Posts Tagged ‘ 2 0

A propósito del #nolesvotes

#nolesvotesComo sabéis, hay cierto buzz en torno al movimiento #nolesvotes; lo que significa, sus consecuencias, etcétera.

El otro día Ana Aldea hizo un excelente post, sobre la representatividad real del movimiento #nolesvotes. Yo quiero comentar a vuelapluma un par de impresiones personales al respecto, sin ánimo de entrar en polémica con nadie. Repito, que son impresiones personales.

La desafección social con los políticos (no estoy seguro de que sea también con la política) es real. Existe. No sólo tienes que ver las encuestas; simplemente has de ir por la calle, y hablar con la gente normal (no entre nosostros, que es lo que hacemos siempre), y vemos que la gente está hartita de según qué cosas de la política y los políticos, y que es algo transversal; les pasa a todos los políticos y todos los partidos (éste, creo yo, es el primero error serio del movimiento #nolesvotes; pedir que no se vote a 3 partidos y luego forzar los argumentos para conseguir la cuadratura del círculo de decir «a esos 3 no, pero a otros sí», y decir que esos partidos pecan de unas cosas que, al final, pecan todos)

Decir que la desafección es real, y que como son muy malos y tal lo que hay que hacer es no votarles porque eso les duele. es, para mí,un brindis al sol estupendo, bonito y tal pero de utilidad dudosa…porque dices «les duele»; bueno, les duele si votan poco a tu partido y mucho a otros…pero la abstención es un dolor no tan duro como perder porque votan a tu contrario.

Pero suponiendo que no sea un brindis al sol,la filosofía del movimiento me recuerda un poco a lo de la la duda cartesiana: Destruye de puta madre pero no logra hacer demasiado constructivo. Y eso hace que me siga siendo complicado apoyarles. Me explicaré.

Decimos: de acuerdo; no les votamos. ¿Y a quién votamos? ¿A partidos con los que ideológicamente no estamos de acuerdo? ¿No votar y fomentar la abstención? ¿Nada? Es decir; no puedes decir, no les votes y ya está; tienes que dar una alternativa seria, porque si no para mí es un poco eso: un brindis al sol. Lo que no creo es que me digan seriamente que me vaya a la abstención o vote al Partido del Cannabis o a Humanismo y Democracia…(salvo que aquí haya un movimiento muy pensadito para apoyar a una fuerza política específica de color magenta)…

Y es que además me parece preocupante el argumento: no votes a un partido del que te gusta lo que quiere hacer en tu ciudad porque en Madrid (Gobierno Central) tienen tal o cual posición con la Ley Sinde o lo que sea, o porque «es que son todos muy corruptos»…no me gusta esa argumentación; me parece mezclar churras con merinas.

Y luego, hay un tema que pienso que ya es bastante contraproducente: El ser ideado-llevado-meneado por los gurús 2.0 de siempre, que son los que siempre están en reuniones y tal tratando de llevar a la gente por los derroteros del manifiesto de turno: Los profesionales del #manifiesto.

Ojo: No digo que pase ni siempre ni con todos: Pero sí puede haber cierta percepción de que hay una parte de gurús de la cosa que tratan de hacer lo que sea para conseguir que su nombre sea meneado y salga en los periódicos o en la televisión como una especie de «portavoz espontáneo» de la Comunidad internáuta, aunque si alguien pregunta «yo me represento sólo a mi mismo, oye».

Creo que este movimiento habría sido bastante más aceptado si no estuviera apadrinado por los «apadrinadores oficiales» (valga la redundancia) de siempre, que últimamente se apuntan a un bombardeo; y eso, en cierta parte de la comunidad (y no pequeña, ojo) crea rechazo. Porque hay que entender que haya cierta gente que sienta que están intentando ser «manejados» por ciertos gurús del dospuntocerismo para que éstos muestren su fuerza o poder de convocatoria/presión para sus propias apuestas de futuro, con la excusa de las empresas más limpias y justas (ya sea el #nolesvotes, el canon o lo que toque).

Y vuelvo a repetir que ni son todos los que están, ni es en todos los casos; pero sí existe la percepción (y creedme; existe) de que algo de eso hay.

En suma; en estos momentos de desafección, si el movimiento #nolesvotes se hubiera enfocado de otra forma, y sin tantos personalismos, a lo mejor podría haberse visto de una manera más positiva de la que se le ve ahora mismo.

El Despotismo Ilustrado en lo 2.0

Despotismo IlustradoAtención: Este post no está pensado; sale de las tripas. Me disculpo por las inconveniencias que diga.

