Los republicanos cierran data.gov

data.govTengo un cabreo interesante gracias al Partido Republicano, que en un gesto de transparencia y sensatez, ha dicho que bueno, bueno, a esto del e-government.

Dice la Sunlight Foundation (además de Mashable, readwriteweb, y algunos más por ahí), que serán suprimidos los caballos de batalla del Open Government del gobierno Obama, por los recortes republicanos.

Pues bien; el tema es el siguiente: Resulta que la Casa Blanca ha pedido 34 millones para mantener su programa de e-Government (sí; incluye todo lo de oGov).

El congreso ha decidido que con dos millones, dos, es suficiente. Y claro; así es imposible.

Total, que si Dios no lo remedia (hay movimientos en varios frentes para evitarlo), IT Dashboard, Data.gov, paymentaccuracy.gov, USASpending.gov y Apps.gov, cierran, las primeras en unos veinte días y otras en Julio.

Logicamente, el Chief Information Officer Federal , san Vivek Kundra ha dicho, y con toda la razón, que cosas como el IT Dashboard ha ayudado a ahorrar 3 mil milloncejos de dólares en programas de IT federales. Pero eso no importa…es mejor recortar 32 millones en e-gov, porque recortar mola y tal..

Porque además aquí hay otro tema. Aquí hay empresitas y gente y tal que ha gastado su tiempo y su dinero en reutilizar los datos del programa de oGov de Obama, y han hecho apps y tal…ahora qué va a pasar con esas apps y ese gasto de tiempo y dinero, o con la gente que las utiliza?

Hay alguien que no se toma en serio el tema del oGov. Y ese alguien son los republicanos; esos tan preocupados por el tema de un Estado Pequeño, y de controlar a qué se dedica el dinero, resulta que lo cortan en el espacio que mejor puede fiscalizar cómo gestiona el Gobierno el dinero. Como leo que ha dicho alguno en el Congreso, es algo bonito tener, pero un gasto innecesario.

Total, un drama, y una muestra de lo que es el oGov para los republicanos en USA.

Vamos bien.

El Despotismo Ilustrado en lo 2.0

Despotismo IlustradoAtención: Este post no está pensado; sale de las tripas. Me disculpo por las inconveniencias que diga.

¿Qué está pasando en el Mundo 2.0? ¿Dónde se nos olvidó escuchar de verdad lo que dice y cómo funciona la gente?

Hablamos de eGov, de e-commerce, Social Commerce, SEO,SEM, SMM, SMO…y cuando te pones a escarbar ves que toda la gente que se dedica (nos dedicamos) a estas cosas hacemos vida, y nos movemos basicamente con gente del sector, que tiene un contacto con la realidad del día a día social mínimo.

Hablamos de cómo funciona la gente en internet desde la comodidad de nuestro iPad o nuestro Mac; pontificamos sobre cómo funciona el e-commerce y el Social Commerce desde nuestra experiencia de usuario en la que todo va de puta madre con nuestras cuentas premium y nuestras Visas que pasan por la pasarela de pago sin problemas; lo decimos en Facebook y en Twitter en el que nos siguen unos cuantos miles de personas, y el contacto con la gente “real” lo tenemos a través de GReaders y estadísticas frías que nos dicen cómo se comportan los consumidores…

Hacemos una inversión de la hostia haciendo un DNI electrónico que casi nadie sabe para qué sirve, y para instalarlo y usarlo tienes que ser un Iniciado, porque vamos…

En todo esto del 2.0 (y no me refiero sólo a Redes Sociales, e-commerce, eGov/oGov, SEM/SEO, Social Media…), los que estamos en esta burbuja hemos pecado (y estamos pecando) de Despotismo Ilustrado.

Por un lado sólo nos escuchamos los unos a los otros y discutimos los unos con los otros, nos seguimos entre nosotros y escuchamos las opiniones de “Líderes de Opinión”, nuestros gurús preferidos que pontifican sobre Redes Sociales y no interactúan con nadie que no sea menos que Catedrático o Periodista de éxito; ya sea sobre el sector del Social Commerce, Gobierno Abierto o la problemática de Tuenti.

Y por otro lado, nos movemos tratando de adaptar la realidad social a nuestras opiniones. Me explico.

