Posts Tagged ‘ gobierno

El debate de Rubalcaba-Rajoy y la necesaria destrucción creativa

El DebateAyer, como 12 millones de españoles, vi el debate…y lo que percibí (y no solo yo), fue a un señor que quería ser presidente, y otro que quería ser lider de la oposición.

Visto desde otra perspectiva, vi a un presidente, un moderador, y un periodista. O vi a Manolo Campo Vidal, a Mariano Rajoy Brey, y a Ana Pastor disfrazada de Rubalcaba.

En cualquier caso, honradamente, no vi por el lado socialista a un candidato con hambre de poder. Y así estamos.

Conclusión: Creo que Alfredo Perez Rubalcaba quiere ser Ministro de la Oposición. Y a los cuadros del PSOE ya les va bien, porque al final, serán menos, pero serán los de siempre en lo de siempre.

Estamos hablando del Partido Socialista, y su candidato (elegido a dedo(s)), ha hecho un debate no para ganar, sino para perder y poder ser líder de la oposición cómodamente. Qué huevos.

Aquí se han hecho las cosas muy mal. Y no es solo Zapatero. Han sido todos los cuadros del partido. To-dos. Por callarse cuando no estaban de acuerdo con ciertas cosas por no perder el cargo, o el sueldo o ambos. Porque dentro de unos días o meses nos vamos a reír mucho viendo que resulta que en el PSOE nadie era Zapaterista y que simplemente pasaban por ahí.

En fin, sigo con lo mío:

Que Rajoy va a ganar, es algo sabido y aceptado. El tema es el por cuánto, y qué implica.Veamos.

Opciones (realistas) de resultados del 20-N:

1.- El PP gana pero no tiene mayoría absoluta.
2.- El PP gana por mayoría absoluta y el PSOE salva los muebles lo suficiente para que no cambie nada.
3.- El PP gana por mayoría absoluta y el PSOE se da un coscorrón tan importante que empezamos a “repensar” el Partido, los cuadros, los líderes, los procesos, etcétera.

La opción preferida de las dos posibles con respecto a los cuadros socialistas, creo yo, sería la opción 2.

Si el PP no tiene mayoría absoluta, y empieza a pactar con nacionalistas y tal, los cuadros del PSOE se sentirán legitimados para seguir como estaban (el problema ha sido la crisis y Zapatero, pero nosotros somos estupendos y no somos Zapatero, así que no pasa nada), pero el PP mostraría su perfil más pactista con todos los demás, cosa que no vendría demasiado bien, porque históricamente cuando el PP no tiene mayoría absoluta hace legislaturas de libro, que no arreglarán el tema, pero bajarán el paro del 22% (porque de aquí a 4 años, tiene que bajar sí o sí), y con eso y un bizcocho, Rajoy para rato.

Si el PP tiene mayoría absoluta, y el PSOE salva los muebles (120 escaños o más), los cuadros pensarán lo mismo que en el párrafo anterior, pero además tendrán el argumento del rodillo, y leña al mono y así a esperar a que la gente se ponga torera y decir que Rajoy recorta y tal, y que ellos lo habrían hecho de otra forma y tal…total, que en el Partido tendríamos a Rubalcaba o a la Chacón o algo así, gente que al final, de una forma u otra, representa lo de siempre: Los cuadros; los que han vivido toda la vida de esto.

Y luego está la tercera opción. La que menos conviene al PP, la que menos conviene a los cuadros del PSOE, y la que, para mí, conviene más al centro izquierda nacional y a todo el país, a medio plazo: Que el Partido Socialista se dé tal hostia, que no haya forma de que ninguno de los de siempre pueda decir “yo sólo pasaba por aquí”, se haga autocrítica de verdad, y se revise el Partido de arriba a abajo (porque aquí todo el mundo todo el tiempo ha dicho amen a lo dicho por Zapatero, y la gente lo percibe así; no nos equivoquemos…quemado está el Partido, no solo ZP).

Digo que esta opción es la que menos conviene a los que quieren mantener el sistema tal y como está, por lo siguiente: Si la oposición del PSOE en el Congreso está mermadísima, pasarán dos cosas:

1.- La oposición se empezará a hacer en la calle (y para un Gobierno, con una oposición en las Cortes puede pactar algo; con una oposición en la calle es más complicado.)

