Posts Tagged ‘ politica

Proceso Constituyente y Podemos

Podemos

Vuelvo a este abandonado blog para dar una pincelada sobre eso que la chica nueva en la oficina dice sobre lo que quieren hacer en materia constitucional en España.

Habréis escuchado por aquí y por allá esas expresiones de “abrir el candado del 78″, y “abrir un proceso constituyente”. Y de eso quiero hablar un poco; pero antes de entrar en materia, vamos a hacer un pequeñísimo repaso a la Constitución Española.

Nuestra vilipendiada Constitución, tiene un Título, el Título X, que se titula “De la Reforma Constitucional”. En ese título (por resumir mucho, mucho), se dice que para hacer una reforma normal de nuestra Carta Magna, se requieren 3/5 del Congreso, 3/5 del Senado, y no hace falta un referéndum, salvo que lo pidan 35 diputados.

Luego está la reforma agravada. Esta es más divertida. Básicamente dice que si se quiere una revisión constitucional (profunda, vamos), o que si quieres tocar chicha de lo que es España (Título Preliminar, Derechos Fundamentales, la Corona), requieres 2/3 del Congreso; 2/3 del Senado; Elecciones Generales; 2/3 del nuevo Congreso; 2/3 del nuevo Senado y luego un Referéndum. Total, un drama.

Bien; estas cosas se hacen para asegurarse de que cuando se reforme la Constitución (sobre todo en temas que tocan de lleno la forma política de España), se haga con un muy amplio acuerdo político y social.

Acabado el pequeño repaso al Título X de la Constitución, vamos al tema de “abrir el candado del 78″.

Bien; nuestros amigos podemistas, dicen que quieren abrir un “Proceso Constituyente”. Para no hacerlo muy árido, os diré que esencialmente la cosa funciona así: El Pueblo es Soberano. No hay nada por encima del Soberano, que para eso tiene la Soberanía. Por ello, el Soberano tiene el Poder Constituyente; que hace y deshace. Como Dios, pero para las cosas políticas, digamos.

La norma política superior que hay en el Estado, emanada directamente del Poder Constituyente, es la Constitución; hecha por un Poder Constituyente Originario. Y todos estamos sujetos a ella. Todos. Esa Constitución está hecha por una Asamblea Constituyente. Se aprueba la Constitución, y se disuelve esa Asamblea con ese poder (porque esa Asamblea sólo se elige para eso, una sola vez). Y luego, para reformarla o revisarla, está el Poder Constituyente derivado, que por hacerlo breve, es el que hace lo que dice el Título X (Se llama Poder Constituyente-Constituído; el Congreso y Senado por mayorías reforzadas, con o sin referéndum).

Hasta aquí bien, ¿no?

Pues bueno. Como obviamente para reformar la Constitución hacen falta unas mayorías muy amplias y nuestros amigos podemistas previsiblemente no la van a tener ,¿qué se puede hacer? Pues muy fácil. Decir: Como el Pueblo es Soberano y no hay nada por encima de él y además yo no tengo las mayorías para reformar la Constitución siguiendo las reglas que ella dice, pues me la salto a la torera, y digo: “Apelo directamente al Pueblo Soberano, hacemos una nueva Asamblea Constituyente que haga una nueva Constitución desde cero”, y así me ahorro el engorro de tener que pactar con el resto la nueva Constitución, y se hace una nueva Carta Magna, con unas mayorías justitas, porque esa Asamblea es soberana, y puede aprobar lo que le dé la gana y con la mayoría que se quiera (incluso simple), y luego se vota.

Eso es lo que se ha hecho en nuestros queridos países hermanos, como Venezuela, Bolivia o Ecuador. Saltarse a la torera la Constitución Vigente; convocar una Asamblea Constituyente y crear una nueva Constitución, la que me mola de verdad, apelando al “Pueblo Soberano”. Y así hacemos la Constitución que nos dé la gana, sin tener la incomodidad liberal de hacer una Norma Fundamental para todas las sensibilidades políticas.

Mola, eh?

[Shortpost] Europa y sus fronteras

He encontrado pululando este video por la Red, que muestra mil años de fronteras de Europa; esa eclosión de nuevos entes políticos, señoríos, estados, monarquías, repúblicas, imperios, que van y vienen.