¿Qué está pasando en el Mundo 2.0? ¿Dónde se nos olvidó escuchar de verdad lo que dice y cómo funciona la gente?

Hablamos de eGov, de e-commerce, Social Commerce, SEO,SEM, SMM, SMO…y cuando te pones a escarbar ves que toda la gente que se dedica (nos dedicamos) a estas cosas hacemos vida, y nos movemos basicamente con gente del sector, que tiene un contacto con la realidad del día a día social mínimo.

Hablamos de cómo funciona la gente en internet desde la comodidad de nuestro iPad o nuestro Mac; pontificamos sobre cómo funciona el e-commerce y el Social Commerce desde nuestra experiencia de usuario en la que todo va de puta madre con nuestras cuentas premium y nuestras Visas que pasan por la pasarela de pago sin problemas; lo decimos en Facebook y en Twitter en el que nos siguen unos cuantos miles de personas, y el contacto con la gente «real» lo tenemos a través de GReaders y estadísticas frías que nos dicen cómo se comportan los consumidores…

Hacemos una inversión de la hostia haciendo un DNI electrónico que casi nadie sabe para qué sirve, y para instalarlo y usarlo tienes que ser un Iniciado, porque vamos…

En todo esto del 2.0 (y no me refiero sólo a Redes Sociales, e-commerce, eGov/oGov, SEM/SEO, Social Media…), los que estamos en esta burbuja hemos pecado (y estamos pecando) de Despotismo Ilustrado.

Por un lado sólo nos escuchamos los unos a los otros y discutimos los unos con los otros, nos seguimos entre nosotros y escuchamos las opiniones de «Líderes de Opinión», nuestros gurús preferidos que pontifican sobre Redes Sociales y no interactúan con nadie que no sea menos que Catedrático o Periodista de éxito; ya sea sobre el sector del Social Commerce, Gobierno Abierto o la problemática de Tuenti.

Y por otro lado, nos movemos tratando de adaptar la realidad social a nuestras opiniones. Me explico.

Imaginemos. Yo soy alguien que en el pasado tuvo dos ideas interesantes en las que estaba en lo cierto. Me crezo, y me empiezan a escuchar. Me endioso, y empiezo a entrar en el Mundo de los Gurús (o semigurús…todos sabemos de lo que estamos hablando). Y ya pasan dos cosas: Mi contacto básico con la realidad social 2.0 es con mis amigos los gurús que siguen a otros gurús, y además como me siento uno de los «gurús», creo que mis ideas son verdad, porque si en el pasado tuve dos buenas ideas, la siguiente, por fuerza, ha de ser buena.

Entonces mi idea, mi profecía, no se cumple, pero ahí están mis amigos el resto de gurús ya sea para decir que era imposible saberlo, o que en el futuro pasará así, o lo que sea; pero todo para decir «eh, este sigue siendo de los nuestros y la metedura de pata no es tan grande».

Y eso se aplica no solo al Social Media, SEO, e-commerce, etcétera; también en eso del e-Government.

Os voy a poner un ejemplo real:

Me quedé en paro, y tuve que darme de alta…así que me digo…vamos a hacer trámites online:

En Google pongo, «cómo darme de alta en el paro» (me lo sugiere automáticamente), y me salen muchas páginas de una antigüedad de 2 años, y ninguna es la pública, y dicen cosas distintas y desactualizadas.

Intento 2: Página del INEM.

Me sale una página que dice que el INEM no existe:

«‹www.inem.es› se ha trasladado a la nueva web de los Servicios Públicos de Empleo: www.redtrabaja.es
La nueva web del Servicio Público de Empleo Estatal, anteriormente ‹www.inem.es›, es ahora www.sepe.es»

Y pruebo con las dos y no está nada claro.

Así que yo que me dedico a esto del 2.0, pregunto por Twitter y me dicen: «Hombre, pero si la Administración tiene para eso el 060.es»

Resulta que a alguien se le ocurrió que la gente para hacer las búsquedas de cosas con respecto a la administración pública no iría a usar Google, sino que iría motu proprio al 060.es

Muy bien. Pues voy a 060.es con la mayor problemática de España: El Paro.

Hago un Control+f y pongo «desempleo»; nada; «paro»; nada.

En el buscador pongo «paro» y me sale el paro de Febrero, Estadísticas, y luego sí, un «Información Prestaciones».

Si pongo «desempleo», la cosa va algo mejor, pero sin excesos. Llego a una página de FAQ, donde hay dos preguntas distintas:

¿Cómo puedo darme de alta en la demanda de empleo?
¿Cómo puedo inscribirme en la demanda de empleo?