2.- El PSOE, por resiliencia pura, y por no ser comido por IUs, upeydés y los que vengan varios, no tendrá más narices que acercarse a los movimientos de la calle, y para hacer eso, con cierta credibilidad, va a tener que cambiar mucho, mucho, mucho por dentro, dejarse de primarias sólo para dirimir conflictos y sólo de militantes que paguen cuota durante más de seis meses, y hacer un partido a la francesa, en el que eligen al candidato del partido varios millones de personas.

Vengo escribiendo desde hace unos cuantos años que el modelo de partido clásico, se muere. Y creo que todo esto que está pasando es una muestra de ello. Y como es lógico, en un partido progresista esos cambios de paradigma deben de aplicarse más rápido que en un partido conservador.

De todas formas, es obvio que los cuadros de los partidos en general, y del PSOE en particular (Michels y su Ley de Hierro de la oligarquía), van a hacer todo lo posible por mantener el status quo y seguir viviendo de la política porque se vive muy bien a cargo del erario público.

Por tanto, puestos a perder (que el PSOE perderá), creo que lo mejor a largo plazo para el partido, para que se oxigene de verdad, y que se acerque a la sociedad de verdad, es que todo se vaya a la mierda, y empezar a refundarse en el nuevo tiempo que nos ha tocado vivir: La destrucción creativa, pero aplicada a un partido, en vez de a la economía

Veréis: Rajoy va a ganar de calle porque la primera opción (PSOE) falló en el nuevo tiempo, y ahora toca probar a los otros. Cuando los otros fallen, que también fallarán, porque esto es sistémico, si alguien piensa que va a volver al PSOE de siempre, con los cuadros de siempre, pero con dos o tres retoques cosméticos, vamos de cráneo.

Lo dicho: Creo que a largo plazo lo mejor para el PSOE es refundarse. Y por gusto, sus cuadros no van a ceder el poder. Por eso, digo, que puestos a elegir entre hostia y gran hostia, me quedo con una gran hostia, porque así podemos empezar reconstruir la casa desde los cimientos, y no solo pintar la fachada.

Probablemente me gane enemistades e incluso un expediente o algo así, pero qué queréis…es lo que pienso.

El error (a largo plazo) de la estrategia del PP

Es por todos conocida la doctrina Arriola que se basa en una serie de premisas, con las que puedo estar de acuerdo:

1.- España, sociológicamente es algo así como de Centro Izquierda.
2.- Las elecciones no las gana la Oposición, las pierde el Gobierno.
3.- El voto de la Derecha es estable, y una victoria de la Derecha depende de a) La abstención en la Izquierda o b) La fragmentación del voto de la Izquierda.

Esto, digamos, según la teoría clásica, porque luego pueden venir matices como UPyD, etcétera.

Pero bueno; con esas premisas, lo que se ha decidido es que el PP se ponga de perfil, se eche a la cama, esperar y ver, etcétera. Y es exactamente lo que está haciendo el PP, no hacer mucho ruído y esperar a que el otro coche se gripe para llegar el primero (Porque seamos francos; en lo de la entrevista del otro día Rajoy ni dijo nada ni se comprometió a nada: En el Matrimonio gay, que no se compromete a mantenerlo, que es una forma excelente de no decir nada taxativamente; del plan Cameron, que le gusta pero de una forma española; es decir lo que ha dicho siempre; “habrá que recortar pero ya os diré después de jurar dónde”).

Por tanto, este revuelo me parece, aunque a priori parezca lo contrario, una win-win situation para la Izquierda, y para Rajoy. Por un lado la Izquierda puede tocar algo alguillo de carne de Rajoy en este lado (más que nada, elucubrando sobre lo que ha dicho Don Mariano en su gallegoentrevista), y por otro, para el Presidente del PP, porque sin decir nada de nada ni mostrar nada de su programa electoral, se ha quitado el sambenito de que están plácidamente esperando a que pase el cadaver del dúo Sacapuntas…al menos por unos días. (Y lo de que esto le ha restado votos para 2012, no lo veo; la gente da por descontado que el PP hará recortes cuando llegue a Moncloa; la cuestión es no decirlo antes para no movilizar a la Izquierda, pero se sabe; se siente; está.)

