El avispero venezolano (I)

VenezuelaPara entrar a comentar un poco todo lo que está pasando en Venezuela, me gustaría dejar sentadas lo que para mí son una serie de bases para que se comprenda mejor mi razonamiento.

1.- El chavismo era inevitable en Venezuela. Más tarde o más temprano; de la mano de Chávez o del Chavo del 8, era inevitable que en esa caricatura de democracia que había en Venezuela antes del 98, hubiera un movimiento que diera voz y que articulara a las enormes masas de clases populares (muy, muy populares; mucho más de lo que nos podemos imaginar aquí), que estaban de facto, fuera del sistema.

2.- En un principio (y repito; en un principio, en el principio del Chávez Presidente), una parte de las clases media-altas y altas de Venezuela no veían con malos ojos a Chávez, ya que pensaban que podría aliviar una de las mayores lacras de Venezuela para esas clases: la inseguridad.

3.- Desde una perspectiva de justicia social, los avances de Chávez fueron incuestionables. En cuestiones económicas, de alfabetización, y de dignidad social, el chavismo hizo enormes avances (aquí podemos entrar en disquisiciones macroeconómicas, pero aparte de los números, la autopercepción que tienen esas masas es que ahora están infinitamente mejor)

4.- El rencor de clase existe. Ese clásico “a por ellos”, es algo que existe no sólo en las altas capas políticas, sino también en el funcionariado. Probablemente con raíces justificables por años y años de ser ignorados. Pero existe.

5.- Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos; ni un lado, ni en otro. Y hay lobos con piel de cordero en la oposición. Como en el chavismo. Y hay gente con sed de poder en la oposición. Y gente que no quiere pasar sed de poder en el chavismo.

6.- Una institución independiente, puede ser realmente independiente, o puede ser formalmente independiente. En España somos especialistas en ello. El independiente Tribunal Constitucional, por poner un ejemplo.

En Venezuela, el Consejo Nacional Electoral tiene 5 rectores. 4 de tendencia chavista y uno de la oposición. Y los resultados de sus decisiones, ya os podéis imaginar cómo pueden salir (por ejemplo, a la proclamación de resultados, hubo un rector que no fue porque no estaba de acuerdo; ya os podéis imaginar quien fue). Para que no quede duda, aquí copio lo que dice el Centro Carter, sobre el CNE en las elecciones de Julio pasado:

“. Sin embargo, al igual que todas las instituciones venezolanas en la actualidad, el CNE está profundamente afectado por el partidismo. Aunque en teoría los rectores del CNE fueron nombrados por su experiencia profesional, muchos venezolanos los perciben como individuos con fuertes afinidades partidistas. De los cinco rectores actuales, cuatro, incluyendo su presidenta, están vinculados, con distintos niveles de solidaridad, al gobierno de Chávez y uno a la oposición.

Esta politización ayuda a explicar el escaso entusiasmo con el que el CNE abordó algunos de los temas de la campaña (especialmente los vinculados a los reglamentos de la campaña), así como las inconsistencias en las acciones del organismo para hacerlos cumplir.”

(Informe del Centro Carter, sobre la supervisión de las elecciones de Venezuela de 2012, página 6)

Por cierto, sobre los Observadores Internacionales, el mismo centro dice:

“Sin embargo, a partir del año 2007, basándose en argumentos de soberanía nacional, falta de reciprocidad por parte de América del Norte y Europa y aumento de la confianza de los venezolanos en el sistema electoral, el CNE reemplazó la práctica de la observación internacional por la del “acompañamiento internacional”, invitando a individuos u organizaciones a presenciar las actividades correspondientes sólo al día de los comicios. … Este cambio en las reglas transfirió de manera efectiva las responsabilidades de monitoreo a los actores nacionales, tales como las organizaciones domésticas de observación y los partidos políticos.”