Imaginemos. Yo soy alguien que en el pasado tuvo dos ideas interesantes en las que estaba en lo cierto. Me crezo, y me empiezan a escuchar. Me endioso, y empiezo a entrar en el Mundo de los Gurús (o semigurús…todos sabemos de lo que estamos hablando). Y ya pasan dos cosas: Mi contacto básico con la realidad social 2.0 es con mis amigos los gurús que siguen a otros gurús, y además como me siento uno de los “gurús”, creo que mis ideas son verdad, porque si en el pasado tuve dos buenas ideas, la siguiente, por fuerza, ha de ser buena.

Entonces mi idea, mi profecía, no se cumple, pero ahí están mis amigos el resto de gurús ya sea para decir que era imposible saberlo, o que en el futuro pasará así, o lo que sea; pero todo para decir “eh, este sigue siendo de los nuestros y la metedura de pata no es tan grande”.

Y eso se aplica no solo al Social Media, SEO, e-commerce, etcétera; también en eso del e-Government.

Os voy a poner un ejemplo real:

Me quedé en paro, y tuve que darme de alta…así que me digo…vamos a hacer trámites online:

En Google pongo, “cómo darme de alta en el paro” (me lo sugiere automáticamente), y me salen muchas páginas de una antigüedad de 2 años, y ninguna es la pública, y dicen cosas distintas y desactualizadas.

Intento 2: Página del INEM.

Me sale una página que dice que el INEM no existe:

“‹www.inem.es› se ha trasladado a la nueva web de los Servicios Públicos de Empleo: www.redtrabaja.es
La nueva web del Servicio Público de Empleo Estatal, anteriormente ‹www.inem.es›, es ahora www.sepe.es”

Y pruebo con las dos y no está nada claro.

Así que yo que me dedico a esto del 2.0, pregunto por Twitter y me dicen: “Hombre, pero si la Administración tiene para eso el 060.es”

Resulta que a alguien se le ocurrió que la gente para hacer las búsquedas de cosas con respecto a la administración pública no iría a usar Google, sino que iría motu proprio al 060.es

Muy bien. Pues voy a 060.es con la mayor problemática de España: El Paro.

Hago un Control+f y pongo “desempleo”; nada; “paro”; nada.

En el buscador pongo “paro” y me sale el paro de Febrero, Estadísticas, y luego sí, un “Información Prestaciones”.

Si pongo “desempleo”, la cosa va algo mejor, pero sin excesos. Llego a una página de FAQ, donde hay dos preguntas distintas:

¿Cómo puedo darme de alta en la demanda de empleo?
¿Cómo puedo inscribirme en la demanda de empleo?

Con lo cual yo me pregunto…cuál es la diferencia?….Total, que todo es así.

Qué estoy tratando de decir con eso? Los que nos dedicamos a esto, hemos perdido contacto con la realidad. Pensamos que la gente va a reaccionar como nosotros reaccionamos, que lo van a ver tan claro como lo vemos nosotros, que lo hemos diseñado o estamos en el proyecto desde el principio, o que la gente normal, el ciudadano/consumidor de a pie va a utilizar la terminología que nosotros usamos.

Y aquí no estoy hablando de usabilidad pura y dura; hablo de cómo nos comportamos a la hora de enfocar el 2.0 desde nuestra atalaya pensando cómo va a reaccionar la gente, sin dedicarnos a interactuar con la gente…Por Dios, que aquí hay mucho que piensa que está en contacto con la realidad porque se pone a mirar y a twittear cómo navega por internet su padre o su hermano…

Lo que trato de decir, es que todos, (empezando por mí mismo), debemos de dejar de hacernos #FF entre nosotros e interactuar los de siempre con los de siempre en los Congresos de siempre, y empezar a escuchar de verdad a la gente que no está en el mundillo este; porque de ahí sí que podemos sacar petroleo, y no de felarnos mutuamente los unos a los otros, como lo hacemos con tanto candor…

Pensamos que con eso de responder por Twitter a la gente que nos sigue y menciona (pero que no seguimos nosotros para no joder los ratios), ya estamos en contacto con la realidad…

No repitamos es “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” del Despotismo Ilustrado. Dejemos de lado un poco el “de arriba a abajo”, porque los de abajo también tienen cosas interesantes que decir. Y no, desde el momento en que te dedicas a esto, ya no eres uno de los de abajo en estas cosas.