Yendo al meollo de la cuestión: La estrategia del PP les hará ganar las elecciones (corrijo: Les hará al PSOE perderlas y al PP coger el poder mientras estaban de paseo por ahí), pero es una estrategia mala para el PP victorioso, y mala para España.

Tenemos Marzo de 2012; el PP ha ganado por 5 puntos; el PSOE está en la inopia lamiéndose las heridas (le queda su propio calvario de superar el Zapaterismo), y el Gobierno lo tiene un partido al que le ha caído del cielo el Poder; en otras palabras; desde el momento en que Rajoy ponga la mano en la Biblia, tendrá el Gobierno, y no tendrá gente detrás movilizada ni ilusionada por él ni su Gobierno. Desde el momento en que entre por primera vez en Moncloa, repito.

O sea; para empezar a arreglar las cosas, el PP va a tener un Gobierno sin fuerza social, sin apoyo social real; si se prefiere, de tecnócratas, porque ellos así lo decidieron.

Entonces, el día (más pronto que tarde) que el Gobierno Rajoy haya de tomar una medida impopular, va a tener a una parte social (la suya) apática porque no ilusiona, y la otra en contra per sé (La Izquierda, lamiéndose las heridas, pero rehaciéndo sus dramas internos tras la pérdida de poder). Eso, a mitad de una legislatura, puede ser normal, pero no desde el minuto 1 de Poder…(O sea, vamos a tener un Gobierno sin Luna de miel, porque a nadie le apasiona, que la gente lo sufre o lo conlleva)

Dicho de otra forma: El Gobierno de Rajoy va a ser un gobierno gastado, sin apoyo social, desde el minuto 1. Y, o consigue la cuadratura del círculo, o va a tener a una sociedad apática y sin ilusión por su política. Y eso es malo para el PP, para el Gobierno Rajoy, y para España.

Por eso la perspectiva de que Rajoy no haga nada, le hará perder votos
al PSOE, pero no generara confianza y entusiasmo hacia el nuevo
Gobierno….cosa que, OJO, sí había con Aznar en el 96 y en 2000; podrá creerlo un sector de la Izquierda o no, pero Aznar generaba entusiasmo y confianza, tanto en la Oposición como en el Gobierno, entre sus votantes. Rajoy no genera ni lo uno, ni lo otro.

Yo entiendo la lógica de la estrategia: no movilizar a la Izquierda, decir poco, lo justo, de cualquier cosa, etcétera; pero coño, Rajoy se presenta a Presidente de Gobierno: Tiene que elevar el perfil, darse a conocer, porque al final, un Gobierno no se lleva solo; hace falta un Presidente, que no sólo lo sea, sino que también lo parezca. No hay cosa que sea peor para la economía que esa sensación de “Sede Vacante”, o que no se sabe muy bien quién lleva esto, o que el que lo lleva lo hace sin pulso o sin fuerza social…

Pues ese, para mí, es el error del PP: No han pensado en las consecuencias que va a tener esta estrategia el día después de las elecciones: Un gobierno tan gastado como otro que lleva 6 o 7 años, desde el momento en que el Presidente Rajoy ponga el pie en Moncloa…

(Por cierto, gracias a mi amigo Luís Alfaro de Orgullo y Pundonorz, por la imagen)

¿Minicrisis de Gobierno?

España es un país curioso: Todo el mundo lleva dentro de sí un Seleccionador Nacional y un Presidente de Gobierno. Y todos pontificamos sobre qué debería de hacer o no el Gobierno de Zapatero, y últimamente también sobre cómo debería de ser la Crisis de Gobierno que vamos a sufrir los próximos días (Es tan deporte nacional que el otro día yo mismo hice un Gabinete de Twitteros…quien tenga curiosidad que revise mi Timeline).