 

Una vez digerido el bonito recorrido histórico, uno no puede más preguntarse qué es un Estado Nación, y hasta qué punto el es la Voz de Dios, si hay Estados con más de una Nación o no,  si una nación puede cambiar de sentimiento nacional cada 15 minutos, etcétera-

Lo que trato de decir, (y el video es un ejemplo estupendo), es que lo único que no muta es la geografía. Por tanto, unos y otros podrán estar bajo el mismo estado u otro; pero siempre seguirán donde están, y sus vecinos seguirán siendo los mismos.

Traducido a lo de aquí: Los españoles siempre tendrán en el cuadrante superior derecho de la Península Ibérica a los catalanes; sean independientes o no. Y Catalunya siempre tendrá a si izquierda a la España Castellana; sean independiente de ellos o no. Con independencia o sin ella,  los que van a estar siempre junto a ellos, geográfica e históricamente, serán los españoles, no los finlandeses.

ASí que no olvidemos que por encima de todo somos vecinos y hermanos, y el día después, pase lo que pase, seguiremos teniendo tratos entre nosotros. Economicos, políticos, y sobre todo, sentimentales.

Nubes electorales de verano

nube de veranoComo es ya tradicional, ha salido por fin la muy esperada nube de verano; un rumor sobre un tema interesante que parece que va a llegar a algo, pero que al final queda en nada. A día 22 de Julio, la más interesante nube que he visto en nuestros cielos ha sido esa con forma de que Mariano Rajoy se está planteando adelantar las elecciones a noviembre.

Según dicha nube, el vidente de lo sociológico-electoral-festivo del PP, Pedro Arriola, estaría intentando hacer ver las maravillas del adelanto electoral para este noviembre, que al parecer vendría mal a todo el mundo menos al PP y a España. Y yo digo que hay que echarle mucha voluntad para plantearselo seriamente desde una perspectiva Rajoyiana.

En fin; dicen que Arriola ha puesto en un papel que para frenar al Tridente del Mal, encarnados en estos momentos en Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Artur Mas, lo que hay que hacer es adelantar las elecciones a noviembre porque así, para hacerlo corto, Pedro Sánchez no tendrá tiempo para asentarse y hacerse conocer, Pablo Iglesias no crecerá tanto, y Artur Mas tendrá un problema de movilización del lado unionista que le aguará la fiesta.

Hay un viejo refrán que dice que el papel lo aguanta todo, y lo de las razones para adelantar las elecciones es una buena muestra de ello.

Vamos a obviar que ello implicaría que Rajoy vaya a unas elecciones sin haber hecho lo único que puede presentar que le dé algo así como votos más allá de los convencidos: la bajada de impuestos (aprobarla no vale; me refiero a que se sienta en los bolsillos).

Vamos a obviar que eso de que “como tenemos miedo a Podemos vamos a votar a Rajoy, aunque nos repugne su presidencia”, está un poquito cogidito con pinzas…creo que mucho votante cabreado de centro creo que irá más a UPyD que a Rajoy, si no quiere votar a Podemos ni al PSOE. Porque además no creo que le vaya a dar su apoyo al Presidente Brey sin haber notado mejoras más allá de lo que digan las televisiones adscritas al Rajoyismo.

Vamos a obviar también que adelantar las elecciones implicaría tener un gobierno en funciones el día después de las elecciones “también plebiscitarias” de Catalunya.

Vamos a obviar, en fin, todo lo que dictan los cánones clásicos de la prudencia política si estás en el Gobierno.

Mi pregunta es:

¿Con quién va a gobernar Mariano Rajoy de Diciembre a Junio? ¿Con un PSOE al que le han hecho a traición unas elecciones y que por tratar de asentarse y llegar razonablemente a las elecciones municipales y autonómicas del 2015 no va a concederle nada al PP? ¿Espera de verdad un resultado tan espectacular para UPyD como para que salgan las cuentas, y confía además con que Rosa de España vaya a pasar por el aro de apoyar un gobierno de Rajoy antes de las elecciones municipales, en las que tanto poder real está en juego? Porque salvo que Arriola se haya fumado algo, las cuentas no van a salir para que Rajoy gobierne en minoría cómoda…ni incómoda (y no, esta situación no se parece en nada a la del 96)

Luego, también están los que ven con mejores ojos la opción de simultanear elecciones municipales, autonómicas y generales, lo que implicaría poner a todo poder público electo del Estado en funciones (excepto las comunidades del 151, entre las que está Catalunya), cosa que veo más divertida aún que el adelanto electoral a noviembre, en el que tendríamos con únicos poderes no en funciones del país el President de la Generalitat, el Lehendakari, algún presidente autonómico más, y (aunque no entra de lo electo), Felipe de Borbón y Grecia (y Señora). Y en ese momento empieza a hablar tú de legitimidad y no legitimidad con respecto a hechos consumados que pudieran venir del gobierno de la Generalitat de Catalunya.

