Posts Tagged ‘ google

El problema de Google es el Geekismo (Sobre Google Babble)

GoogleplexEstos días se está hablando bastante de Google (para mal), por el tema de que cierra Google Reader (y los popes de la cosa piensan que están violando nuestros Derechos Fundamentales), y que saca Google Keep (y los popes de la cosa piensan que también están violando Nuestros Derechos Fundamentales por hacer la competencia a Evernote mientras cierran Reader).

Mientras Google no hace más que atentar contra el Derecho Natural, saca una herramienta, Google Babble, que viene a ser (dicho por varios popes de la cosa), que puede ser la competencia de Whatsapp…y yo digo que ya estamos con lo de Wave, Google plus, Quora, y el largo etcétera que le sigue.

Parece que ni Google los popes de la cosa quieren hablar del elefante que está en medio del salón : el problema de Google es el Geekismo. Lanza productos que son buenos, pero después los usuarios que empiezan a socializarlo, son early adopters e influentials con un punto geek bastante grande…y eso te condiciona el recorrido de la aplicación (social) a corto plazo.

Volviendo a Babble, resulta que es el intento de Google de unificar todos sus servicios de chat, Hangouts, etcétera, en uno, y algunos popes han dicho que será (o tratará de ser) la competencia de Whatsapp, y más ahora que éste empieza a ser de minipago y tal…y yo digo que no.

Por centrarme en lo más gordo: la privacidad.

Veréis. El concepto de privacidad que podemos tener nosotros no es el mismo que pueden tener cierto tipo de usuarios de Whatsapp (y numeroso). Para ellos la privacidad consiste en que su novia-novio-padres-amigo-compañero de piso-amante no pueda ver las conversaciones que tiene. El tema de que la seguridad de su protocolo sea cuestionable y en redes abiertas se pueda hackear está muy bien…pero uno no es tan importante…y lógicamente uno le tiene más miedo a la novia que a un hacker etéreo interesado en tus conversaciones. Y cuando tus conversaciones son solo las de Whatsapp y están sólo en tu teléfono, suena bastante más seguro que “todas tus conversaciones juntas de cualquier plataforma Google, que puedes ver desde cualquier ordenador, incluso el que has dejado en casa mientras tu novia está allí y tú estás fuera…

Y sí, seguro que puedes configurar la privacidad ad infinitum…pero después de la experiencia de Facebook y ver que lo de la privacidad es un drama, si podemos evitar problemas…mejor.

Total, que teniendo en cuenta eso, si ese tipo de usuario tiene que elegir entre Line, Whatsapp y Babble, para cierto tipo de conversaciones, no usará Babble…y como es un coñazo (y peligroso desde el punto de vista de la privacidad de las novias), tener una app de chat para el mundo y otra para conversaciones privadas, lo más probable es que prefiera seguir con Whatsapp o ir a Line, y que el Babble esté muy bien, pero no sea una herramienta para hacer vida. En suma, que la privacidad para los popes de la cosa y para la gente normal, no siempre significa lo mismo.

Los productos sociales de Google son de maduración lenta. Aunque entre mucha gente a verlo. El uso real crece lentamente (en comparación a la explosión que tiene los primeros días). Y asumo que Google lo sabe. Por eso, en vista de su historia, no creo que Google piense en serla alternativa a Whatsapp a corto plazo…veremos.

¿Por qué Pinterest triunfa donde Google fracasó?

(Esta es la primera colaboración que he hecho en Economía Digital)

Internet y el ecosistema 2.0 sufre cada dos o tres meses una especie de histeria colectiva porque unos cuantos gurús han puesto el ojo en una nueva red social, web, servicio, o lo que sea, que, según nos dicen, revolucionará el mundo y nuestra existencia tal y como la conocemos. Allí donde esos visionarios digan, se debe estar sí o sí y encima pronto. Pero suelen equivocarse.

Pasó con Google Wave y más tarde con Quora. Dos enajenaciones del social media impulsadas por los blogs punteros que clamaban que ambos fenómenos condicionarían el futuro para obtener información de una manera relacional. Pero en ambos casos, entramos, vimos y huimos. Después de interactuar un poco, las dejamos apartadas.

Al poco, Google + empezó creciendo espectacularmente gracias a quienes dejaban de lado a Facebook. Sí, la red del popular buscador tiene más de 100 millones de usuarios… Pero las estadísticas dicen que sólo la utilizan si no tienen absolutamente nada más que hacer. Como tuiteó alguien: “Estoy tan aburrido que he entrado en Google +”.

De modo que al final, el éxito de una red social no está en el número de usuarios que se den de alta…Eso es relativamente sencillo. El truinfo radica en que sigan usándola día a día y Google parece no convencer; aunque hay quien opina que sí ha logrado sus propósitos y relativizan ese veredicto.