Pues bien; de la Crisis de Gobierno se lleva hablando durante cierto tiempo; de cómo debería ser la forma administrativa del próximo Gobierno, y quienes deben integrarlo (Que si debe de tocar el equipo económico, que si no debe de tocarlo; si debe de quitar la Vicepresidencia Tercera, si ha de hacer hasta cinco vicepresidencias, que si debe de eliminar Ministerios…)

Por un error en el redactado en la Constitución, se le da esa prerrogativa al Presidente de Gobierno que esté en el cargo en cada momento (sí, digo error porque todo iría mucho mejor si constitucionalmente se me dejara a mí formar Gobiernos, que a mí me gustan mucho estas cosas); y ahora le toca a ese pobre Ecce Homo que es en estos momentos el Presidente del Gobierno de la Nación, José Luís Rodríguez Zapatero.

Todo esto viene a cuento de que cada vez que hay una Crisis de Gobierno, es un buen momento para pensar en las distintas formas de Gobierno que se han hecho en esta nuestra España, desde que hay Democracia (otro día, tengo ganas de hablar de Ministerios exóticos pre y postconstitucionales, como Información y Turismo, etcétera)

Por el error antes mencionado de la Carta Magna, el Presidente puede darle la forma a su Gobierno, que quiera (bueno; tampoco está tan claro; parece ser que puede crear las Vicepresidencias que quiera pero que por cojones tiene que haber Ministros)….De hecho, ahora mismo Zapatero es Presidente del Gobierno y ejerce las funciones de “Ministro” de Deportes.

Aquí en España hemos tenido formas de gobierno divertidísimas: Suarez innovó con Vicepresidencias varias, ministros sin carteras, Ministerios de Estado (y hasta tuvimos un ministerio del Bienestar, con dos cojones…con Cultura, eso sí)

Mi admirado Calvo Sotelo tampoco hizo experimentos, salvo el hecho de poner inmediatamente después del intento del Golpe de Estado del 23-F como Ministro de Defensa a un Civil, al que todos conocereis como ese joven que está ahora de director de RTVE; Alberto Oliart.

Felipe González fue el más normal del todos; tuvo una Vicepresidencia, luego una Vicepresidencia con cierta area económica y luego nada (Boyer aspiraba a una segunda vicepresidencia, y tuvo un ataque de cuernos, y al final ni Vicepresidencia ni nada, pero encontró a una Isabel Preysler, que vale más que una Vicepresidencia Económica.)

Jose María Aznar marcó la senda seguida por Suárez en cierto momento de poner dos vicepresidencias; una primera, política y otra segunda, económica, hasta que al final de la Legislatura, por eso de que a Rato le tocara la pedrea, cambió las tornas e hizo a Rato Vicepresidente primero, y la Segunda la llevó Javier Arenas.

Rodríguez Zapatero hizo el modelo Aznar, (en el tema de las Vicepresidencias, pero luego innovó en lo de la paridad, con luces y sombras) hasta que en un movimiento que no solo es raro, sino que ademas es extraño, ha hecho una Vicepresidencia Tercera que no tiene practicamente contenido político, para que se lo pase bien Chaves echando el rato en la piscina…Porque vamos a ser sinceros; sobre el papel Manolo Chaves será Vicepresidente Tercero, Ministro de Política Territorial, y Señor y Dador de Vida; pero el hecho es que él está todo el día en la piscina…(sí, en la piscina…porque…¿Qué hace Chaves? Nada…Pues le hará falta una piscina)

Hace 15 días la Presidencia estaba moribunda; desde el pacto con el PNV está gravísima pero ya no moribunda, y toca el Cambio de Gobierno tanto tiempo aplazado; y le aconsejan por todos lados: que aumente las Vicepresidencias a 5 (de 4 que teníamos hasta la el Recortazo, que pasaron a 3…ya sabéis de lo que hablo xD), que meta a Boyer, Solana e Ibarra en el Gobierno, que tenga ministros delegados (de tal forma que el Gobierno de verdad, serían 6 personas, y el resto de Ministros serían Secretarios de Estado pero un poco subiditos y sentados en el banco azul), y otras muchas innovaciones, fusiones y recortes de Ministerios.

