Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Mi Gobierno ideal

España es un país donde todo el mundo tiene una selección ideal, y una política perfecta. Somos así, y no podemos evitarlo.

Pues bien; he extrapolado lo mismo al Gobierno. ¿Quienes han sido para mí los mejores titulares de carteras ministeriales (o Presidenciales) de la Democracia?

Decir que para hacer esta lista, sólo me he puesto un par de condiciones: Que hayan sido ministros del ramo, y que hayan ejercido en Democracia.

(Por cierto; es mi lista, mía, y cada uno tendrá la suya; pongo los nombres en función de lo que yo considero que ha sido eficacia en su labor, no cercanía ideológica; y habrá gente que pensará en otros nombres: es la gracia del tema).

Presidencia del Gobierno: Leopoldo Calvo-Sotelo.
Vicepresidencia del Gobierno: Alfonso Guerra
Ministerio de Asuntos Exteriores: Francisco Fernández Ordoñez
Ministerio de Defensa: Manuel Gutierrez Mellado
Ministerio del Interior: Jaime Mayor Oreja
Ministerio de Economía: Rodrigo Rato Figaredo
Ministerio de Justicia: Enrique Múgica Herzog
Ministerio de Fomento: Josep Borrell
Ministerio de Industria: Josep Piqué
Ministerio de Sanidad: Ernest Lluch
Ministerio de Trabajo: Manuel Pimentel
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Loyola de Palacio
Ministerio de Educación: Pilar del Castillo
Ministerio de Administraciones públicas: Félix Pons
Ministerio de la Presidencia: Francisco Álvarez Cascos
Ministerio de Cultura: Carmen Alborch

Ministerios exóticos o que existen desde haace pocas legislaturas, los he omitido.

Seeguro que en algún nombre estaremos de acuerdo…

Con Ari Melber, de Politico.com

Post originalmente publicado en nuestracausa

Con Ari MelberAri Melber era la excepción con respecto al resto de personajes con los que nos entrevistamos en NYC. La excepción porque era el único que no «hacía», sino que «analizaba»; y eso le daba una libertad para mirar con cierta distancia, según qué cosas, que era de agradecer.

¿Qué decir de Ari Melber que no diga su curriculum? Corresponsal de Net Movement de The Nation, escribe para Politico, The Advocate, tiene colaboraciones con la CNN,Wall Street Journal, NBC, etc. En otras palabras; es una autoridad en esto de los movimientos sociales en la Red, y de su influencia en la política (sólo hay que echar un vistazo a sus últimas columnas)

Por eso, esa cena fue para mí de las más interesantes que tuvimos; porque teníamos a alguien que de primera mano, estaba dentro de «todas las salsas», no específicamente en ésta o de aquella.

La conversación fue muy afable y relajada; como estuvimos bastante tiempo pudimos hablar de todo un poco, y nos dio bastante información muy interesante, que complementa mucho de lo dicho por otros contertulios que tuvimos en el viaje.

La primera idea que nos dió fue la de que el concepto de votante-consumidor (compro el político que más me gusta o que más se parece a lo que me gusta), está muriendo a favor del político que es capaz de hacer y modificar sus patrones políticos según la opinión razonada de sus seguidores. Ahora que la gente quiere participar más directamente, un político no puede «desentenderse» del feedback que recibe por parte de sus ciudadanos. Y ese feedback se produce gracias a Internet que hace que se amplíen, hasta no sabemos donde, las posibilidades de participar en política.

La campaña de Obama, más que ninguna, ha demostrado que ahora todo el mundo puede participar, dar su opinión y ser útil; es más fácil que nunca, y se puede(podrá) participar a casi cualquier nivel. Por tanto, a partir de ahora (entiéndase ésto con perspectiva), el grado de participación depende de cada ciudadano. En otras palabtras; la tecnología está haciendo cambiar la mentalidad sobre la participación política. Al hacer la participación más horizontal, más fácil y por tantos canales distintos, también ha de cambiar de algún modo la relación de los políticos con la Sociedad. Y los políticos más avezados terminarán poniéndose las pilas al respecto; Y ponerse las pilas, no es poner un Facebook, un par de vídeos de Youtube y un Twitter: es el verdaderamente dialogar con los ciudadanos; un verdadero feedback. No consiste en tener un Twitter: consiste en usarlo para escuchar y responder a la gente que le haga preguntas.