Militancia política y Redes Sociales

Redes SocialesEn una Democracia Pluralista, el paso del tiempo hace que la Sociedad sea cada vez mas plural. Y en el mundo que nos ha tocado vivir, gracias a la Sociedad Red que nos da internet en general, y lo 2.0 en particular, hace que ese pluralismo se acelere y crezca a una velocidad considerable.

Desde una perspectiva política, los partidos serios, clásicamente llamados “de masas” o “catch all” (los que tratan de ganar elecciones, vaya), tienen la conciencia de que entre sus votantes (y militantes), hay un mínimo común denominador ideológico (grandes tendencias de país, economía, etcétera), pero después, la prosa del tema (políticas concretas, formas de llegar a objetivos y maneras de actuar), siempre van a tener sectores en contra, o con una visión distinta.

El mundo de la Uniformidad del Mensaje ha terminado. En una Sociedad Distribuída has de entender que las opiniones abruptas de tus cercanos es algo que va a suceder, y todo lo que puedes hacer es ser resiliente, y adaptarte a ello.

Quiero enfocarme específicamente en el militante; aquel que es parte de la Organización, y da mensajes que o no son los del partido, o no son convenientes, pero lo hacen desde su militancia.

Por poner ejemplos a Diestra y a Siniestra:

El PP ha visto a blogueros y Twitteros militantes (extremos) que le han dado una cera monumental a Rajoy por ser blando, por no alinearse más con la Iglesia, por no ser más duro en el tema España, o lo que sea. O Twitteros/Blogueros/Facebookeros lanzando exabruptos de código penal contra personas del PSOE; cosa que no es ni presentable ni da imagen de moderación.

En el PSOE, hemos visto a Blogueros/Twitteros/Facebookeros con discursos incendiarios contra la Iglesia o contra personas del partido Contrario que no son nada presentables, o críticas inmisericordes al líder de tu partido en publico, o luchas intestinas por un candidato en el proceso de Primarias, con insultos de por medio, y en público.

Esto, es parte de una Democracia Pluralista, y va a ir a más. Un partido no puede querer tener pocos militantes ideológicamente puros y que den únicamente los mensajes correctos,ya que la gente no les hará caso, por ser “fake”. (Admitamos que a nivel social/ciudadano, nos fiamos un poquito menos del seguidor ciego y acrítico y un poco más de aquel que razona según que cosas y es capaz de decir “pues eso no me ha gustado” (pero sin extremos))

Por tanto, los partidos se han de acostumbrar a lidiar con el hecho de que en las Redes Sociales, se van a llevar sorpresas negativas; y lo peor de todo, es que muy probablemente, de muchos de esos exabruptos tu partido se enterará de rebote, porque ya los adláteres del partido contrario habrán publicitado y sacado tajada del hecho, y tú no te enteraste (cosa normal; es imposible que puedas canalizar absolutamente toda la información; habrá parte que se te escapará a priori)

Por tanto, a mi entender cualquier partido ha de tener una doble estrategia al respecto; una interior y otra exterior.

Desde una perspectiva interior, el partido debería de ser proactivo en la enseñanza del uso de las Redes Sociales, y explicarles muy bien a sus militantes que en uso de su Libertad pueden decir lo que quieran, pero haciendoles entender muy bien las consecuencias de un mal post, tweet, etcétera, y de cómo será usado por el partido rival para sembrar discordias y amplificarlo en su provecho. Y debería hacerles entender que habrán opiniones con las que el partido no solo no estará de acuerdo; sino que habrá de posicionarse públicamente en desacuerdo o matizando; pero que es normal y que es bueno y justo que eso pase (a veces); pero pidiendo responsabilidad a los militantes.

Aparte, yo haría muchas, muchas jornadas de seguimientos con mis militantes activos en Redes Sociales, para asegurarme de que estamos moderadamente coordinados, que todos conocen lo último en Redes Sociales o en su uso, etcétera.

Y mucha, mucha, mucha escucha activa. De lo que dicen los tuyos y los otros. Tener muchos oídos; usar a los militantes que están en esas Redes Sociales como ojos y oídos para saber qué pasa, y si hay algo que requiera atención.

