Posts Tagged ‘ politica

El problema comunicacional (y psicológico) de Rajoy

Rajoy tipo curioso; es alguien capaz de conseguir el resultado contrario de lo que se supone que se propone, y a pesar de ello, hacer como quien oye llover. Cuando se anuncian más de 6 millones de parados, no aparece; las ruedas de prensa, cuando no puede evitarlas; y cuando las hace, no dice nada…auténticamente loable… Cada vez que pasa algo, ya sea malo o muy malo (lo bueno está por ver), o no aparece nadie, o aparece algún Secretario de Estado al día siguiente para aguantar el chaparrón.

Esa estrategia, bastante francesa por lo demás, de estar muy por encima del Gobierno para no quemarse, en el caso de nuestro Delegado del Gobierno en el Reino de España, le ha salido al revés: está tan ausente que clama al cielo, y se le culpa de todo. El problema, es que en el modelo francés, el Presidente usa a los ministros como fusibles; pero Rajoy (que recordemos, nunca ha destituído a nadie), los mantiene porque supongo que le sabe mal el dar el mal rato de destituir a alguien…Liderazgo; liderazgo puro; vaya.

En aquellos buenos tiempos en que nos quejábamos de Zapatero (y yo el primero), por su hiperliderazgo, hiperpresidencialismo, hiperexposición, hiperhistrionismo, e hiperetcétera, a él se le hacía responsable de todo, de lo bueno y de lo malo, porque era todo era él.

Con Rajoy, ahora tenemos el mismo efecto (o más), haciendo exactamente lo contrario: No tenemos un Presidente del Gobierno; tenemos a lo sumo un Secretario General Técnico de la Presidencia del Gobierno pro tempore, pero sin el pro-tempore.

Esa estrategia de no aparecer para no quemarse, si vemos el Interbarómetro que ha sacado el Centro Iberoamericano de Pensamiento Público, ha tenido el efecto contrario: Si veis esta gráfica, la figura de Rajoy lidera todas las críticas a todos los temas, excepto Educación, que se lo lleva Wert, y Sanidad y Empleo, que lo comparte con sus ministras.

Evidentemente, la estrategia de Rajoy es contraproducente…la pregunta que me hacía es hasta qué punto influyen las Redes Sociales en que esa política comunicacional sea contraproducente; pero las Redes sólo magnifican lo que hay. Y la sensación de que no se sabe adónde va este Gobierno en lo económico más allá de recortar cuando lo ordena la Gerencia, está por todas partes.

Yo creo que el problema de Rajoy personal, psicológico, le hace tener alguna virtud y muchos defectos para estos tiempos.

La virtud: Aguanta. Aguanta lo que le echen. La Gerencia Alemana puede estar tranquila: terminará su mandato. Eso sabe hacerlo.

Los defectos (entre otros): La falta absoluta de empatía con lo que le pasa a su Pueblo, hasta límites impudorosos (lo que a la Gerencia Alemana le parece muy útil, por lo demás), su incapacidad para destituir a alguien (porque le sabe mal perder el cariño de sus amigos), y su falta absoluta de liderazgo, cuando hace falta que el Presidente sea Presidente y no funcionario gris.

En suma; yo no sé (honradamente) si Rajoy sabe lo que implica ser Presidente del Gobierno. Pero viendo su política de comunicación, veo que entiende la Presidencia como una plaza de Registrador de la Propiedad: una vez conseguida la plaza, a firmar y a dormir.

Dicen que en los peores momentos sacamos lo mejor de nosotros mismos. Rajoy es la muestra de que en los peores momentos sacamos nuestro verdadero carácter; en el caso de Rajoy, esperar a que la cosa se arregle sola, porque su trabajo (llegar a ser Presidente del Gobierno), ya lo ha hecho…

El avispero venezolano (I)

VenezuelaPara entrar a comentar un poco todo lo que está pasando en Venezuela, me gustaría dejar sentadas lo que para mí son una serie de bases para que se comprenda mejor mi razonamiento.

1.- El chavismo era inevitable en Venezuela. Más tarde o más temprano; de la mano de Chávez o del Chavo del 8, era inevitable que en esa caricatura de democracia que había en Venezuela antes del 98, hubiera un movimiento que diera voz y que articulara a las enormes masas de clases populares (muy, muy populares; mucho más de lo que nos podemos imaginar aquí), que estaban de facto, fuera del sistema.

