Posts Tagged ‘ 15m

Aquí está lo que le faltaba al 15M

Un par de ideas rápidas:

Mucho se ha escrito sobre el 15M (yo también escribí lo mío), y también se ha escrito sobre qué pasó para que esa marea de gente al final no llegara a un cambio tangible, o un cambio tan tangible como otros movimientos similares consiguieron.

Como dije en su tiempo, un movimiento bottom-top de esta índole necesita una de estas cosas para tener éxito: un objetivo preciso que conseguir, o un lider que lo mantenga establemente. Y el 15-M no tenía ninguna de las dos cosas. Había un cabreo generalizado, había ganas de cambiar las cosas, y había un deadline preciso…y fue fantástico, pero admitamos que no se produjo el cambio que esperábamos.

Fue lo mismo que en 2009 le pasó a Organizing for America: tras la elección de Obama esa marea de gente se disolvió como un azucarillo (aunque se volvió a unir -en parte- para reelegir a Obama en 2012).

Pero ahora el tema ha cambiado. Ahora hay un objetivo claro, que es lo que no tenía el 15M: Que Rajoy abandone la Presidencia del Gobierno. Eso era lo que le fallaba al 15M: Su indefinición, su falta objetivos específicos. Se quería cambiar todo, pero nadie sabía hacia donde. Y eso no era un objetivo, era más un deseo, lo que le hacía tener los pies de barro.

Con todo lo que está pasando en España estos días, con un Rajoy tocadísimo (y su partido también) en el que parece ser el mayor caso de corrupción en la historia de la Democracia, (además del cabreo que hay por la crisis y por las políticas del Gobierno) ha llegado el impulso que le faltó al 15M: Un objetivo claro, alcanzable y tocable; un objetivo con el que un colectivo grande está movilizándose y que un amplio espectro de la sociedad mayoría piensa que es necesario. Un movimiento que está en todas las partes de España, y no específicamente en uno.

Esto lo cambia todo.

En poco más de un día hay más de 3/4 de millón de personas firmando para la dimisión de Rajoy; los periódicos del mundo hablan de lo que pasa aquí, y hay una sensación en la calle de que esto no puede seguir así, de que al menos por vergüenza torera algo debe de pasar…y encima hay un Rajoy enrocado en no dar explicaciones (la guinda ha sido lo de la declaración televisada…hasta a los periodistas), que azuza el cabreo general…y todos sabemos que Rajoy es de aguantar hasta que escampe; pero esta vez no creo que escampe.

En resumen: Ahora sí creo que pasará algo. Si no pasa nada, si con la situación que hay no pasa nada…entonces es que es verdad que la sociedad española aguanta lo que sea; grita mucho pero al final…nada.

Espero que no sea el caso.

Carta a José María Aznar

FamaztellaSeñor Presidente,

Me llamo Javier Maján, tengo 34 años, y yo le voté a usted. (De hecho, hasta me afilié por un corto espacio de tiempo en su partido).

Ideológicamente, soy social-liberal, lo que implica que económicamente, creo en el libre mercado, pero en el papel corrector del estado allá donde el mercado sea ineficiente. También creo en una sanidad pública y universal, en una educación esencialmente pública, un sistema de pensiones y de seguro en caso de desempleo…un sistema social normal en el entorno europeo, vaya.

Y yo, supongo que por proceso de socialización, pensé que el partido lógico al que votar con dicha ideología era el Partido Popular, y dado que Josep Piqué, que era el presidente del partido en Catalunya, donde yo vivía, por aquella época, y a él le veía ideológicamente muy cercano a lo que yo pensaba, me afilié…y qué mala suerte la mía; entré por Piqué…y dimitió (dos horas después de que firmara los papeles de afiliación)…por eso, entre otras muchas cosas, entendí que lo del social liberalismo es algo que me equivoqué al buscar en el Partido Popular.

Creo que no dejar caer a los bancos era necesario en algunos casos, y que el Euro a largo plazo nos traerá más beneficios que problemas, entre otras cosas porque nos hace quitarnos el sambenito ese de que “Europa empieza en los Pirineos” Y sí, yo he participado en el 15-M y en el 15-O. Y mucha gente que conozco, también.

Y usted dice que somos de “extrema izquierda margina antisistema.”

No de izquierda, “de extrema izquierda”; además “marginal”, ni siquiera la “extrema izquierda no marginal” (si es que la hay), y encima “antisistema”. Vaya vaya…pues hay que ver lo “catch all” que fue su partido, que hasta yo, un radical de extrema izquierda marginal y hasta antisistema,le voté…

Yo no sé (aunque intuyo la respuesta) si usted, Señor Presidente, se paseó para ver qué clase de gente había en el 15M y en el 15O. ¿Había perroflautas antisistema? También. Pero no se equivoque. Ahí en general no había gente malvada que quiere tirar abajo el Estado para colectivizar todo…era mayoritariamenre gente que quiere llegar a fin de mes, y que está un poco harta de que entre políticos y banca la toreen. Si para usted eso es ser antisistema, me remito a la conclusión que expreso en los últimos párrafos.

Me da la impresión, Señor Presidente, de que usted está en el punto en que piensa que el Partido Popular es la casa de todos los españoles. Y hasta tal punto es casa común de los españoles, que el que no está de acuerdo con él, o no es español, o es antisistema o de extrema izquierda o todo junto. Y ese pensamiento es peligroso. O así lo creo yo.

