Europa más azul

Ayer tuvo lugar en Francia la Primera Vuelta de las elecciones legislativas.

Telegráficamente, para quien no sepa cómo funcionan estas elecciones:

La Asamblea Nacional, tiene 577 diputados. Cada diputado representa una circunscripción (es decir; circunscripción uninominal). Se eligen por sufragio universal, con un sistema a dos vueltas.

En la Primera Vuelta, cada elector vota lo que le da la gana. Si alguien gana las elecciones en ese distrito con la mitad más uno de los votos (y esa mitad más una de los votos representa al menos al 25% de la gente que puede votar), aquí se acabó todo, y el escaño es suyo.

Si ninguno ha obtenido la mitad más uno de los votos, se pasa a la Segunda Vuelta, que será en una semana. Pero ahora no pasan todos. Sólo pasan aquellos que hayan obtenido unos votos que impliquen el 12.5% de los electores inscritos.

O sea; que ahora habrá una segunda vuelta en algunos sitios, y en otros, no.

Sobre los resultados, primero hacer notar la abstención, casi del 40%; lo cual contrasta con la enorme movilización que hubo en las Presidenciales de hace un mes. ¿Por qué? Yo creo que por dos razones:

1.- En política, cuando la cosa está muy clara, la gente se desmoviliza. Y la cosa estaba clarísima en estas elecciones.

2.- Por otro lado,la gente se moviliza cuando puede haber un cambio real de poder. Como pasó en las Presidenciales. En las legislativas no sucede eso porque, por un lado, el Poder está bastante más desdibujado (es mucho más claro el poder que le das con tu voto al Presidente de la República), y por el otro, vuelvo a decir que las elecciones Presidenciales fueron tan participativas por Sarkozy. Ya fuera a favor del ahora Presidente o por «Tout sauf Sarkozy», ahí se votó en masa.

El estado de Gracia que tiene Sarkozy, sigue intacto, y la desmoralización de la Izquierda, también sigue intacta.

La Mayoría Presidencial (UMP 39,54% + aliados 2.37%) ha obtenido un 42% de los votos, que podrían ser, si extrapolamos estos resultados a la Segunda Vuelta, entre 405 y 445, de 577. Y han sido elegidos directamente (es decir; cancidatos que han obtenido más del 50% de los votos y no tendrán que ir a segunda vuelta) casi 100 diputados.

Los Socialistas, digan lo que digan, mal. Muy mal 24.73% de los votos. Y extrapolando, llegarían a tener entre 100 y 140 diputados de 577. Por elección directa, han conseguido 1 diputado.

El Tercero en Discordia, Bayrou tiene un honroso 7.61% de los votos, y veremos qué pasa en la Segunda Vuelta allá donde se presente.

Frente Nacional, Verdes, y PCE, obtienen menos de un 5% cada uno. Todos con posibilidades de escaño, pero políticamente poco significativo.

Es curioso; cuando los dos Partidos con posibilidades reales de Gobierno muestran deferencias claras de modelos, a la hora de tocar poder real y directo, entonces se dispara su proporcion de voto en detrimento de los pequeños. Como sucedió en las Presidenciales. En la Primera Vuelta, la suma de los dos grandes partidos consiguió un porcentaje mucho mayor de voto que en lo que suele ser normalmente una Primera Vuelta…

En suma. A espera de la Segunda Vuelta, puede ser que 2/3 de la Cámara sean de la Mayoría Presidencial. La Izquierda sigue sin referentes. Ahora que han pasado las elecciones que tenían que pasar, es el momento de mirar para dentro, y arreglarse. Tiempo tienen, y hace falta. En todo gran país, hay dos piernas; la Izquierda y la Derecha. Para caminar hacen falta las dos, bien fuertes.

Sarkozy pidió tener manos libres. Francia se lo ha concedido. Ahora, a esperar a la Segunda Vuelta.

En Bélgica han ganado los Democristianos, que parece ser que gobernarán con los Liberales.

En suma. Europa, gira a la Derecha. Tenemos una Europa más azul. Y yo que me alegro.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (2)
  1. Jejejejee, me ha gustado el símil.

    Digamos que el resto de partidos son los que terminan de dar equilibrio a ese cuerpo. Las dos piernas hacen que vaya la cosa para adelante.

    Pero si otras partes que no son las piernas (el corazón, el hígado, partidos nacionalistas, partidos de centro, ecologistas, etcétera), no funcionan también bien, y encuentran su sitio y su acomodo, tampoco se podrá avanzar con paso firme hacia adelante.

    (Qué poético me ha quedado)

    Saludos.

    Javi

  2. estoy de acuerdo con lo de que todo país que quiera caminar necesita dos piernas bien sanas. ahora bien, me parece que habría que añadir una tercera pierna: la que en francia forman bayrou y las opciones periféricas (frente nacional, ecologistas, comunistas, etcétera), y en españa izquierda unida y los partidos autonómicos.
    se admiten chistes: esa tercera pierna es la de la fertilidad. porque es cierto que con dos piernas basta para caminar. pero la tercera ayuda a señalar la dirección a seguir, y evita que las otras dos se despisten demasiado…

Los comentarios estan cerrados.