2.- En un principio (y repito; en un principio, en el principio del Chávez Presidente), una parte de las clases media-altas y altas de Venezuela no veían con malos ojos a Chávez, ya que pensaban que podría aliviar una de las mayores lacras de Venezuela para esas clases: la inseguridad.

3.- Desde una perspectiva de justicia social, los avances de Chávez fueron incuestionables. En cuestiones económicas, de alfabetización, y de dignidad social, el chavismo hizo enormes avances (aquí podemos entrar en disquisiciones macroeconómicas, pero aparte de los números, la autopercepción que tienen esas masas es que ahora están infinitamente mejor)

4.- El rencor de clase existe. Ese clásico “a por ellos”, es algo que existe no sólo en las altas capas políticas, sino también en el funcionariado. Probablemente con raíces justificables por años y años de ser ignorados. Pero existe.

5.- Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos; ni un lado, ni en otro. Y hay lobos con piel de cordero en la oposición. Como en el chavismo. Y hay gente con sed de poder en la oposición. Y gente que no quiere pasar sed de poder en el chavismo.

6.- Una institución independiente, puede ser realmente independiente, o puede ser formalmente independiente. En España somos especialistas en ello. El independiente Tribunal Constitucional, por poner un ejemplo.

En Venezuela, el Consejo Nacional Electoral tiene 5 rectores. 4 de tendencia chavista y uno de la oposición. Y los resultados de sus decisiones, ya os podéis imaginar cómo pueden salir (por ejemplo, a la proclamación de resultados, hubo un rector que no fue porque no estaba de acuerdo; ya os podéis imaginar quien fue). Para que no quede duda, aquí copio lo que dice el Centro Carter, sobre el CNE en las elecciones de Julio pasado:

“. Sin embargo, al igual que todas las instituciones venezolanas en la actualidad, el CNE está profundamente afectado por el partidismo. Aunque en teoría los rectores del CNE fueron nombrados por su experiencia profesional, muchos venezolanos los perciben como individuos con fuertes afinidades partidistas. De los cinco rectores actuales, cuatro, incluyendo su presidenta, están vinculados, con distintos niveles de solidaridad, al gobierno de Chávez y uno a la oposición.

Esta politización ayuda a explicar el escaso entusiasmo con el que el CNE abordó algunos de los temas de la campaña (especialmente los vinculados a los reglamentos de la campaña), así como las inconsistencias en las acciones del organismo para hacerlos cumplir.”

(Informe del Centro Carter, sobre la supervisión de las elecciones de Venezuela de 2012, página 6)

Por cierto, sobre los Observadores Internacionales, el mismo centro dice:

“Sin embargo, a partir del año 2007, basándose en argumentos de soberanía nacional, falta de reciprocidad por parte de América del Norte y Europa y aumento de la confianza de los venezolanos en el sistema electoral, el CNE reemplazó la práctica de la observación internacional por la del “acompañamiento internacional”, invitando a individuos u organizaciones a presenciar las actividades correspondientes sólo al día de los comicios. … Este cambio en las reglas transfirió de manera efectiva las responsabilidades de monitoreo a los actores nacionales, tales como las organizaciones domésticas de observación y los partidos políticos.”

Teniendo en cuenta esto, el mismo Centro Carter, ha dicho hace unos días sobre sus informes que “Dado su rol de acompañante, que difiere del de observador electoral, dicho informe no incluirá una evaluación del proceso electoral en su conjunto.”

Sobre el Tribunal Supremo, aprovechando que había gente que debía estar jubilada o a punto de jubilarse, el 6 de Diciembre, la Sala Constitucional destituyó a siete magistrados que estaban a punto de culminar su periodo o habían solicitado su jubilación. Entre ellos estaban los más veteranos e independientes. Y a los nuevos miembros del Tribunal Supremo los elige la Asamblea Nacional (y aquí está lo importante: se eligen por dos tercios, hasta la tercera votación. Si no ha habido mayoría de dos tercios, a la cuarta votación se eligen por mayoría simple…Lo cual hace que para una mayoría sea interesante no pactar y esperar, ya que a la cuarta elige a los que quiera sí o sí. (Parecen españoles, eh?)

Por cierto; hasta el 11 de Marzo pasado, la Procuradora General de la República, quien constitucionalmente “asesora, defiende y representa judicial y extrajudicialmente los intereses patrimoniales de la República, y será consultada para la aprobación de los contratos de interés público nacional” era la la mujer de Nicolás Maduro.

