de la Nación entre José Luís Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy Brey.

Ha sido un debate duro, durísimo. Son ese tipo de debates, pensados para que se luzca el Presidente del Gobierno, y en esta, él se llevó la lección bien aprendida.

Pienso que ganó Zapatero, que estuvo más agil que Rajoy, y que el pontevedrés, le dejó escapar vivo.

La cosa es que, desde una perspectiva más amplia, no le viene mal al PP que Zapatero salga bien del Debate, porque yo creo que cuanto más tiempo pase de desgaste a Zapatero y de atmósfera irrespirable (además del tema de ETA), mejor electoralmente le vendrá al PP.

Digamos que las próximas elecciones dan solo dos opciones posibles: O gana Zapatero, con menos escaños que ahora (lo cual implicaría un gobierno inestable a muchas bandas, y aparte el tomate del PSC), o gana el PP y se un Gobierno con apoyos de Convergencia y de Coalición Canaria (y sí, puntuales del PNV).

Si Zapatero ganase las elecciones, con menos escaños, el escenario sería el siguiente: PSOE+ERC+IU no sumarán (¿Por qué? porque si Zapatero pierde, que perderá escaños, y ERC pierde, que perderá también escaños, por mucho que suba IU no llegarán a los 176 escaños), Zapatero solo podría pactar con CiU. Y CiU ya ha dejado clarisimo que el precio a pagar es la Generalitat.

Y aquí habría que ver qué dice, en primer lugar, el PSC, y en segundo lugar, ERC. Porque probablemente Montilla, con más razón que un santo, no se querrá ir de la Generalitat. Y si le quitan la Generalitat, habrá una presión fortísima para que el PSC tenga grupo parlamentario propio en el Congreso…y más inestabilidad (aparte de que habría que ver qué hace Esquerra, que a lo mejor lo que hace es dejar caer a Montilla, y pactar con CiU la Generalitat, y que ambos apoyen a Zapatero en Madrid, pero eso implicaría que la tensión PSC-PSOE tendría consecuencias a nivel del Congreso de los Diputados. Total, que no hay solución buena.

Si gana Rajoy, en principio lo tiene más fácil, porque no tiene que jugar con la Generalitat, ni tiene que calmar al PSC ni nada. Simplemente pactar con CiU, y con Coalición Canaria, y a rehacer relaciones también con el PNV, que se reharán.

Pero lo dicho. Zapatero estuvo mejor que Rajoy. Lo que no tengo tan claro es que el que Zapatero salga vivo y acabe la Legislatura, le viene tan mal al PP. Yo creo que, mirandolo con amplitud, es lo mejor que le podía pasar.

Zapatero va a estar cociéndose en su propia salsa durante 9 meses. Y la economía, o seguirá igual, o empeorará, y, aparte de lo de los 2500 ?, no tiene mucho que ganar en lo que queda de Legislatura, y sí mucho que perder, con ETA danzando por ahí y amenzando día sí día no con las Actas.