Teniendo en cuenta esto, el mismo Centro Carter, ha dicho hace unos días sobre sus informes que “Dado su rol de acompañante, que difiere del de observador electoral, dicho informe no incluirá una evaluación del proceso electoral en su conjunto.”

Sobre el Tribunal Supremo, aprovechando que había gente que debía estar jubilada o a punto de jubilarse, el 6 de Diciembre, la Sala Constitucional destituyó a siete magistrados que estaban a punto de culminar su periodo o habían solicitado su jubilación. Entre ellos estaban los más veteranos e independientes. Y a los nuevos miembros del Tribunal Supremo los elige la Asamblea Nacional (y aquí está lo importante: se eligen por dos tercios, hasta la tercera votación. Si no ha habido mayoría de dos tercios, a la cuarta votación se eligen por mayoría simple…Lo cual hace que para una mayoría sea interesante no pactar y esperar, ya que a la cuarta elige a los que quiera sí o sí. (Parecen españoles, eh?)

Por cierto; hasta el 11 de Marzo pasado, la Procuradora General de la República, quien constitucionalmente “asesora, defiende y representa judicial y extrajudicialmente los intereses patrimoniales de la República, y será consultada para la aprobación de los contratos de interés público nacional” era la la mujer de Nicolás Maduro.

7.- Hay una parte del sistema electoral de Venezuela que es de los más avanzados del mundo. Pero hay otra parte que puede ser facilmente manipulable, si tienes los resortes del poder. El sistema de recuento de votos puede ser cristalino; pero para la oposición el problema no está en ese lado, o no tanto en ese lado: Ellos hablan de que la gracia es el acceso al voto y quien vota (el hecho, por ejemplo, de que según dicen hay lugares donde hay más votos que votantes censados, esas fotos que podemos creer o no de personas con varias cédulas (lo que aquí llamamos DNI), rarezas a la hora de cerrar los centros de votación, etcétera.

8.- Hay muchas formas de hacer recuentos y auditorías. Una muy soft, una soft, una hard, y otra muy hard. La oposición quiere el recuento más duro posible, y el CNE (y el chavismo), no está por la labor (aparte de que dicen que es ilegal). Este es un buen momento para poneros un enlace a un video en el que explica el recuento que se hizo en 2004 en el Referéndum Revocatorio.

Y llegamos al día de hoy, del que hablaré en el siguiente post.

El problema de Google es el Geekismo (Sobre Google Babble)

GoogleplexEstos días se está hablando bastante de Google (para mal), por el tema de que cierra Google Reader (y los popes de la cosa piensan que están violando nuestros Derechos Fundamentales), y que saca Google Keep (y los popes de la cosa piensan que también están violando Nuestros Derechos Fundamentales por hacer la competencia a Evernote mientras cierran Reader).

Mientras Google no hace más que atentar contra el Derecho Natural, saca una herramienta, Google Babble, que viene a ser (dicho por varios popes de la cosa), que puede ser la competencia de Whatsapp…y yo digo que ya estamos con lo de Wave, Google plus, Quora, y el largo etcétera que le sigue.

Parece que ni Google los popes de la cosa quieren hablar del elefante que está en medio del salón : el problema de Google es el Geekismo. Lanza productos que son buenos, pero después los usuarios que empiezan a socializarlo, son early adopters e influentials con un punto geek bastante grande…y eso te condiciona el recorrido de la aplicación (social) a corto plazo.

Volviendo a Babble, resulta que es el intento de Google de unificar todos sus servicios de chat, Hangouts, etcétera, en uno, y algunos popes han dicho que será (o tratará de ser) la competencia de Whatsapp, y más ahora que éste empieza a ser de minipago y tal…y yo digo que no.

Por centrarme en lo más gordo: la privacidad.