En fin; yo creo que esto ha sido una nube de verano bonita, vistosa, simpática, pero hecha de aire; no creo que Arriola haya hecho un papelito así. Y si lo ha hecho, me da la impresión de que el Asesor Áulico tiene ganas de retirarse, o que le retiren.

Porque es, aparte de escribir una broma, no conocer al gallego que tenemos de Gran Timonel.

Espanya, Cataluña

“Españolito que vienes al mundo te guarde Dios; una de las dos Españas ha de helarte el corazón”
(Antonio Machado)

20120911-153359.jpgSegún la versión de la Wikipedia que uno lea, Catalunya es una cosa distinta. Según la Wikipedia en castellano, “Cataluña (en catalán, Catalunya; en aranés, Catalonha) es una comunidad autónoma española considerada como nacionalidad histórica, situada al nordeste de la Península Ibérica.

Y según la Wikipedia en catalán, “Catalunya (Catalonha en occità) és un país europeu de la Mediterrània occidental constituït com a comunitat autònoma d’Espanya

Y ambas son, en su ámbito, correctas. La cuestión es: ¿Cuál de las dos es más correcta?

Mi opinión, después de vivir más de 8 años aquí, es que es más correcta la segunda. Catalunya es un algo con una historia propia bastante antigua que ahora mismo está constituída como Comunidad Autónoma en España. Tiene una lengua lengua original, y el paso del tiempo y la historia ha hecho que tenga dos lenguas, y un crisol de orígenes en su ciudadanía.

Y Catalunya está ahora mismo en una encrucijada, porque las opciones que se le dan desde España son: o seguís así, o seguís así con pequeñísimos retoques. Y ninguna de las dos opciones, son la mayoritaria aquí, a día de hoy.

Llevo 6 años aproximadamente escribiendo muchos posts acerca de lo que creo que es Catalunya, lo que creo que es España, y la interrelación que hay y debe haber entre ellas. Y en 6 años Catalunya y España no han hecho más que separarse. Y cada vez a mayor velocidad.

Yo supongo que estoy en ese grupo de catalanes, preocupado. Preocupado porque no sabe cómo va a seguir esto, ni terminar esto. Preocupado, porque cuando escucha barbaridades de un lado, le hace empatizar con el otro lado, y viceversa. Preocupado porque te duelen los dos lados, y los dos lados no hacen más que hablar idiomas distintos y no son capaces de entenderse.

España no escucha (o si lo preferís, no escucha empáticamente). Catalunya no se siente escuchada. Fuera de Catalunya está la sensación de que los catalanes vivimos en una burbuja y estamos todo el tiempo pidiendo. En Catalunya tenemos la sensación de que todo el tiempo estamos aportando; y cuando ha tocado pedir solidaridad por nuestra deuda y nuestro déficit, el portazo ha sido sonoro.

Yo creo, y sigo creyendo que Catalunya cabe en España. Pero en esta España así, no cabe. Y la cosa va a ir a peor, como ya va a peor; cada día más amigos míos tiran por la vía independentista porque no ven que España esté por la labor de escuchar más allá de pequeñas cositas. Y es una vía que puede gustar más o menos, pero tiene su lógica. Y cada vez tiene más aceptación.

Lo más gracioso, lo más irónico, y a la vez lo más trágico de todo esto, es que la solución al problema catalán por unos cuantos años (25, 30), puede y debe venir por el lado de España.

Si Rajoy se pone en serio a pactar una España plural, donde a Catalunya se la acepta como es de verdad, y no se le obliga a ser otra cosa, donde más visiones de España quepan más allá de la actual, yo creo que se pueden calmar las aguas durante unos años.