Otra clave fundamental que nos dió ( y ésta, creo yo, es fundamental) es que el exceso de simplificación de las ideas del contrario, o el exceso de crítica, es contraproducente, porque aparte de movilizar «al otro lado», crea un movimiento de simpatía en los indecisos; en otras palabras, un exceso de crudeza puede repercutir negativamente en tu propia campaña, porque la gente no es tan «plana» como a veces los estrategas políticos piensan, y ahora huyen más de la simplificación y la brocha gorda. El ejemplo más claro de eso ha sido la Prop 8.

La Prop 8 era una proposición de Reforma de la Constitución del Estado de California, que explicitaba que el matrimonio sólo podía ser contraído entre un hombre y una mujer. En otras palabras: prohibía constitucionalmente el matrimonio homosexual; por tanto quien estaba a favor de la Prop 8 estaba en contra de que el matrimonio gay fuera considerado «matrimonio».

La gente que estaba en contra de la Prop 8 hizo una campaña en la que simplificaba en exceso las ideas de los que estaban a favor de ella (como en los divertidos anuncios inspirados en los de Apple vs. Microsoft; como éste o éste otro)· Según Ari Melber, ese exceso se simplismo hacia las ideas a favor de la Prop 8, fueron las que hicieron que un estado como California, votara a favor de esa enmienda constitucional. Esa ha sido una importante lección a aprender.

De todas formas, con respecto éste tema, hay otro factor importante a destacar, que es la heterogeneidad del pueblo americano (había mucho pro-Obama negro que estaba a la vez a favor de la Prop 8), que se mueve más por «temas especificos» que por el todo o nada al que estamos acostumbrados aquí; además de que allí tienen (como en Francia) elecciones cruzadas, con lo cual puedes atinar mucho más a la hora de votar matices.

Y para terminar destacar que Melber, al igual que en el resto de encuentros que tuvimos en NYC, afirma que hace falta detectar y reclutar a buenos coordinadores y motivadores de campaña, para «mantenerla viva y hacerla cada vez mas fuerte», ya que las cosas por sí solas, en la mayoría de los casos, no salen.

Cuando terminamos la conversación, reafirmé la idea de que la Campaña de Obama ha supuesto un paso adelante, sin retorno, para el diálogo real entre Política y Sociedad.

[Shortpost] Meneame.net o Cómo hacer la ola a Zapatero a base de Clicks

Si uno va cualquier dia a la portada de Meneame.net, se encontrará de que hay muchísimas (pero muchísimas) más notícias críticas al PP que al PSOE. Podéis probarlo cualquier día, a cualquier hora. Y si entrais en las noticias por menear, vereis como las noticias críticas al PSOE, tienen muchos votos negativos, o están directamente en las «descartadas».

Cada vez que hay una noticia crítica al PP, sube como la espuma; mientras que aquellas que son críticas al PSOE, como al cabo de poco tiempo tienen un gran número de negativos, rápidamente quedan descartadas.

Es un poco el efecto Obama que pasó en el Digg que preparó su equipo, que hizo que las preguntas complicadas o críticas al ya Presidente, fueran casi siempre descartadas.

Ésto sucede por lo siguiente: Cuando hay una noticia mala para el PSOE rápidamente tiene muchos votos negativos, lo que hace que sea muy dificil que suba a las noticias destacadas.

El efecto viral que tiene el hecho de que en meneame.net hayan tantas noticias negativas (que se esparcen rápidamente) hacia el PP y tan pocas hacia el PSOE, pienso que viene  porque en el lado progresista (desde hace tiempo), tienen un buen equipo-movimiento detrás coordinando según que cosas (coordinar no implica que sea una orden directa del Partido), por medio de un buen equipo de influentials que están muy en relación entre ellos. Chapeau al lado progresista del río ideológico…Se organiza y actúa mucho mejor que el lado de la Derecha.

Luego, si los de la Derecha veis y os quejais de tantas noticias negativas, quizás es que tenéis que tomaros un poquito más en serio la estrategia general online, y la coordinación de vuestros simpatizantes o cercanos.

Internet cambiará la política de confidencialidad y contratación en las empresas o El video del Gran Wyoming

No voy a decir lo que me parece el Gran Wyoming, porque sería abundar en lo evidente. Pero sí me gustaría hacer algún comentario sobre las consecuencias de lo sucedido; el efecto viral/meneame que está teniendo esto.