Con lo cual yo me pregunto…cuál es la diferencia?….Total, que todo es así.

Qué estoy tratando de decir con eso? Los que nos dedicamos a esto, hemos perdido contacto con la realidad. Pensamos que la gente va a reaccionar como nosotros reaccionamos, que lo van a ver tan claro como lo vemos nosotros, que lo hemos diseñado o estamos en el proyecto desde el principio, o que la gente normal, el ciudadano/consumidor de a pie va a utilizar la terminología que nosotros usamos.

Y aquí no estoy hablando de usabilidad pura y dura; hablo de cómo nos comportamos a la hora de enfocar el 2.0 desde nuestra atalaya pensando cómo va a reaccionar la gente, sin dedicarnos a interactuar con la gente…Por Dios, que aquí hay mucho que piensa que está en contacto con la realidad porque se pone a mirar y a twittear cómo navega por internet su padre o su hermano…

Lo que trato de decir, es que todos, (empezando por mí mismo), debemos de dejar de hacernos #FF entre nosotros e interactuar los de siempre con los de siempre en los Congresos de siempre, y empezar a escuchar de verdad a la gente que no está en el mundillo este; porque de ahí sí que podemos sacar petroleo, y no de felarnos mutuamente los unos a los otros, como lo hacemos con tanto candor…

Pensamos que con eso de responder por Twitter a la gente que nos sigue y menciona (pero que no seguimos nosotros para no joder los ratios), ya estamos en contacto con la realidad…

No repitamos es «Todo para el pueblo, pero sin el pueblo» del Despotismo Ilustrado. Dejemos de lado un poco el «de arriba a abajo», porque los de abajo también tienen cosas interesantes que decir. Y no, desde el momento en que te dedicas a esto, ya no eres uno de los de abajo en estas cosas.

Militancia política y Redes Sociales

Redes SocialesEn una Democracia Pluralista, el paso del tiempo hace que la Sociedad sea cada vez mas plural. Y en el mundo que nos ha tocado vivir, gracias a la Sociedad Red que nos da internet en general, y lo 2.0 en particular, hace que ese pluralismo se acelere y crezca a una velocidad considerable.

Desde una perspectiva política, los partidos serios, clásicamente llamados «de masas» o «catch all» (los que tratan de ganar elecciones, vaya), tienen la conciencia de que entre sus votantes (y militantes), hay un mínimo común denominador ideológico (grandes tendencias de país, economía, etcétera), pero después, la prosa del tema (políticas concretas, formas de llegar a objetivos y maneras de actuar), siempre van a tener sectores en contra, o con una visión distinta.

El mundo de la Uniformidad del Mensaje ha terminado. En una Sociedad Distribuída has de entender que las opiniones abruptas de tus cercanos es algo que va a suceder, y todo lo que puedes hacer es ser resiliente, y adaptarte a ello.

Quiero enfocarme específicamente en el militante; aquel que es parte de la Organización, y da mensajes que o no son los del partido, o no son convenientes, pero lo hacen desde su militancia.

Por poner ejemplos a Diestra y a Siniestra:

El PP ha visto a blogueros y Twitteros militantes (extremos) que le han dado una cera monumental a Rajoy por ser blando, por no alinearse más con la Iglesia, por no ser más duro en el tema España, o lo que sea. O Twitteros/Blogueros/Facebookeros lanzando exabruptos de código penal contra personas del PSOE; cosa que no es ni presentable ni da imagen de moderación.

En el PSOE, hemos visto a Blogueros/Twitteros/Facebookeros con discursos incendiarios contra la Iglesia o contra personas del partido Contrario que no son nada presentables, o críticas inmisericordes al líder de tu partido en publico, o luchas intestinas por un candidato en el proceso de Primarias, con insultos de por medio, y en público.

Esto, es parte de una Democracia Pluralista, y va a ir a más. Un partido no puede querer tener pocos militantes ideológicamente puros y que den únicamente los mensajes correctos,ya que la gente no les hará caso, por ser «fake». (Admitamos que a nivel social/ciudadano, nos fiamos un poquito menos del seguidor ciego y acrítico y un poco más de aquel que razona según que cosas y es capaz de decir «pues eso no me ha gustado» (pero sin extremos))

Por tanto, los partidos se han de acostumbrar a lidiar con el hecho de que en las Redes Sociales, se van a llevar sorpresas negativas; y lo peor de todo, es que muy probablemente, de muchos de esos exabruptos tu partido se enterará de rebote, porque ya los adláteres del partido contrario habrán publicitado y sacado tajada del hecho, y tú no te enteraste (cosa normal; es imposible que puedas canalizar absolutamente toda la información; habrá parte que se te escapará a priori)

Por tanto, a mi entender cualquier partido ha de tener una doble estrategia al respecto; una interior y otra exterior.