Ahora el invento 2.0 de moda se llama Pinterest, que sí fideliza. Está basado en imágenes compartibles, clasificables, comentables… Puedes hacer un like (me gusta) y volver a compartir (repinear). Pero Pinterest, a diferencia de las redes que mencioné antes, empezó sin el respaldo complaciente de gurús y semigurús. Aunque más tarde se apuntaron al fenómeno. Sin embargo, tiene ya más de 10 millones de usuarios activos (y muy activos), de los cuales el 80% son mujeres. Además, está obligando a que gigantes como Flickr cambien su estética para imitar a la de esta red social.

¿Por qué Pinterest está funcionando? Las razones son varias, aunque aquí mencionaré las principales.

En primer lugar: Pinterest sólo tiene una función, pero la cumple muy bien: Compartir imágenes curiosas y organizarlas por temáticas con sentido (el término de moda: curación de contenidos). No pretende ofrecer 35 posibilidades diferentes. Tiene una única función y está muy pensada.

En segundo lugar: es sencilla de usar. Muy natural. Fácil e intuitiva. No has de ser un usuario avanzado para desarrollarte en Pinterest.

Y en tercer lugar, pero quizá la razón más importante: hay mucho internauta fiel al que la red convenció desde su eclosión. Entrabas y disponías de imágenes interesantes para ver y compartir en las demás redes sociales. Es decir, desde el primer momento la encuentras interesante. Se trata de un elemento fundamental para que una red social funcione: que tengas la motivación necesaria para seguir entrando. En Pinterest siempre encuentras contenido nuevo, directo, visual y compartible fácilmente. Es la diferencia con Google +: engancha y divierte.

En otras palabras: el nuevo fenómeno funciona porque gusta su contenido, que es sencillo de usar y compartir. Pinterest es de uno de los ejemplos más evidentes con los que dejar en mal lugar a los visionarios 2.0: aunque pontifiquen, su beneplácito no es garantía de nada. Habría que recordárselo, porque al final, ni siquiera los gurús pueden hacer que una red social funcione si no es útil para los usuarios.

Al final, Zuckerberg tenía razón y Google no

Facebook-GoogleUn par de pensamientos a vuelapluma sobre por qué Google+ no termina de despegar.

Yo reconozco que soy de los que estaba entusiasmado con la idea de Google+. Poder empezar de 0, una red limpia con gente “limpia”, en la que poder segmentar de verdad, y no tener tanto ruido, usable, cómoda, de estética Google (con lo que nos gusta) y todas esas cosas que todos sabemos.

Pues muy bien, ya estamos todos los geeks en Google+, y el hecho es que gracias a Google +, Facebook se ha puesto las pilas, ha empezado a hacer cosas bien, y yo lo uso más que antes (sí, a pesar de que me iba). Y bastante gente que sigo por uno y otro lado (hay gente que ha dado el salto sí o sí, pero es una franca minoría).

Así rapidamente (y sin reflexionar mucho), las razones por las que veo que pasa esto son las siguientes:

La cosa no es tener privacidad. Es poder tener privacidad.
Durante el uso que le he dado a Google+, he puesto a todo el mundo en un círculo determinado, muy bonito y tal…y practicamnte no lo uso nunca. Y ahora que Facebook deja de una forma más normal el segmentar, ya estoy más tranquilo, aunque no lo use practicamente nunca. El 95% de las cosas que pongo son para el resto de los mortales. Y si a alguien no le interesa, no lo lee. Es muy poco, casi insignificante el porcentaje de información que pongo para que lean algunos y otros no, en Google+ o en Facebook. Casi toda es pública.

Por lo tanto, creo que la cosa es poder, de vez en cuando, repito, de vez en cuando, segmentar convenientemente la información que quiero publicar o que quiero ver. Pero no es, ni de lejos, la mayoría de las veces.

Estamos dispuestos a renunciar a parte de nuestra privacidad si los otros también lo hacen.
Esto es una especie de sistema integral…Estás ispesto a poner fotos de ese cumpleaños o cuando estabas en la playa o en la montaña, porque los demás también lo hacen. Si fueras el único, otro gallo cantaría…pero como todo el mundo lo hace, pues da un poco igual, y además reconozcámoslo…no está tan mal.

Estamos acostumbrados al ruido.
Seamos sinceros: Hay mucho ruído por ahí, de cosas que no necesitamos saber, pero todo lo que teemos que hacer es darle al scroll para abajo…no me cuesta tanto, y así me aseguro de que si hay algo medianamente interesante, no me lo pierdo.

Además, tenemos ruido por todas partes…en Google, en cualquier web a la que vayamos, etcétera….Es algo consustancial con la Red, y ya estamos bastante acostumbrados a eso…Nos molesta, pero no tanto como para abandonar el mundo para irnos definitivamente a una red nueva, que probablemente terminaría con mucho ruído, también.