Desde una perspectiva exterior, vender y vender y vender la idea de que el partido es Libre y Plural, que hay muchas opiniones, pero que no todas las opiniones de los militantes son del partido, aunque el militante, erróneamente, lo crea así. Y pegar capones de vez en cuando, suaves, a militantes diciéndoles, en público, que esa posición o aseveración suya no es la oficial del partido. Y dejar morir ahí el tema aunque el otro proteste, si protesta.

En suma; los partidos han de ser auténticos en las redes sociales, mostrar autenticidad en el comportamiento público. Hoy en día, decimos que los mejores twitters de empresas y partidos son aquellos que se relacionan, interactúan…son humanos, vaya. Pues esa autenticidad también se ha de ver en los casos en que hay problemas o excesos de tus militantes. Ya se presupone que no estáis de acuerdo con el exabrupto, pero alguna cosa al mundo diciendo que efectivamente, uno vuestro ha ido mas allá de lo que el partido piensa, da “autenticidad” y transparencia.

Otro tema, es cómo interactuar, como partido, con los exabruptos de los extremos del otro partido, y las ventajas que ello conlleva; pero eso va en el siguiente post.

A vuelapluma sobre lo de Sortu

SortuUn post cortito cortito sobre lo de la condena de Sortu a la Kale Borroka, al intento de asesinato del Lehendakari, etc…

Yo me fío de Sortu como os podéis fiar cualquiera de vosotros: poco; muy poco. Pero ahí está la la gracia de la Ley en una Estado de Derecho: Si cumplen la Ley, por higiene democrática, esa higiene democrática que nosotros les pedimos a ellos, no podemos más que apoyar su legalización.

Han condenado, son una marca “limpia” y cualquier intento de tratar de dejarles fuera creo que va a ser conteraproducente. Me explicaré.

Vamos a imaginar que yo soy el Señor Mundo Izquierda Abertzale, y tengo dos ramas; unos que dicen, “vamos a ir por las buenas” y otros que dicen “vamos a ir por las malas”. Esto (creo que podemos estar de acuerdo), es un intento de la parte “buena”, de hacer las cosas de “otra forma” (vamos admitir que hasta ETA, o cierta parte de ETA sabe que en el mundo que nos ha tocado vivir, el tema de una Organización de Liberación separatista a lo borde ya no se lleva).

Resulta que si los de la parte buena intenan jugar en el campo democrático, y nosotros, los demócratas de toda la vida decidimos que no, que no es suficiente, y le pedimos cosas que a nadie más le pedimos, cosas que son imposibles que acepten porque basicamente lo que les pedimos es que sean una Euzkadiko Ezkerra Light, los señores de la rama mala van a decir (y a lo mejor con algo de sentido) “con esta gente no se puede, y no se va a poder, así que leña al mono”, o aquí no se dejan las armas, o no hay tregua o qué se yo), y entonces volveremos a estar en la misma situación que estábamos antes.

La otra tregua no me la creí. Esta me la creo más. Han usado palabras mayores, piensan que el PP está tocando el Gobierno con los deditos, y creo que es una de las razones por las que se están dando prisa, porque pueden pensar (con razón o sin ella), que con un Mayor Oreja II de Ministro del Interior toda oportunidd de terminar este tema honrosamente (para ellos) se acabaría, y la únca opción que les quedaría entonces es “morir matando” (entiéndase eso desde una perspctiva más amplia;no creo que piensen en matar a más gente, porque si antes quedaba muy feo, ahora ya ni te cuento).

En fin, que no nos pongamos más papistas que el Papa, y si cumplen con los apriorismos de la Ley de Partidos, va a haber que dejarles pasar, y luego ya veremos.

De todas formas, también creo que aquí está pesando el factor “mayorías y minorías parlamentarias si Sortu se presenta”, y eso me parece una aberración, ya que se estaría pervirtiendo el espíritu de la Sacrosanta Ley de Partidos para asegurarnos de que PSE+PP puedan seguir sumando…

Yo me encabrono un poco cuando escucho que el PP tiene que condenar más veces el Franquismo (a pesar de que ya lo hizo en 2002); y por coherencia, si no quiero que a cada uno le pidan 300 veces lo mismo y por procedimientos agravados, lo mismo aplica para Sortu.

Si en un sistema democrático la Ley es igual para todos, ese todos incluye a los de Sortu, cuando hacen cosas dentro le la ley.