Yo creo que Zapatero no va a hacer nada de eso. Que retocará un poco el Gobierno con cambio de Celestino Corbacho y poca cosa más; por varias razones:

En primer lugar desdibujaria totalmente a Zapatero; le dejaría ver a los ojos del mundo como un inutil, que ha hecho mal las cosas y que al final, otra vez, la Realidad le ha pasado por delante, y tiene que hacer un Gobierno con gente de peso, porque el solito no sabe; eso destrozaria al PSOE a medio plazo porque es reconocer que esto ha sido un desastre y que fue un error poner a ZP porque no vale como Presidente en serio.

En segundo lugar (y me parece razonable lo dicho por él), cambiar ahora el equipo económico puede ser un drama; porque un nuevo equipo económico no coge las riendas ipso facto; sino que lleva su tiempo, y no estamos para perderlo, y más o menos van a hacer lo mismo que hacen los de ahora…)

Y en tercer lugar, creo que Zapatero, por el bien del PSOE, necesita ser él el que se lleve todos los pitos, todas las broncas, todo. Ahora el que esta quemado es ZP; si hace un Gobierno muy fuerte, va a quemar también a ese equipo muy fuerte (señores socialistas, el 2012 está perdido definitivamente), y eso a medio plazo va a ser peor para el PSOE; porque no va a quedar nadie de peso que recoja los trocitos y salga del tema sin estar muy manchado.

Zapatero, para lo que le queda, tiene que seguir con ese Gabinete que se parece más a Administración Presidencialista Americana que a Gobierno Parlamentario Europeo: Un Hiperpresidente y unos Secretarios que responden prácticamente sólo ante él, y que son más Administración que Gobierno (salvo algunas excepciones).

Total, que a lo mejor me equivoco y el Presidente innova creando una Vicepresidencia Áulica, o une varios Ministerios en uno, o quita algun Ministerio (medida que no ahorra casi nada, en realidad); pero yo creo que vamos a ver pocos experimentos a estas alturas de la película…

Escuchar también al mundo offline, o Gobierno 2.0 para Ciudadanos 1.0

Estaba leyendo un interesante artículo sobre e-government, y me paré a pensar en la necesidad de que las Administraciones Públicas hagan herramientas 2.0 para que la ciudadanía tenga la oportunidad de opinar como buenamente le plazca y apetezca.

Decimos que esto de lo 2.0 hará que la gente participe más, y que los Gobiernos tendrán que “cambiar el chip” sobre la participación ciudadana, y ser proactivos en este sentido.

Bien; todo esto es estupendo y Gloria Bendita; pero me gustaría que separásemos por un momento los conceptos “Participación ciudadana” y “Gobierno 2.0″

Digamos que lo bueno de lo 2.0 es que ha hecho que los Gobiernos estén empezando a entender la inevitabilidad de la interrelación con la ciudadanía, y la necesidad de escuchar, de verdad, su opinión. Y eso está muy bien.

Pero, queridos todos, la mayoría de la sociedad no es 2.0, no está activamente en la Red, ni entra en disquisiciones filosóficas sobre si un Digg es más participativo que una Wiki: hay una mayoría de personas que no está en la Red, o que no sabrá utilizar la Red para participar. Pero no adelantemos acontecimientos. Sigamos.

Visto desde una perspectiva cronológica digamos que hemos pasado por los siguientes estadios:

1.- Gobiernos que no escuchan a la gente y gente que no tiene medios para hacerse escuchar.
(La democracia de toda la vida, vaya…Campaña electoral, votas cada 4 años y 4 años después volvemos a hablar)

2.- Una parte de la gente tiene medios para hacerse escuchar, pero los Poderes Públicos no escuchan.
En ésto, según a quien le preguntes, estamos o no. Hay una eclosión de blogs políticos, twitters, iniciativas, etcétera, pero el mundo político dice que flowers; no se lo toma en serio.

3.- Gracias a Dean y a Obama, (más o menos), se empiezan a ver intentos serios de Gobiernos de escuchar a esa cierta gente que tiene medios para hacerse escuchar.
Podríamos decir que de alguna forma estamos en esta situación; políticos, Poderes públicos, etcétera, empiezan a tomar conciencia del tema, y empiezan a hacer sus pinitos para escuchar activamente lo que se dice, vía herramientas 2.0.