Desde una perspectiva interior, el partido debería de ser proactivo en la enseñanza del uso de las Redes Sociales, y explicarles muy bien a sus militantes que en uso de su Libertad pueden decir lo que quieran, pero haciendoles entender muy bien las consecuencias de un mal post, tweet, etcétera, y de cómo será usado por el partido rival para sembrar discordias y amplificarlo en su provecho. Y debería hacerles entender que habrán opiniones con las que el partido no solo no estará de acuerdo; sino que habrá de posicionarse públicamente en desacuerdo o matizando; pero que es normal y que es bueno y justo que eso pase (a veces); pero pidiendo responsabilidad a los militantes.

Aparte, yo haría muchas, muchas jornadas de seguimientos con mis militantes activos en Redes Sociales, para asegurarme de que estamos moderadamente coordinados, que todos conocen lo último en Redes Sociales o en su uso, etcétera.

Y mucha, mucha, mucha escucha activa. De lo que dicen los tuyos y los otros. Tener muchos oídos; usar a los militantes que están en esas Redes Sociales como ojos y oídos para saber qué pasa, y si hay algo que requiera atención.

Desde una perspectiva exterior, vender y vender y vender la idea de que el partido es Libre y Plural, que hay muchas opiniones, pero que no todas las opiniones de los militantes son del partido, aunque el militante, erróneamente, lo crea así. Y pegar capones de vez en cuando, suaves, a militantes diciéndoles, en público, que esa posición o aseveración suya no es la oficial del partido. Y dejar morir ahí el tema aunque el otro proteste, si protesta.

En suma; los partidos han de ser auténticos en las redes sociales, mostrar autenticidad en el comportamiento público. Hoy en día, decimos que los mejores twitters de empresas y partidos son aquellos que se relacionan, interactúan…son humanos, vaya. Pues esa autenticidad también se ha de ver en los casos en que hay problemas o excesos de tus militantes. Ya se presupone que no estáis de acuerdo con el exabrupto, pero alguna cosa al mundo diciendo que efectivamente, uno vuestro ha ido mas allá de lo que el partido piensa, da «autenticidad» y transparencia.

Otro tema, es cómo interactuar, como partido, con los exabruptos de los extremos del otro partido, y las ventajas que ello conlleva; pero eso va en el siguiente post.

¿Son las Redes Sociales catalizadoras o creadoras de movimientos revolucionarios?

Revolución del JazmínEl otro día hablaba con Twitter con @Ikaitor sobre el peso de las Redes Sociales en la Revolución (o Revoluciones) del Jazmín. Es la disquisición teórica del mes para los raritos de esto del 2.0 desde un punto de vista político-social, la de si las Redes crean los movimientos políticos o los catalizan. Es, al final, una parte de la gran discusión que tienen Clay Shirky y Evgeny Morozov en sus papers y tal.

Yo pienso que la tecnología no solo cataliza y da valor, sino que también modifica. Y eso se aplica también a las Redes Sociales. Aunque eso no implica que siempre modifique. Me explicaré.

Tal y como lo veo yo, sin Redes Sociales, no habría habido Revolución del Jazmín. Pero ello no implica que lo que ha hecho una Revolución del Jazmín sea una Red Social.

Alguien me dijo que las Revoluciónes Francesa,Rusa etc, se hicieron sin Redes Sociales, pero eso no me invalida la mayor; pueden haber Revoluciones sin Redes Sociales, y Redes Sociales y hechos políticos en Redes sociales que no lleven a Revoluciones (la inmensa mayoría). Pero el tema es que allí donde hay un caldo de cultivo de una situación «tensa», las Redes Sociales multiplican exponencialmente la posibilidad de que estallen.

Lo que está pasando en los países musulmanes empieza por una gente joven (y tecnológica) que está jodida. Esta gente ha empezado y creado la Revolución (sí semi-espontáneamente) y luego el resto de la Sociedad (también la no-tecnológica), se ha sumado, al haber llegado la situación a un punto de no-retorno (o un «ahora sí pueden cambiar las cosas porque ya hay fiesta de verdad montada»)

Total, que volviendo a la pregunta del principio, la rapidez de la información y de los hechos acaecidos hace que se distribuya horizontalmente a una velocidad bárbara, y una vez distribuída horizontalmente (no solo en sentido territorial, sino también de todo un grupo social amplio), y comenzado el tomate, se distribuye verticalmente (a otras capas de la sociedad que se apuntan al carro, vaya).

