Ponga un Obama en España

Barack Obama, le ha hecho recientemente una crítica a Hillary Clinton, diciendo que un Presidente ha de unir a la nación y no dividirla (como ha hecho, a partir de 2003 George W. Bush, o según él, podría hacer Hillary Clinton).

En Estados Unidos, es muy importante la idea de que el Presidente lo ha de ser de todos; de Republicanos, Demócratas, Conservadores, Libertarios, etcétera. Incluso llevando a cabo su política, ha de hacerlo tendiendo la mano a los adversarios, tratando de ser «un Presidente de todos». Precisamente por ello, en general los Presidentes de Estados Unidos tratan de ser transversales; generalmente tienen valores de uno y de otro lado, o incluso, nombran secretarios del Gabinete del otro partido.

Lo mismo pasa en Francia con Sarkozy.

Y miro a España y me da vergüenza. Me da vergüenza la calaña de políticos que tenemos. Me da vergüenza mi Presidente, porque divide al País entre buenos y malos, y encima va de que no lo hace. Me da vergüenza la Oposición, porque divide al país pidiendo que el Gobierno siga la política que la Oposición dice. Me da vergüenza cómo ambos se dedican a tirar basura a la otra mitad del país…

Me da vergüenza. Me avergüenzo de Rajoy, al que aún no le he escuchado admitir que el Gobierno haya hecho algo bueno. Me avergüenzo de Zapatero, el que dice «que nunca ha aprendido nada de la Derecha». ¿Y este es el Presidente de todos? Porque aquí esta la doble moral de la Izquierda: El otro día, hablando con cierta persona que tiene cierta influencia en el PSC, me dijo que qué envidia tenía de la Derecha francesa, porque Sarkozy reconocía que había aprendido cosas también de pensadores de la Izquierda, no como la Derecha en España. Le pregunté que qué opinaba entonces de que Zapatero dijera que no había aprendido nada de la Derecha nunca, y dijo que no era lo mismo.

Me da asco la doble moral de todos, de unos y de otros; esa necesidad de no ver lo bueno que tienen los adversarios, el creerse con la razón absoluta (y ahora decidme que eso no vale tanto para unos como para otros).

Se dice que cada país tiene los políticos que se merecen.

Yo creo que no. Que nos merecemos otros políticos, y lo sabemos. Pero no sabemos exactamente la manera de quitarnos a estos de encima.

Así que, sí, tengo envidia de esa busqueda de la «Transversalidad» de los candidatos presidenciales en USA. Quiero un Barack Obama que al menos «intente» unir a este país que, cada día más, deja de ser una España y pasan a ser dos…

Ojalá aprendieran. Zapatero, Rajoy, y la respectiva cohorte de Pepesblancos, Acebes, Sopenas, Losantos, y Gabilondos que tienen detrás suya.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (9)
  1. O sea; que en Barack Obama hay más…¿continente que contenido?

    Saludos

    Javi

  2. Me temo que en España gobienra lo más parecido a «un Obama» que hay en el mundo.

    Pide un Lincoln.

  3. Sí, pero no está claro que la derecha más conservadora le hiciera la ola a la hora de votar…se tendría que poner a un VP muy conservador…

    Saludos…

    Javi

  4. Apuesto por Giuliani :-) su gestión en NY fue impresionante.

  5. Pues creo que tienes mucha razón. No te la doy completamente porque creo que tengo mi parte de radicalismo… jeje

  6. No debería responder, o pensarás que soy una mosca cojonera: pero creo que el PP es mucho más digno que el PSOE (dónde va a parar), y que Acebes es un activo político formidable, por poner un ejemplo.

  7. Te he dejado un premio en mi blog. Un saludo.

  8. habría que empezar por ir refundando todos los principales partidos, pero no con la gente que ya los habita, sino con gente joven aunque sobradamente preparada como nosotros. gran artículo, Javi

  9. Pues no te falta razón.

    Salvo que, para mi, y recalco esto, PARA MI, peor que ZP, ninguno.

    Salud.

Los comentarios estan cerrados.