Estamos en un fin de ciclo. Esta España se acaba. La cuestión es si vamos a una España plural y plurinacional de verdad, o a una España sin Catalunya. Y desengañaos; no existen más opciones.

En cualquier caso, el “putos catalanes”, no ayuda a mantener España unida, y el “putos espanyoles”, no ayuda a una Catalunya independiente.

Hoy es el día Nacional de Catalunya. Es un día importante y bonito para Catalunya y para toda España. O debería serlo.

¿Debe presentar Rubalcaba una moción de censura?

RubalcabaDesde una perspectiva amplia, a pesar de lo poco que se usa, en España tenemos cierta experiencia con respecto a las mociones de censura: Las más famosas son probablemente la de Felipe González en 1980 (que por supuesto, la perdió, pero le vino de fábula), la de Hernández Mancha (que por supuesto perdió y le terminó de destruír), y la del tránsfuga Gomáriz,que dio al PSOE la Comunidad de Aragón.

No voy a ponerme a relataros lo que significa una moción de censura constructiva y sus ventajas e inconvenientes (para eso está el Señor Google); pero sí quiero hablar un poco de las mociones de censura testimoniales, como la que nos ocupa en cuestión.

Una moción de censura que no se puede ganar, parece un brindis al sol. Pero no lo es. Es un arma de artillería pesada, que tiene el inconveniente de que cuando la disparas, no sabes si te hará más daño a tí o al contrario.

Veamoslo un poco con perspectiva: Gracias al amigo Bárcenas, el señor de la peineta, tenemos a un Mariano Rajoy más Rajoy que nunca, que da menos explicaciones y ruedas de prensa que Su Excelencia el Jefe del Estado (bueno, que cualquiera de los dos últimos jefes del Estado), y una sociedad y casta política pidiendo que dé la cara.

Y aquí llega el tema de la moción de censura que puede presentar Rubalcaba (porque la verdad es que nadie más puede, siendo realistas), que tiene partidarios y detractores dentro y fuera del partido, por diferentes razones.

La primera (y no es baladí), es que si la moción de censura te sale bien, te encumbra. Si te sale mal, te destruye. Y en el PSOE ahora mismo no se sabe a ciencia cierta si Rubalcaba quiere o no quiere seguir, pero sí está claro que hay muchos que no quieren que siga. Y Rubalcaba presentando una moción de censura es un peligro, porque es muy buen orador, y puede salirle la cosa de fábula, encumbrarle, hacerle lider de la oposición moral, y adiós a las posibilidades de los Madinas, Chacones, etcétera (y efectos colaterales que pudiera haber en Andalucía, además).

Claro que por otro lado, a Rubalcaba y cercanos les puede dar miedo de que sea el momento de una escisión moral en el partido, que haya gente que se abstenga, etcétera. Y eso queda feo.

Por otro lado, está España. Mejor dicho, la España económica. Todo esto de Bárcenas (y la moción de censura también), tendrá efectos grandes en la economía, en la prima de riesgo, etcétera. En otras palabras: cuanta menos estabilidad, peor para la economía. Es como esa pregunta que nos teníamos que hacer cuando Zapatero fue a China y no habló de los Derechos Humanos: ¿Cuántos puestos de trabajo aquí estamos dispuestos a perder por mentarle a China los Derechos Humanos? Pues lo mismo. No está el horno para bollos, y para mostrar al mundo que el gobierno se puede caer (aunque sea lo mejor desde una perspectiva de calidad democrática).

Pero no sólo de economía vive el hombre, y la moral española necesita ver que alguien hace algo para tratar de mejorar la vida política de España, desde dentro de la política, y Rubalcaba es el único que puede hacer eso. Aunque por otro lado, esto puede tener efectos indeseables: Rajoy no dimite, pero le debilita aún más (y también a la economía), y termina por caer con el tiempo, y ahí están Pedro J y Esperanza para hacer de las suyas (cosa que es de las que me gustan menos en el mundo).

Total, que una moción de censura tiene una particularidad en común con una reforma constitucional: Sabes cómo empieza, pero no sabes como acabará, ni qué efectos tendrá.

En estas circunstancias que tenemos ahora mismo, creo que mejor quedarnos quietecitos, (aunque moralmente sea repugnante), porque podemos estropear aún más el juguete.