Impresiones sobre la Sanidad en Madrid

SaludMadridEstos días me he tenido que enfrentar por primera vez con la Sanidad Pública madrileña.

La verdad es que he pensado sobre si contaros el absurdo y kafkiano periplo que he tenido que seguir para conseguir un Ventolín (porque al parecer, como aún no estoy empadronado, vivo en un limbo jurídico). Pero prefiero omitir mi historia personal y hacer notar una serie de impresiones personales al respecto.

Ante todo, quiero dejar claro que esto ha sido un primer contacto; que no implica que sea siempre así o que sea para todo el mundo así. Y quiero también dejar claro que son apreciaciones personales; repito; personales.

Pero lo que yo he visto, lo he visto.

En primer lugar, veo que la Sanidad en Madrid funciona peor que en Catalunya o Andalucía. Al menos la pública (repito; lo que me ha pasado ha sido kafkiano, pero no sé hasta qué punto es culpa del Ministerio, de la Consejería, o de todos).

No sé si fue casualidad o qué, pero el centro de Salud estaba peor cuidado que los centros en general, de Catalunya o Andalucía. Más sucios, más papeles por el suelo, etcétera.

Y además, aquí me sentí (y esto sí que es totalmente subjetivo), más un “número” que en las otras partes (y bueno, al final, dio igual, porque después de esperar las horas muertas no conseguí la medicina…)

En fin, que mi impresión (vuelvo a decir, totalmente subjetiva), es que en otras partes se “mima” más a la Sanidad Pública que aquí en la CAM.

He de decir que he tenido a lo largo de bastante tiempo, muchas conversaciones con amigos (de todo color político, ojo), con respecto a la Sanidad en Madrid (reconozco que para mí la Sanidad es un tema fundamental), y mayoritariamente, aplastantemente, la opinión es que la Sanidad en la Comunidad de Madrid es manifiestamente mejorable.

Para mí el tema de la Sanidad sí que es desde una perspectiva político-filosófica un tema en el que no tengo dudas: Pienso que la Sanidad ha de ser pública. Y cuando digo pública lo digo en una doble vertiente: Pública porque ha de ser para todo el mundo gratuítamente, y pública porque ha de ser gestionada, repito, gestionada, por la administración pública. Por que para mí, es aberrante la idea de sacar beneficio de la Sanidad en un hospital público; porque apelando al beneficio, pueden haber gestores privados que digan “hemos de ahorrar”, o “hemos de aumentar el margen de beneficio”; y con el tema de la Sanidad, me da mucho miedo.

Os voy a contar algo que me contó un amigo oncólogo (repito sus palabras; no tienen por qué ser verdad, pero yo, me lo creo): Resulta que me contó que hay muchos médicos que no quieren operar en los hospitales estos públicos de gestión privada de Madrid; pensé que era porque se les pagaba menos o algo así, y me dijo: “te voy a poner un ejemplo: Si para operar te hacen falta 7 tipos de hilos para coser, en esos hospitales hay 2″.

Ese ejemplo, que no sé si es real o es sólo eso, un ejemplo, es una de las razones fundamentales por las que creo que la Sanidad no se toca. Se puede ahorrar mejorando la gestión; recortando en cierto tipo de trámites innecesarios o cosas superfluas (como que cada enfermero/médico tenga su propia bata de médico y poner unas comunales, como hicieron en no recuerdo dónde); pero el llegar al punto en el que se diga; hemos de gastar x por cada paciente y si no se puede se recorta del gasto al paciente, es una idea que filosófica, ideológica y motalmente no puedo compartir.

Hay cosas con las que no se juega; y la Sanidad es una de ellas; por razones sociales, pero también por razones egoístas. Y mi razón egoísta es esta: Que hoy tenga seguro privado (es un decir), no me asegura que mañana lo vaya a poder mantener. Y como ni quiero, ni creo en un modelo asistencial, semiasistencial, o llamémoslo X, quiero una Sanidad Pública, Universal y de Calidad para mí. Ha de haber tambíen una Sanidad Privada, sí, que la haya para el que la quiera y la pueda pagar; pero que la Sanidad Pública, sea pública, y gestionada públicamente.

Los experimentos, con cualquier otra cosa. Con la Sanidad, no.