¿Ocaso del Imperio?

David Walker, es el Director de la Oficina de Contabilidad del Gobierno USA (GAO).

El GAO es lo más parecido a una oficina objetiva que se pueda pedir. Y este buen señor tiene un cargo que es «bipartisan»; es decir, no es republicano ni demócrata, si no que está por encima de la lucha partidista.

Pues bien; Walker ha presentado un informe en el que pinta las cosas muy feas en un escenario a medio-largo plazo para el Estados Unidos; dice que hay un déficit fiscal galopante debido a varios factores: Guerra, Sanidad, Inmigración, amenazas medioambientales, etc.

Con respecto a la la Sanidad y los Servicios Sociales, dice que «con la jubilación inminente de la generación del baby boom, los costes de la asistencia sanitaria creciendo en espiral, las tasas de ahorro cayendo en picado y una creciente dependencia de los prestamos extranjeros nos enfrentamos a riesgos fiscales sin precedentes?.

Sobre el terreno militar, dice que el descenso de las cifras de alistamiento es preocupante, hasta el punto que muchos soldados tienen que ir varias veces a Irak, o pasar 12 meses en casa, y 15 en el Frente. (De hecho, se ha empezado a comentar por fuentes cercanas a la Casa Blanca, que es una posibilidad el restablecimiento del reclutamiento militar obligatorio). Y aparte, está el problema económico: el dinero en guerras es «excesivisimo»….con tantos frentes abiertos (Irak y Afganistan, como mínimo, y Guerras por venir y mantener la Defensa)…

Total; que el cuadro que ha presentado es feo, muy feo. Habla de que lo que puede pasar a medio-largo plazo, es que en USA se encuentren con subidas enormes de impuestos, reducción bárbara de los servicios sociales, y venta de deuda publica americana por parte de gobiernos extranjeros (recordemos el otro dia a China, diciendole a USA que no se pusiera tonta, que si no vendía 900 mil millones de bonos USA, y hundía el dolar…) En suma; el Señor Walker viene a decir que USA va hacia una explosión de la Deuda.

La conclusión final que saca, es que la situación general Americana, se parece a la del Imperio Romano, cuando se acercaba su ocaso. Entre otras, ?la declinación de los valores morales y de la civilidad política en el país, y la presencia militar excesivamente extendida y confiada en países extranjeros, así como la irresponsabilidad fiscal del gobierno central?. Casi nada.

Este señor me recuerda un poco a mí a José Barea, que fue Director de la Oficina Económica de la Moncloa con Aznar, que tenía también ese toque «agorero» a largo plazo…

De todas formas, Walker también habló de lo que hay que hacer para evitar todo esto: Más infraestructura física. Miles de millones de dólares para modernizarlo todo; autopistas, alcantarillado, aeropuertos, etcétera. Pero el problema (para él), es que esos miles de millones, se usan en guerras, llevando a que las «infraestructuras y servicios público», cada vez sean peores y tengan menos calidad, lo que llevaría a que la «construcción Imperial» se derrumbe por su propio peso.

Personalmente no estoy totalmente de acuerdo con ese análisis; porque creo que hace falta algo más que 8 años de Bush para que USA deje de ser el Imperio…

Hace unos años, con Clinton, la Pax Americana estaba en el Mundo, había un superavit, y America era la única Potencia.

Un ocaso de un Imperio, no viene de un día para otro (creo yo).

De todas formas, han sonado otras alarmas. El Banco Internacional de Pagos, que reúne a los bancos más importantes del planeta, habló de los posibles problemas mundiales con los que nos podemos encontrar. Por ejemplo, una ola inflacionaria general, o más desequilibrios en el comercio internacional, o el descenso del PIB del mundo.

Todo viene a colación, al final, del tema de las Guerras, y si la Guerra contra el Terrorismo, tal y como está enfocada, se puede pagar, o no. USA ha tenido otras guerras, pero económicamente, las guerras y las posguerras las manejan mejor los Presidentes demócratas que los republicanos, simplemente porque a los demócratas se les subleva la población «trabajadora», menos. Y esto, creo yo, es fundamental. Porque en una guerra y una posguerra, o tienes a la masa social contenta, o mal, muy mal…

De todas formas, si he de elegir entre que el Imperio sea USA, o sea China, de calle, me quedo con USA.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (6)
  1. A mi también me preocupa que el imperio a elegir sea islámico o islámico.

  2. Me parece un asunto verdaderamente interesante, sobre todo desde el punto de vista de la estructura moral del planeta: alguna diferencia entre Estados Unidos y China existe. (Por si la ironía pasó desapercibida: todas las diferencias existen.)

    No obstante, me gustaría conocer si David Walker ha realizado previsiones anteriores de la misma envergadura, y si esas previsiones han demostrado ser más o menos ciertas. Dicho sea de paso, Walker me hace pensar en Kevin Phillips, quien sostiene una teoría semejante: afirma Phillips que la política militarista imperial estadounidense, así como el fanatismo religioso de buena parte de ese país –palabras suyas, no mías–, conducirán al ocaso de los viejos Estados Unidos de América. Dos premisas: el petróleo y la malevolencia religiosa. Me huele rancio.