Conclusión: Las Redes Sociales no son condición sine-qua-non para que hoy en día hayan revoluciones; pero sí creo que las van a socializar, a acelerar, y a multiplicar.

Otro tema, además, es el «efecto contagio». Vemos que en los países árabes se está produciendo un efecto contagio de libro…que, en contra de lo que otros piensan, creo que se va a limitar en esta «oleada» a países musulmanes.

Mucho se está hablando de China, sobre si al gigante chino le puede pasar lo mismo y tal, y yo creo que no (o no a ese nivel). Y creo que no, porque (desde mi desconocimiento de la idiosincrasia china, ojo), me da la impresión de que a día de hoy, la Sociedad China no funciona así (sí, ya sé; Tiananmen, pero eso se quedó en chispa que no terminó de prender; cierto grupo localizado que no consiguió que a) se formara una fiesta demasiado grande y b) no consiguió un apoyo popular grande, rápido y en todas las partes del país), porque creo (creo) que para el chino medio, las cosas no van tan mal con su sistema como para querer cambiarlo todo por un «ya veremos después».

Porque ese es otro de los inconvenientes de este tipo de revoluciones semi-espontaneas. Son movimientos en contra, pero no a favor…Son un poco como los malos de los comics…»Vamos a conquistar el mundo y luego ya veremos qué hacemos con él». Saben lo que no quieren; pero ahora viene la segunda parte…¿Ahora qué? ¿Quién, cómo, y dónde está la hoja de ruta que sea aceptable para una mayoría de los que se revolucionaron (y que además sea viable)?

En fin, a modo de conclusión, (que me estoy yendo mucho por las ramas). Las Redes Sociales amplifican y multiplican las posibilidades de Revolución, y se producirán sólo en aquellos lugares suceptibles de Revolución (y una de las primeras razones es la falta de medios para subsistir razonablemente bien de una mayoría), y estas revoluciones semi-espontáneas tienen el inconveniente de que el día después nadie tiene claro qué hay que hacer, ni quién lo tiene que hacer. Tal y como dice Joshua Cooper Ramo, el mundo es más rápido y más resiliente. A adaptarnos toca.

Tener un hijo, plantar un árbol, escribir un libro

Os voy a contar una cosa.

No sé si fue por mis padres, por el Colegio del Opus, o porque me vino por la Gracia Santificante y todo es;, pero desde que tengo uso de razón moderadamente adulto, hay algo que tengo clavado dentro con fuego:

Todo Ser Humano tiene el deber de intentar dejar un mundo mejor que el que recibió.

Pues sí. Creo que todos tenemos un deber natural, moral, humano, social, (o si lo preferís actualizadamente, ciudadano), de hacer algo por el mundo en el que vives, y también algo que sirva, aunque sea un poco, para los que vengan detrás de tí; de ahí viene eso tan viejo de que todo hombre (y mujer), en su vida debe de escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo; cosas que, en general, nos sobreviven.

Actualizado eso a día de hoy, al mundo 2.0, como lo de plantar un árbol esta chungo, y tener un hijo no digamos (y más a alguien como yo, con mis…especificidades), queda lo de escribir un libro, pero en la versión del Mundo que nos ha tocado vivir: un blog.

A todos los que tengáis un blog, y queráis poner vuestro granito de arena por un mundo un pelín mejor, os aconsejaría un par de campañas:

Solidary Ads, es una aplicación realizada el gran Francisco Carrillo, en la que podrás mostrar en tu blog banners de la campaña o del tipo de campaña que a ti te plazca y apetezca; según tu criterio (campaña apoyada por alguna ONG, eso sí) Así si lo que te preocupa es el medio ambiente, o el consumismo, o las focas, o la obesidad en niños americanos (sí, a mí también me preocupa); los banners que muestres estarán segmentados en ese sector.

Blogs Solidarios es (copio y pego), «una campaña dirigida a Bloggers que quieran apoyar a un proyecto solidario a través de su blog. El funcionamiento es sencillo: tú cedes un espacio de tu blog para colocar “publicidad solidaria” y los beneficios que se logren se destinarán al trabajo por la mejora de la salud global a través de las acciones de la ONG Planeta Salud».

yo voy a participar en ambas iniciativas; Dos iniciativas que os aconsejo porque vosotros, igual que yo, igual que todos, también tenéis que poner vuestro granito de arena. Porque granito a granito se hace una playa. Y porque es Navidad, coño!