Y aquí llegamos a mi pregunta: Si los Poderes Públicos, por primera vez en la Historia, se toman en serio el tema de la escucha a la Ciudadanía, sólo han de escuchar a los ciudadanos 2.0? Yo pienso que no.

Creo que esta nueva modalidad de Poderes Públicos que escuchan, tienen que implementar formas de escucha activa (pero de verdad, no un defensor al que poder mandar una carta a no se sabe dónde) también para el mundo offline.

No todo el mundo usa internet, ni todo el mundo una teléfonos móviles para usar SMS; pero sí hay una cosa utilizada por todos: el teléfono.

Creo una gran herramienta para que los gobernantes escuchen a esa gente que no es tecnológica, que también tendrá algo que decir, es el teléfono; Por poner un ejemplo rápido: números de teléfono gratuitos, QUE NO COMUNIQUEN SIEMPRE, bien publicitados, abiertos 24×7 (o que simplemente graben los mensajes y que luego se haga un tracking de ellos via una web pública) que funcionen razonablemente bien, y que esas sugerencias/quejas/propuestas, vayan automáticamente a un lugar público (lo único que se me ocurre en este momento es una página web), donde la ciudadanía, y los Poderes Públicos, puedan saber de verdad, qué tienen que decir los que no tienen blog ni Facebook ni Tuenti.

Es muy bonito eso de pensar que todo el mundo va a entrar en un digg puesto por una Administración Pública gracias a los cursos del Ayuntamiento de acceso a internet para parados o para mayores; pero es muy lento, y a muy largo plazo. Hay que hacer más cosas (además de eso).

Escucha activa es escuchar a todo el mundo. Y en el mundo offline hay mucha gente normal que no le manda un correo al defensor del consumidor,pueblo, etcétera, porque no sabe adonde llamar, o adonde enviar la carta.

Cierto gurú me dijo una vez que hay toda una generación que no será nunca tecnológica. Y yo creo que es cierto.

Pues bien: Unos Poderes Públicos que escuchan, tienen que hacer herramientas para tratar de saber lo que tiene que decir toda esa masa de ciudadanos que no son tecnológicos, ni lo serán.

En definitiva; han de tomarse en serio la escucha; pero no solo deben de crear herramientas 2.0; también han de crear/tomarse en serio/mejorar los canales para que desde el mundo offline también se participe.

Mi Gobierno ideal

España es un país donde todo el mundo tiene una selección ideal, y una política perfecta. Somos así, y no podemos evitarlo.

Pues bien; he extrapolado lo mismo al Gobierno. ¿Quienes han sido para mí los mejores titulares de carteras ministeriales (o Presidenciales) de la Democracia?

Decir que para hacer esta lista, sólo me he puesto un par de condiciones: Que hayan sido ministros del ramo, y que hayan ejercido en Democracia.

(Por cierto; es mi lista, mía, y cada uno tendrá la suya; pongo los nombres en función de lo que yo considero que ha sido eficacia en su labor, no cercanía ideológica; y habrá gente que pensará en otros nombres: es la gracia del tema).

Presidencia del Gobierno: Leopoldo Calvo-Sotelo.
Vicepresidencia del Gobierno: Alfonso Guerra
Ministerio de Asuntos Exteriores: Francisco Fernández Ordoñez
Ministerio de Defensa: Manuel Gutierrez Mellado
Ministerio del Interior: Jaime Mayor Oreja
Ministerio de Economía: Rodrigo Rato Figaredo
Ministerio de Justicia: Enrique Múgica Herzog
Ministerio de Fomento: Josep Borrell
Ministerio de Industria: Josep Piqué
Ministerio de Sanidad: Ernest Lluch
Ministerio de Trabajo: Manuel Pimentel
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Loyola de Palacio
Ministerio de Educación: Pilar del Castillo
Ministerio de Administraciones públicas: Félix Pons
Ministerio de la Presidencia: Francisco Álvarez Cascos
Ministerio de Cultura: Carmen Alborch

Ministerios exóticos o que existen desde haace pocas legislaturas, los he omitido.

Seeguro que en algún nombre estaremos de acuerdo…