    Al margen de si ambos autores llevan razón o no, sería interesante entrar en algunos de los detalles. Durante las últimas décadas Estados Unidos ha asumido siempre la iniciativa militar en defensa de los valores occidentales de libertad individual y mercado sin restricciones, por reducirlo un poco, y yo he pensado últimamente en lo sorprendente que ha resultado la Guerra de Irak: Estados Unidos se ve forzado a invertir ingentes cantidades de dinero, así como infinitas vidas y esfuerzos humanos, en apoyo de un estado de cosas global que beneficia a todo el mundo. Lo que quiero decir es que pienso que los países… los países cobardes… que no han adoptado una actitud verdaderamente activa en la lucha global contra el terrorismo son parcialmente responsables, o responsables éticos, de la dispersión del cáncer terrorista ? tiránico islamista por el mundo. Idea ésta que no pone en cuestión las previsiones ni de Walker ni de Phillips, sino que discute las causas morales: el error, de haberlo, no es responsabilidad exclusiva de USA.

    En fin, si Estados Unidos sucumbe los cascotes caerán sobre las cabezas de todos nosotros: lo cual es magnífico. A fin de cuentas nos limitaremos a desembolsar el precio que les hemos escatimado durante tanto tiempo.

  3. Yo es que al imperio gringo pendejo le tengo MUCHA manía y a un futurible dominio chino… no opino por ignorancia.

    En todo caso… que caerse no se caiga nadie, sean cuales sean nuestras filias o fobias, que mucha gente se hará daño y nosotros también.

    Y sirva el jaleo de las hipotecas de riesgo como ejemplo.

    Nuff Said.

  4. Xavi:

    Es muy interesante la idea que propones: ¿Hasta qué punto el sistema americano «per sé» puede llevar a problemas fiscales?

    Pienso que no, principalmente por dos razones; una «de forma de ser» y otra histórica.

    Veamos. En el sistema americano, el tema de la división extrema de poderes, lo usan precisamente para eso. Creo que fue en el Federalista, donde dijeron eso de «Contrarrestar la Ambición con la Ambición.» Por eso hicieron ese complejo sistema de Check and Balances, en el que todos los poderes se controlan entre sí. Por tanto, ahí está el Congreso para que el Presidente no se pase, y Viceversa, y El TS para lo mismo.

    Eso por un lado.

    Por otro lado el tema de que el sistema sea federal puro, con competencias «casi clarísimas», de cada uno de los entes, hace que el control se autoejerza entre ellos (aparte de que creo que puede haber control federal de ciertos gastos estatales y viceversa).

    Entonces, resumiendo, digamos que en el Sistema Americano, lo que se hace es repartir la gente que «tiene el dinero», y poner a vigilar a todos contra todos. (Aparte de que en USA la sociedad Civil funciona).

    Y el tema histórico es el siguiente: USA económicamente no va mal desde una perspectiva estructural; quiero decir que Clinton dejó superavit; por tanto, esta crisis la veo más como una crisis «de Presidencia», más que una crisis de sistema.

    Porque sea el que sea el próximo Presidente, va a variar la política con respecto a la Guerra contra el TErrorismo; porque ahí es donde se va más dinero.

    Y (creo), que habrá mayor inversión pública en infraestructuras; porque cosas como lo que ha pasado en Nueva Orleans, hace que haya «fuerte demanda social», de mejoras internas.

    En suma; pienso que es una crisis coyuntural, y no estructural de USA.

    Zporky:

    Pienso que el tema del islamismo tiene una fecha de caducidad de 15 o 20 años (me refiero al nivel que está ahora); pero si USA cae, quien tiene todas las papeletas de ser superpotencia (por tamaño, economía, industria, peso militar, etcétera), es China.

    Saludos

    Javi

  5. A mi más bien me preocupa que el Imperio a elegir sea Islámico o Islámico.

  6. Javi,

    En referencia a la política, pero sobretodo a la responsabilidad fiscal en EEUU me viene a la cabeza una idea que me he planteado otras veces, en el sentido que si es la fuerte combinación entre 1) división extrema de poderes (en comparación con los sistemas parlamentarios), 2) federalismo y 3) legitimidad democrática de muchos cargos electos y por tanto, muchas elecciones, lleva a unas políticas fiscales claramente populistas.

    Dicho de otra forma, me pregunto si el sistema político, su arquitectura constitucional, dificulta la responsabilidad política en temas impopulares, particularmente la política fiscal, debido precisamente a esa responsabilidad política tan difusa y dividida entre tantos actores políticos, todos ellos con una legitimidad democrática propia.

    Dejando otros factores a parte, como pueda ser la mayor capacidad de «manipulación» del elector debido al elevado número de procesos electorales, o las características de la propia sociedad norteamericana.

    Crees que dicha arquitectura institucional puede favorecer esa responsabilidad difusa?

Los comentarios estan cerrados.