7.- Hay una parte del sistema electoral de Venezuela que es de los más avanzados del mundo. Pero hay otra parte que puede ser facilmente manipulable, si tienes los resortes del poder. El sistema de recuento de votos puede ser cristalino; pero para la oposición el problema no está en ese lado, o no tanto en ese lado: Ellos hablan de que la gracia es el acceso al voto y quien vota (el hecho, por ejemplo, de que según dicen hay lugares donde hay más votos que votantes censados, esas fotos que podemos creer o no de personas con varias cédulas (lo que aquí llamamos DNI), rarezas a la hora de cerrar los centros de votación, etcétera.

8.- Hay muchas formas de hacer recuentos y auditorías. Una muy soft, una soft, una hard, y otra muy hard. La oposición quiere el recuento más duro posible, y el CNE (y el chavismo), no está por la labor (aparte de que dicen que es ilegal). Este es un buen momento para poneros un enlace a un video en el que explica el recuento que se hizo en 2004 en el Referéndum Revocatorio.

Y llegamos al día de hoy, del que hablaré en el siguiente post.

Por qué @policia es lo más destacable de la estrategia online pública

PoliciaEl tema del día hoy en la Red, es el éxito del Twitter de la Policía, gracias a un artículo en El País, donde nos dicen entre otras cosas que es la policía más seguida del mundo tras el FBI, con un nivel de Retweets que vaya, y con un porcentaje de críticas del 1%, que ya quisiera yo tenerlo en mi vida, ya sea online u offline…

Alguien en la Policía en estado de Gracia, decidió apostar por un especialista de la cosa de fuera de la institución para organizar esto la estrategia para su Twitter (quiero decir, para idearlo, para gestionar la implementación del gran proyecto, aunque luego haya mucha gente de dentro metida). Y digo en estado de Gracia, porque es muy, muy difícil, resistir a la inercia de “llevar estas cosas totalmente desde dentro” (y más en un cuerpo como este)

Hubiera sido muy facil hacer del Twitter de la policia un autentico coñazo (cosa que probablemente habría pasado si todo esto hubiera sido organizado y llevado exclusivamente por gente de dentro, sin intervención, ayuda, consultoría o consejos de gente del sector); podrían haber hecho un Twitter como el del Ministerio de Justicia, que de 700 tweets que tiene, 50 son de una retransmisión de un discurso de Gallardón….y cosas así.

Pero no lo son: dan información relevante, ayudan, hacen Retweets, mandan mensajes directos…son útiles (desde consejos sobre los mails de Nigeria hasta para los pobrecitos fans de Justin Bieber). Pero son útiles desde la perspectiva ciudadana, no desde la perspectiva de un Director General. Son útiles, no porque tengan un Twitter, sino porque tienen un Twitter que la gente sigue y usa. No es el qué (la Red Social); es el cómo (interacción con códigos propios del lugar y con información relevante para el lugar). Ya sea en un Twitter de la Policía, o siendo Papa, uno tiene que modular y hablar para la gente que le escucha; ha de decir cosas relevantes, ha de ser ameno….y ha de hacerlo en la forma en la que la gente que le escucha le pueda entender.

Todo esto es muy, muy útil a varios niveles: Aparte de la obvia función que tiene, y la publicidad que le da al cuerpo (a su función y a sus logros), no podemos olvidar que es una herramienta muy útil para que el ciudadano se acerque a la policía ya sea para denunciar algo, pedir información, etcétera (otra pata de la Escucha Activa, vaya).

Total; que el Twitter de la policía está funcionando tan bien, que algún genio de la política tratará de meter mano ahí (en forma de nombramiento, destitución, sugerencia, etc)…y ahí se acabará la magia…(un poco como lo que ha pasado con los informativos de TVE…cuanto más independientes y dejando a los que saben…mejor van las cosas. Cuantas más injerencias….ya vemos las cifras.)

En suma; es sin duda y de lejos, lo mejor de la estrategia online de toda la cosa pública en España. Algo que está muy bien…para variar. Espero equivocarme y que no se lo terminen cargando.

Aquí está lo que le faltaba al 15M

Un par de ideas rápidas:

Mucho se ha escrito sobre el 15M (yo también escribí lo mío), y también se ha escrito sobre qué pasó para que esa marea de gente al final no llegara a un cambio tangible, o un cambio tan tangible como otros movimientos similares consiguieron.

Como dije en su tiempo, un movimiento bottom-top de esta índole necesita una de estas cosas para tener éxito: un objetivo preciso que conseguir, o un lider que lo mantenga establemente. Y el 15-M no tenía ninguna de las dos cosas. Había un cabreo generalizado, había ganas de cambiar las cosas, y había un deadline preciso…y fue fantástico, pero admitamos que no se produjo el cambio que esperábamos.