Para resumir someramente: Resulta que ha salido un video del gran Wyoming echandoles una bronca de muy malas maneras a una becaria, diciendo que le da igual que la becaria gane 300 euros y tal…algo feo vaya. Y en Meneame ha subido como la espuma.

Ahora, la Sexta está en una situación, porque o bien hace algo, o dice que todo era una broma; pero en cualquier caso, es un sapo.

Bien; quiero abstraerme un poco del tema específico de Wyoming e ir un poco al general.

Ahora estamos en el punto en que cualquiera, con un ordenador y un influential al lado, puede socializar viralmente este tipo de cosas «jugosas», de injusticias de empresas, jefes que se «cuelan», etcétera (sea verdad,mentira o media verdad).

Imaginemos: Yo trabajo en una empresa y grabo a mi jefe haciendo algo totalmente legal, pero muy feo y que compromete al prestigio de la empresa si ella no actúa. Eso, que en cualquier otro tiempo no hubiera supuesto nada, porque hubiera sido dificilmente «esparcido socialmente», solo necesita de un influential cercano que se interese por el tema y lo «menee» en condiciones, y ya tenemos un tema socializado, y un problema para la empresa, cadena de televisión, etc.

Dado que en el mundo en el que vivimos ésto le puede pasar a cualquier empresa: ¿Cómo puede la empresa luchar contra ello? Obviamente a priori y no viceversa; por tanto con medidas de prevención.

Probablemente una de las primeras opciones de las empresas es hacer más fuertes las cláusulas de confidencialidad añadiendo en ellas todo lo habido y por haber…pero eso no es lo suficientemente efectivo.

Otra opción sería tratar de atajarlo con tecnología (haciendo tecnológicamente difícil grabar o sacar información o imágenes)…pero incluso asumiendo que eso sea posible y barato para las empresas, el poder de lo escrito en un blog es casi casi igual de fuerte, con lo que tampoco es una solución.

La tercera opción sería extremar el cuidado a la hora de la política de contratación y remuneración, para estar seguros de que aquella gente contratada sea «fiel» a la empresa y no irá enseñando la ropa sucia por ahí fuera (cosa totalmente imposible porque por muy fiel que sea uno a una empresa si tiene un mal jefe o una mala situación, esa persona se quemará, como todo el mundo).

Y por último, la cuarta, la más complicada, es asegurarse «desde arriba» de que en la medida de lo posible, no se dé pie a situaciones que hagan que se llegue a la situación de que el trabajador quiera «jorobar» a la empresa via video, post en blog o lo que sea…y que por otro lado…no haya nada que grabar o que contar, porque esas cosas no suceden. Y si sucede, la empresa en cuestión es la primera que por su propio prestigio debe de actuar rápidamente tomando medidas para «arreglar» la situación.

Personalmente opino que la solución es un mix de todo lo dicho, pero empezando por el cuarto punto, que es la madre del cordero: En general, mientras más satisfecho (o menos maltratado) esté el trabajador, menos razones para «grabar un video de Wyoming haciendo el animal» habrán. Pero también asegurando unas muy buenas causas de confidencialidad, una mayor seguridad tecnológica para impedir la fuga de datos facil y gratuita, y una oficina de Recursos Humanos potente, que analice bien a quien contratar y a quien no, y de cómo mantener al personal de la empresa sin necesidad de llegar a esos extremos.

Porque por ser justo, hemos de tener claro que también hay trabajadores a los que les gusta jorobar a su empresa/jefe por deporte, y para evitar eso también hay que extremar el cuidado y las formas, y tener cuidado con la política de contratación.

Total, que ahora la pelota está en los departamentos de Recursos Humanos, que son los que tienen que luchar porque estas situaciones no se den, porque de ahora en adelante, esas situaciones, si se dan, siempre se terminarán por filtrar, con los problemas de imagen y legales que puede conllevar para la empresa en cuestión.

Actualización

Con respecto al video de Wyoming: al final el video es un Fake. Se la han metido bien a Intereconomía. Reconozco que yo creí que era cierto. Chapeau a la Sexta.