Si efectivamente, toda la gente que está de acuerdo con varias de las propuestas del 15M y 15O es antisistema, entonces el sistema caerá solo, porque no funciona. (Aunque un sistema que permite un 21% de paro no funciona correctamente, para mí.) Pero no es el caso. Mayoritariamente la gente no quería ahí tirar el sistema, sino mejorarlo, hacerlo más cercano a ellos, que el sistema vele por ellos de verdad, vaya, porque sienten que no lo hace.

Verá, Señor Presidente; entre los que salimos ahí había de todo…fíjese hasta que punto, que le voy a contar algo que pasó en Sol el 18 de Mayo (es por todos conocido que usted es el presidente menos monárquico que hemos tenido, pero a pesar de ello, creo que la anécdota ejemplificará bien lo que trato de decir):

En las manifestaciones habían muchas consignas, frases, lemas etcétera, que gritaba la gente, y la cosa era muy democrática: alguien gritaba una frase, y si gustaba, se sumaba más y más gente. Pues bien; entre el “que no, que no, que no nos representan” y tal, un grupo de lo que en lenguaje coloquial podríamos llamar “perroflautas”, (o gente que yo sí calificaría de “Extrema Izquierda Antisistema”…aunque no marginal), empezó a gritar algo contra el Rey o contra los Borbones…¿Y sabe lo que pasó, Señor Presidente? Que la misma gente de Sol los hizo callar con abucheos y tal, porque la cosa no iba de eso…Será porque los del 15M y 15O son de la rama monárquica de la extrema izquierda marginal y antisistema, supongo…

Últimamente me estoy aficionando a una serie de ciencia ficción que se llama Fringe (que le recomiendo, está entretenida). Pues bien; en esa serie se da una situación curiosa de universos paralelos, similares pero distintos, etcétera…Pues desde que escuché lo que dijo sobre lo del 15M y el 15O, no puedo dejar de pensar en usted cada vez que veo un nuevo episodio: específicamente que usted está en otro universo, que se parece a este, pero que no este. Y este José María Aznar no es el que yo voté en 1996…y si es el mismo lo disimuló muy bien.

Pues eso, Señor Presidente; haga el favor de pasarse por este universo, y ver de qué va la cosa, antes de decir barbaridades como la de la extrema izquierda marginal y antisistema…aunque sea por la memoria de lo que fue su Gobierno, su primer Gobierno…el que le dió mayoría absoluta y el que hizo que los españoles, unos por acción, y otros por omisión confiaran en masa en usted.

Atentamente,
Javier Maján
Uno de los que le hizo ser lo que ahora es…y se arrepiente.

PD: Saludos a su señora, que parece ser que va a ser la alcaldesa de la capital del Estado…sin haber sido votada para ello.

La #spanishrevolution va a más

En este nuevo día de manifestaciones, la cosa ha cambiado totalmente en Sol: es como que el que sepan que no les van a desalojar ha hecho que todos se pongan las pilas: ahora todo está muchísimo más organizado, empiezas a ver a mucha más gente que colabora, empiezas a ver gente que no son españolas (he escuchado inglés, francés e italiano), y todo tiene una imagen de mucho más “hecho”.

Hay muchas más áreas ocupadas para distintos “objetivos” (y he escuchado algo de una biblioteca). Y la gente se está volcando en traer cosas. De sus casas.

Hay mucha gente que quiere dar dinero pero como la Asamblea no lo ha decidido, no se puede hacer. Y oye, las Asambleas son totalmente abiertas. Participa el que quiere. Como si soy yo mismo.

Me estoy sorprendiendo MUCHO de la reacción de la gente mayor (50,60,70). Esta gente no sólo está trayendo mucha comida y colabora en todo lo que puede, sino que anima a la juventud a que proteste, y siempre siempre siempre usan el mismo argumento: ya era hora. Y es que ya era hora.

Veo niños pijos, gente mayor, perroflautas, jóvenes “JASP”, niños, etcetera. Hay una amalgama de gente ayudando, apoyando, hablando de política, haciendo fotos, mirando…pero está lleno. Y hay indignación contra los políticos. Contra todos. Hay una sensación común de “Basta ya”,

Así que si en algún momento alguien piensa que esto es un movimiento perroflautista que se pase por Sol…hay de todo y mucho de todo y muy de todo. Y todos con una conciencia común en que esto no puede seguir así. Así que no venga Intereconomia o el señor Vidal a decir soplapolleces de etarras y tal, porque cada vez que dicen eso se alejan de la realidad más y más.

Hoy ya no tengo tan claro que esto vaya a terminar en nada. Creo que el hecho de que todo está mucho más “organizado” le ha dado credibilidad al movimiento y está haciendo que mucha más gente les ayude y colabore…es eso de que “como empieza a no ser una tontería, merece la pena que eche un cable”.

Hace unos días comenté en voz alta una cosa que me sucede desde hace unos años: tengo un fuerte sentimiento de generación; de pertenencia a una generación. Y no quiero, no quiero, no quiero, ser parte de una generación perdida. No quiero que todas las generaciones tengan algo que contar, una historia épica, un momento importante y grave, y la mía como quien oye llover.

Yo quiero mi Mayo del 68. Yo quiero mi Woodstock. Yo quiero mi momento “Yes we can”. No sé si será éste, o todo terminará en un Bluff. Pero por lo menos, hay mucha gente, con muchas ganas.