¿Es la Diada una fiesta Transversal?

Ayer fue el día Nacional de Catalunya, la Diada, en la que se conmemora la caida de Barcelona ante las tropas Borbónicas.

Recuerdo que cuando, hace años, me comentaron qué era la Diada, me pareció muy chocante que el día nacional se celebre en conmemoración de una derrota.

Ésta ha sido la primera Diada en que he ido al «meollo» de las celebraciones, donde se organizan los actos, etcétera. Y me dí cuenta de que la Diada, es una fiesta eminentemente política. Es una fiesta de exaltación de Catalunya Nación-Nacional. Por tanto, no; no es una fiesta transversal. Porque los catalanes no nacionalistas, no estarían representados en ello.

A todos los que he preguntado (y no son pocos, creedme), me han venido a decir que día catalán, bonito, transversal y todas esas cosas, es Sant Jordi, en el que todos (y yo el primero), de Izquierdas y Derechas, Nacionalistas, Independentistas, Españolistas, Bereberes, etcétera, compran un libro, o una rosa. (Personalmente pienso que tiene bastante más gracia que te regalen un libro a que sea una flor (si alguna feminista quiere denunciarme por esta afirmación machista y reaccionaria, abajo tiene mi email)).

Entonces; aquí viene la cuestión; ¿Debe de ser el Día Nacional de Catalunya un día en el que por definición, hay una parte de Catalunya que no está representada? ¿Ha de ir el PP a la ofrenda a Rafael Casanova? Lo pregunto de otra forma: ¿El ser de un partido nacional español implica que uno está de acuerdo con todo lo que hizo Felipe de Anjou? Yo pienso que no tendría por qué.

Es el problema de siempre; aquí (en Catalunya y en toda España), no valen matices. O estás al 100% conmigo, o contra mí. Si le pones flores a Casanova implica que has de querer una Catalunya independiente (más o menos). Si eres de un Partido Nacional, has de querer que Catalunya sea una provincia o una región de variado folklore.

¿No perdemos un poquito la mesura a veces?

Yo ya he dicho, y repito, que para mi Felipe V, ha sido lo peor que le ha pasado a España, porque de aquellos polvos vienen estos lodos, y que, en contra de lo que algunos piensan, esto de «Cataluña y el Catalán», no son unos señores que han decidido inventarse algo para jorobar al personal…Aquí hay una sensación que vendría a ser un poco la siguiente:

En Catalunya había una Cultura, una Historia, y unas especificidades políticas (dentro de España, eh?); llegó Felipe V y dijo…se acabó. Y de eso han pasado 300 años. Y todo lo que ha sido intentar recuperar cultura, historia, política, o lo que sea, desde fuera de Catalunya, a veces se ve como «concesión que graciosamente hace el Estado» a Catalunya. Y eso es una de las cosas que hacen daño…eso de que «es una graciosa concesión del Estado».

Hoy, teniendo una conversación con un buen amigo, me comentó que ayer tuvo una conversación con un catalán que solo habla castellano, y le dijo que si hubiera un referendum sobre la Independencia de Catalunya, votaría que sí. Y no lo haría por razones históricas ni nada por el estilo. Por una razón puramente económica: Aquellas cosas que son de titularidad del Estado funcionan peor aquí que en otras partes. Aquí todo es de peaje, y lo de Rodalies/Cercanías de RENFE no tiene ni nombre ya…

Pero a veces, desde fuera, se usa un argumento un poco tramposo: «Es que Catalunya es más rica; la gente tiene más dinero, etcétera». Bien. Imaginemos que eso es cierto: que la media catalana (olvidemonos de la desviación típica), es superior a la de Andalucía. Vale.

El problema es que aquí aunque aquí haya más gente con más dinero que en Andalucía, no se pueden construír carreteras públicas, o mejorar RENFE, o hacer más grande el Prat, porque todo eso ES DE TITULARIDAD PUBLICA NACIONAL, es decir; aquí haya dinero o no, da igual, porque aquí no podemos arreglar Renfe en Catalunya. La tiene que arreglar el Gobierno de la Nación. Y no lo arregla; y arregla antes en unos sitios que en otros (lo cual está muy bien, pero el problema es que hay que ver el tema de la densidad de población, que ahí es donde duele), y cuando arregla aquí algo, se da cera para dar y regalar y se sale con la cantinela de que «todo para los Catalanes». (Sólo como hipótesis de trabajo: ¿Y si eso de «todo para los Catalanes», «los Catalanes quieren todo el dinero», etcétera, no fuera tan así?).