Conversando con Josh Levy, de change.org

Este texto lo he posteado originariamente en el blog en el que participamos los 5 que viajamos a Nueva York «Nuestra Causa»

«Josh Levy sabe mucho sobre esto de la Red 2.0, y se nota; y no sólo por el impresionante curriculum que tiene (ha trabajado en Personal Democracy Forum, Tech President, y sus análisis han sido utilizados por medios como el New York Times, Washington Post…) o porque trabaje como Managing Editor de Change.org.

Lo notas de verdad cuando hablas con él; que tiene experiencia real; que ha probado cosas, unas le han salido bien y otras mal, pero de todas ha aprendido mucho. Y lo que es mejor; a pesar del hecho de que es una institución de lo 2.0, es una persona totalmente afable y sencilla.

Quedamos con él en una cafetería de Brooklyn (cafetería llena de Macs, por cierto), y después de presentarnos, entramos en harina.

Lo primero que Josh nos dijo es que para organizar un movimiento social en la Red, se ha de luchar por una causa «tangible»; dicho de otra forma, un movimiento para que «el mundo sea más feliz» no va a tener tanta gente motivada, implicada y participando activa y con cierta continuidad, como aquellos movimientos que luchan por algo específico (En contra de la Prop 8, para conseguir poner a Barack Obama de Presidente, para que bajen 20 céntimos el precio de algo…)

E incluso si se quiere hacer un movimiento para que el mundo sea mejor, se ha de hacer paso a paso, con «carrots», objetivos cuantificables y alcanzables, y que pueden ser un éxito «tangible» detrás de otro (Conseguir una Ley para que en los centros de las ciudades no se pueda usar la bocina, luego conseguir que se aumente en un 15% el espacio verde en la ciudad, o que se derogue la ley ambiental tal o cual…). Es importante destacar que estos «carrots» no surgen solos…Hay que idearlos y lanzarlos.

Una vez que se tiene claro el objetivo, viene lo más importante: Se ha de crear una estructura de apoyo a la causa. Y eso no suele pasar por «generación espontánea»; se ha de crear una estructura económicamente viable y estable, que tenga un plan razonable para mantener la causa hasta que se consiga; y además  ha de haber gente detrás organizando el movimiento para que se canalice correctamente. Ésto no implica que la estructura haya de ser vertical y rígida; pero la idea de que la red por si sola se «autoorganiza», en la mayoría de los casos es más poesía que realidad.

Y esa estructura pasa por tener una serie de personas que actúen como «correas de distribución y de fidelización» con el resto individuos suceptibles de participar en la causa; unos buenos «bloggers» que cumplan una serie de condiciones:

1.- Han de tener un conocimiento amplio de la causa. Si van a escribir sobre una causa y tratar de motivar sobre ella, ha de ser gente que tenga conocimiento sobre ella.
2.- Ha de tener CONSTANCIA. Esto es fundamental. Las causas, para que funcionen, han de tener una continuidad a la hora de motivar
3.- No han de ser imparciales ni objetivos. No van a hacer una columna de opinión; van a motivar; y para motivar has de hacer ruido, ser «excesivo»
4.- Ser muy activo a la hora de interrelacionarse con aquellos que participan en la causa: Ser activos en los blogs y twitters de otras personas, comentar, responder, etc, y en la medida de lo posible, interrelacionarse no solo en el mundo online.

Esos bloggers, son quizá la pieza fundamental de la causa, porque son los que serán capaces de mantener viva la causa y hacerla crecer.

A la hora de formular una causa, es fundamental tener en cuenta el peso de los conceptos de tiempo y de constancia; la constancia y el que pervivan algunas iniciativas en el tiempo, aunque no tengan mucha gente en un momento preciso, es fundamental, por dos razones: 1) se ha de tener olfato a la hora de elegir causas suceptibles de mejorar en un momento dado. (A lo mejor hoy una causa sobre los perros agresivos no tienen muchos apoyos, pero en algún momento la tendrán) 2) Causas llaman a otras causas.

En suma; lo que nos vino a explicar Josh Levy, fue que para que una causa verdaderamente funcione, requiere de un plan de acción claro y «accountable» desde una perspectiva continua; hacen falta carrots que permitan seguir andando, y hacen falta buenos influentials que fidelicen y movilicen a los individuos suceptibles de participar en la causa.

Fue un café de lo más enriquecedor…»