Fue lo mismo que en 2009 le pasó a Organizing for America: tras la elección de Obama esa marea de gente se disolvió como un azucarillo (aunque se volvió a unir -en parte- para reelegir a Obama en 2012).

Pero ahora el tema ha cambiado. Ahora hay un objetivo claro, que es lo que no tenía el 15M: Que Rajoy abandone la Presidencia del Gobierno. Eso era lo que le fallaba al 15M: Su indefinición, su falta objetivos específicos. Se quería cambiar todo, pero nadie sabía hacia donde. Y eso no era un objetivo, era más un deseo, lo que le hacía tener los pies de barro.

Con todo lo que está pasando en España estos días, con un Rajoy tocadísimo (y su partido también) en el que parece ser el mayor caso de corrupción en la historia de la Democracia, (además del cabreo que hay por la crisis y por las políticas del Gobierno) ha llegado el impulso que le faltó al 15M: Un objetivo claro, alcanzable y tocable; un objetivo con el que un colectivo grande está movilizándose y que un amplio espectro de la sociedad mayoría piensa que es necesario. Un movimiento que está en todas las partes de España, y no específicamente en uno.

Esto lo cambia todo.

En poco más de un día hay más de 3/4 de millón de personas firmando para la dimisión de Rajoy; los periódicos del mundo hablan de lo que pasa aquí, y hay una sensación en la calle de que esto no puede seguir así, de que al menos por vergüenza torera algo debe de pasar…y encima hay un Rajoy enrocado en no dar explicaciones (la guinda ha sido lo de la declaración televisada…hasta a los periodistas), que azuza el cabreo general…y todos sabemos que Rajoy es de aguantar hasta que escampe; pero esta vez no creo que escampe.

En resumen: Ahora sí creo que pasará algo. Si no pasa nada, si con la situación que hay no pasa nada…entonces es que es verdad que la sociedad española aguanta lo que sea; grita mucho pero al final…nada.

Espero que no sea el caso.

Las seis opciones en Catalunya

El movimiento de Unió (que ya veremos si es táctico o es un cambio total de estrategia), desde una perspectiva amplia, tiene sentido, ya que al unirse practicamente toda clase de catalanismo (del centro a la derecha) con independentismo, hay una pata del esquema que se queda coja.

Pienso que la complejidad catalana hace que haya una tercera opción entre Independentistas (nos vamos) y Unionistas (así estamos bien, y no hay que cambiar en esencia el sistema territorial y competencial): Los (digamos) “Reformistas”.

Podriamos decir que los Reformistas (recordemos a Roca Junyent), no quieren dar el paso de salirse de España, pero ven que esto no puede seguir así. Podriamos decir, que son aquellos que quieren hacer una reforma del sistema territorial (incluyendo la importantisima rama de la financiación) de España, pero en serio. Están de alguna forma de acuerdo con el derecho de autodeterminación (o para ser más exactos, con un fuerte componente de “hecho diferencial”, pero lo que quieren es arreglar esta cosa que es España, pero no irse.

Teniendo en cuenta esto, el mapa electoral catalán por cleavages quedaría así:

Izquierda amplia:

Independentista: ERC, CUP
Reformista: ICV, PSC (más o menos)
Unionista: Ciutadans (ellos se sitúan más en el ámbito de la izquierda)

Derecha amplia:

Independentista: CDC
Reformista: UDC
Unionista: PP

El problema más grande aquí lo tiene CiU: antes eran un “melting pot” de gentes de centro y de derechas que creen que Catalunya no es “asimilable” a la uniformidad española. Ahora que Mas ha forzado la máquina, resulta que el grupo en CiU que siente que Catalunya no es asimilable a la uniformidad de España, pero que no quiere irse, o quieren intentarlo más (esencialmente, Unió), empieza a ver que esto así no les mola (o que ven un buen nicho electoral diferencial con respecto a CDC), y están elevando el tono de voz tratando de decir que con ellos no cuenten para según qué cosas según de qué forma.

En suma: tenemos un lío estupendo montado aquí en Catalunya, donde la palabra “laberinto” se queda corta, y en estos momentos en los que hay aquí 800.000 parados (y en toda España camino de los 6 millones), sólo podemos pedir tres cosas: Seny, seny. seny.

Vienen curvas. Para todos.