Total, que por este tipo de cosas, ese señor que no habla catalán, ni siente las esencias de la Catalanitat, estaría dispuesto a votar a favor de la Independencia.

Y yo, que lo último que quiero es una Catalunya independiente de España (yo quiero una Catalunya cómoda dentro de una España Grande), empiezo a ponerme nervioso y a pensar si, victimismos aparte, con según que comportamientos, no estaremos fomentando el independentismo catalán desde fuera, aunque creamos que hacemos lo contrario…

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (12)
  1. A ver cómo me lo monto para expresarme sin ofender a nadie ni soltar un rollo de 300 páginas. En parte por que uno acaba cansado de tener que explicar evdencias una y otra vez. En todo caso, me centraré en la Diada y pasaré de discutir sobre reparto de recursos ni de revisionismos históricos.

    Seré un flojo, pero tengo mejores maneras de perder el tiempo que predicar en el desierto.

    La Diada… ni es transversal ni lo ha sido nunca ni creo que lo llegue a ser a pesar de los bienintencionados intentos del PSC. ¿Tan importante es la sacrosanta transversalidad? A mí me recuerda demasiado la manía por lo «políticamente correcto» que tanto afecta a, fíjate tú Javi, a la progresía. ¿Qué fiesta más transversal tenemos que el 6 de Diciembre, que de transversal se queda en transparente casi invisible? no sirve de otra cosa que para apuntalar el Acueducto de La Purísima por mucho que el gobierno de turno intente entusiasmarnos con la Carta Magna y sus conmemoraciones.

    Las fiestas de verdad, las sentidas por el pueblo, son fechas popularmente significativas y preferiblemente cargadas de historia y/o épica. Y ese es el caso del 11 de Septiembre en Cataluña. Hace casi 300 años pasó lo que pasó y los que en la Diada participamos no recordamos la derrota, sino la supervivencia a pesar de ella, y reivindicamos las libertades perdidas desde entonces. La fiesta es la que es, significa lo que significa y a nadie se le obliga a ir a ofrendarle flores a Rafael de Casanova. En todo caso la obligación es para la Generalitat, pues él fue su último representante antes de que el infame Decreto de Nueva Planta invalidase las instituciones catalanas.

    El resto de partidos, institucions, asociaciones y ciudadanos tienen todo el derecho de participar en la ofrenda, pero no me negarán que la presencia del PP, sobre todo actualmente, son ganas de provocar (dénse un paseo por el Valle de los Caídos cantando la Internacional y experimentarán lo que me refiero). Eso sí, llevo años condenando los abucheos que TODOS reciben en la ofrenda. Por eso paso de la de Barcelona y participo en la ofrenda de mi pueblo (en la comitiva de ERC, por si alguien lo dudaba).

    Pero es que la Diada es una fiesta con todo tipo de opciones, y ya son ganas de amargarse el día participando en algo que no se cree como ateo en comunión de sobrina. Aparte de la obvia escapada a la playa o donde deje el clima, tenemos la celebración oficial-oficialísima que se inventó Maragall y que es tan multi-culti que siempre tenemos una actuación de flamenco (y por lo demás es bien bonita y emocionante). En cambio, si realmente te identificas con lo reivindicado tienes la ofrenda floral y el Fossar de les Moreres donde los de ERC no pueden entrar por tibios en comparación. ¿Pero alguien te obliga a ir al Fossar o a la ofrenda? NADIE.

    De la misma forma que nadie te obliga a ir a las manifestaciones que La Falange y similares hierbas organizan cada 12 de Octubre.

    Y ya puestos, añado un motivo más que los catalanes tenemos para buscar la independencia de España: así podremos evitarnos debates como éste. Así, cuando desde un español perplejo nos pregunte por qué somos como somos, le podremos responder educada pero taxativamente «por que somos catalanes, no españoles», con el pasaporte catalán en la mano por si necesitara pruebas.

    Es más, nadie se pregunta por la transversalidad del 12 de Mayo en Montenegro. Nadie se plantea si el 30% de serbios que allí viven deben o no deben hacer fiesta recordando el día que tuvieron que cambiar de pasaporte.