No somos tan geeks. Todos somos mucho más normales.
Todos somos muy geeks y 2.0 y todas esas cosas que nos encantan. Pero al final, al final del todo, aunque sea por morbo, sí queremos saber lo que hacen nuestros primos, nuestros excompañeros del pueblo, la gente del pueblo, y la gente que conocemos no tan geek (y además, tenemos la excusa estupenda de que “no, es que yo lo hago por no perder el contacto con la gente normal

Queremos que sepan sobre nosotros los no tan geeks
En todo esto también hay una parte de ego…Nos encanta escuchar nuestra voz, que es muy bonita, y queremos que la gente vea ese video tan curioso de los niños norcoreanos tocando la guitarra, o esas imágenes gloriosas de “humor absurdo” que queremos compartir.

También nos gustan las chorraditas
Es que en Facebook hay cosas muy graciosas, intrascentendes pero muy graciosas que han compartido por ahí y que tú también quieres ver y que probablemente en Google+ no están…

En resumen; nos hemos hecho muchas masturbaciones mentales sobre que Google+ sería para Facebook lo que fue para MySpace (ya sabéis, una segmentación por nivel social, cultural, de avance en uso de la Red o como lo queráis llamar), pero el hecho es que después del boom de Google+, a una mayoría se le ha pasado un poco, las aguas han vuelto a su cauce, y seguimos en Facebook.

Total, que al final el malvado Mark Zuckerberg, tenía bastante razón con respecto a que lo de la privacidad es importante más para poder usarla, que para usarla en sí.

Ha dejado Twitter de ser la niña bonita?

Ayer creí que Twitter se había caído otra vez. Y al parecer no fueron ellos, sino que fue mi iPhone que decidió hacer tonterías. Pero el hecho de que pensara que se cayeron otra vez más, y que me pareciera la cosa más normal del mundo, me hizo ver que si yo, que casi casi amo a Twitter, estoy hasta las narices de estas cositas, el usuario “medio”, no te digo…

Total, que o se ponen las pilas ya, o Twitter dejará de estar en el centro de nuestro uso social de la Red (y dejará de ser la niña bonita).

El Boom de Twitter es innegable: no sólo por el numero de usuarios y su impresionante progresión, sino porque ya estamos en el punto en el que se empiezan a hacer estudios sociológicos sesudos sobre qué se tweetea, cómo, a qué horas, etc (por no mencionar las aplicaciones y páginas que existen por ahí para sacarle más jugo). Lo usan empresas, políticos, Gobiernos, famosos, famosillos, organizaciones, y cada día sale un libro nuevo que nos dice un uso nuevo.

Pero el problema es que Twitter no está lo suficientemente protegido. Cada vez que pasa algo importante, se cae, porque su ancho de banda se queda pequeño,o hay un ataque que no resiste. Sin entrar en lo que dice David de Ugarte sobre la necesidad de redes distribuídas incluso para Twitter, como usuario final a mí lo que me preocupa es que funcione, ya sea distribuído, centralizado o de colores. Y el hecho es que la niña bonita de las Redes Sociales está muy mal protegida, y yo de lo que tengo ganas es de que Twitter sea comprado de una vez por alguien potente. Personalmente preferiría a Google, pero si es Microsoft o Maldad Murdoch no me opongo, con tal de que funcione bien y siga dejándonos decir lo que nos dé la gana. Pero debe de ser comprado por alguien que ponga dinero, servidores, ancho de banda y seguridad.

Y generalizando un poco más, creo que ciertos entes públicos deberían de proteger especialmente a una serie de herramientas sociales ampliamente utilizadas, dado que hacen una función social (Y si no pensemos en Twitter en #iranelection o #ETAno, o en los Gobiernos de todos los colores que lo usan como medio para publicitar lo buenos que son y lo bien que lo hacen). No sé si ha de ser específicamente el Gobierno del lugar donde están los Servidores Principales o quien, pero sí pienso que algo debería de hacerse por un ente no privado.

Yo no soy un usuario medio, y lo sé: Tengo Twitter, FriendFeed, Tumblr, Flickr, Tuenti, Facebook, Reader y la madre que lo parió; la mayoría de gente no funciona con 300 sitios a la vez enlazados y saben adonde ir si twitter falla. Por ahí puede estar el principio del fín de Twitter: El usuario medio no tiene infinita paciencia,y conque unos cuantos influentials de los buenos digan que ahora le hace más gracias FriendFeed o qué se yo, se acabó. Porque además es que Twitter está perdiendo valor por momentos: cada dos o tres días,algún problema hay, y así los usuarios se aburren y terminarán por hacerle más caso a otras herramientas, y eso hace que valga menos…

Total, que espero que se pongan las pilas pronto, por ellos, y por nosotros, los usuarios.