  2. Heyyy, ¿quien ha hablado de censura?, yo no.

    YO he soltado libremente mi sarcasmo.

    Salud.

    • brigate
    • 13 septiembre 2007 1:12pm

    uhmmm

    censura¿¿?¿?¿ jajaja

  3. El «Aberri KAGUNA» querrás decir.

  4. Entreri,
    Para mi el catalan y las butifarras son patriminio español, no lo dudes.

    Yo no soy nacionalista española, más bien soy ciudadana del mundo, por eso se muy bien lo que son las fronteras, y se que el queso gouda es patrimonio holandes, los waffles patrimonio belga, la pizza italiano, la hamburguesa americano, la salchicha aleman, y la butifarra español.

  5. «Cataluña es igual de española que Valladolid, es nuestra tierra»
    ¿entonces también es nuestro todo lo que, de alguna manera, acompaña a esa tierra: la lengua, por ejemplo?
    ahí está el problema: se responde al nacionalismo con más nacionalismo. cataluña es españa – no, cataluña no es españa – que sí – que no – … diálogo de besugos.
    ¿por qué es española cataluña?

  6. Si ellos pagan peajes es porque fueron los primeros en tener autopistas, mientras otros pasamos decadas en carreteras decadentes, si a ellos se les envejecen las infraestrusturas es porque las tuvieron antes que nadie.

    Si se quieren independizar que paguen a precio de ahora toda esa infraestructura, que nos paguen todas las inversiones en la industria catalana, etc etc… que nos paguen el AVE a Lerida, que parece que era más urgente que el AVE a Valencia. Y sobre todo que se independicen en el exilio, porque Cataluña es igual de española que Valladolid, es nuestra tierra, Rovira y demás trastornados tienen todo nuestro beneplacito para crear el Estado Catalán Independiente en cualquier pico de los Pirineos cedido por Andorra.

  7. en la radio escuché a albert rivera, de ciutadans, decir que no acudían al monumento a casanova porque querer ver nacionalismo en una pugna entre dos dinastías del siglo xviii era absurdo. cosa con la que, como licenciado en historia, estoy de acuerdo (ya hablé de eso en mi blog).
    ahora bien, ¿qué hará ciutadans cuando llegue el 12 de octubre?

  8. Yo me quedo con el Aberri Eguna.

  9. Y yo sigo insistiendo en que los nacionalismos me parecen completamente absurdos.

    Y mira por donde, creo que, efectivamente, ese liberalismo español, y no solo de esos dos siglos que dice el compañero, sino el actual también, NI ES LIBERALISMO NI ES NADA.

    Asi de clarito.

    El liberalismo, como muchas otras cosas, llegaron a España TARDE Y MAL.

    Y como tenemos esa idisioncrasia, tanto en el norte como en el sur, en el este o el oeste o donde sea, de CREERNOS MAS LISTOS QUE NADIE, al final….LA PRINGAMOS SIEMPRE.

  10. Otra vez vuelves a sorprenderme ;p
    Me alegro mucho de haberte agregado como amigo y poder seguir tus actualizaciones. Yo me considero de izquierdas, pero intento también buscar otros puntos de vista (no todo es blanco o negro, eso está claro), y me gusta leer tu blog porque eres sensato escribiendo, no defiendes a tu partido (bueno, entre comillas, la ideología en general) y ya está, sino que si crees que lo han hecho mal, los criticias, y expones tu opinión. Sinceramente, felicidades ;p

  11. si existe el independentismo en cataluña y en otros sitios de españa no es sólo porque los cuatro más listos de la aldea quieran vivir del cuento: listos hay en todos los sitios, y en cada sitio se apuntan a lo que toca. si en cataluña sale rentable jugar la baza nacionalista es porque hay gente nacionalista, y no al revés.
    ¿por qué hay gente que se siente incómoda siendo española? porque cree que si deja de serlo podrá ser más feliz, por la razón que sea: por la lengua, por las selecciones deportivas, por tener una identidad ante el resto del mundo, o por la simple gestión de los servicios públicos.
    de modo que el independentismo y los nacionalismos periféricos no nacen de la perfidia de los que quieren destruir lo que los reyes católicos «graciosamente» construyeron para nosotros: nacen del fracaso de la españa liberal de los siglos xix y xx.
    si a españa le hubiera ido de otra manera, los nacionalismos no tendrían la fuerza que tienen hoy.

Los comentarios estan cerrados.