Veréis. El concepto de privacidad que podemos tener nosotros no es el mismo que pueden tener cierto tipo de usuarios de Whatsapp (y numeroso). Para ellos la privacidad consiste en que su novia-novio-padres-amigo-compañero de piso-amante no pueda ver las conversaciones que tiene. El tema de que la seguridad de su protocolo sea cuestionable y en redes abiertas se pueda hackear está muy bien…pero uno no es tan importante…y lógicamente uno le tiene más miedo a la novia que a un hacker etéreo interesado en tus conversaciones. Y cuando tus conversaciones son solo las de Whatsapp y están sólo en tu teléfono, suena bastante más seguro que “todas tus conversaciones juntas de cualquier plataforma Google, que puedes ver desde cualquier ordenador, incluso el que has dejado en casa mientras tu novia está allí y tú estás fuera…

Y sí, seguro que puedes configurar la privacidad ad infinitum…pero después de la experiencia de Facebook y ver que lo de la privacidad es un drama, si podemos evitar problemas…mejor.

Total, que teniendo en cuenta eso, si ese tipo de usuario tiene que elegir entre Line, Whatsapp y Babble, para cierto tipo de conversaciones, no usará Babble…y como es un coñazo (y peligroso desde el punto de vista de la privacidad de las novias), tener una app de chat para el mundo y otra para conversaciones privadas, lo más probable es que prefiera seguir con Whatsapp o ir a Line, y que el Babble esté muy bien, pero no sea una herramienta para hacer vida. En suma, que la privacidad para los popes de la cosa y para la gente normal, no siempre significa lo mismo.

Los productos sociales de Google son de maduración lenta. Aunque entre mucha gente a verlo. El uso real crece lentamente (en comparación a la explosión que tiene los primeros días). Y asumo que Google lo sabe. Por eso, en vista de su historia, no creo que Google piense en serla alternativa a Whatsapp a corto plazo…veremos.

Por qué @policia es lo más destacable de la estrategia online pública

PoliciaEl tema del día hoy en la Red, es el éxito del Twitter de la Policía, gracias a un artículo en El País, donde nos dicen entre otras cosas que es la policía más seguida del mundo tras el FBI, con un nivel de Retweets que vaya, y con un porcentaje de críticas del 1%, que ya quisiera yo tenerlo en mi vida, ya sea online u offline…

Alguien en la Policía en estado de Gracia, decidió apostar por un especialista de la cosa de fuera de la institución para organizar esto la estrategia para su Twitter (quiero decir, para idearlo, para gestionar la implementación del gran proyecto, aunque luego haya mucha gente de dentro metida). Y digo en estado de Gracia, porque es muy, muy difícil, resistir a la inercia de “llevar estas cosas totalmente desde dentro” (y más en un cuerpo como este)

Hubiera sido muy facil hacer del Twitter de la policia un autentico coñazo (cosa que probablemente habría pasado si todo esto hubiera sido organizado y llevado exclusivamente por gente de dentro, sin intervención, ayuda, consultoría o consejos de gente del sector); podrían haber hecho un Twitter como el del Ministerio de Justicia, que de 700 tweets que tiene, 50 son de una retransmisión de un discurso de Gallardón….y cosas así.

Pero no lo son: dan información relevante, ayudan, hacen Retweets, mandan mensajes directos…son útiles (desde consejos sobre los mails de Nigeria hasta para los pobrecitos fans de Justin Bieber). Pero son útiles desde la perspectiva ciudadana, no desde la perspectiva de un Director General. Son útiles, no porque tengan un Twitter, sino porque tienen un Twitter que la gente sigue y usa. No es el qué (la Red Social); es el cómo (interacción con códigos propios del lugar y con información relevante para el lugar). Ya sea en un Twitter de la Policía, o siendo Papa, uno tiene que modular y hablar para la gente que le escucha; ha de decir cosas relevantes, ha de ser ameno….y ha de hacerlo en la forma en la que la gente que le escucha le pueda entender.

Todo esto es muy, muy útil a varios niveles: Aparte de la obvia función que tiene, y la publicidad que le da al cuerpo (a su función y a sus logros), no podemos olvidar que es una herramienta muy útil para que el ciudadano se acerque a la policía ya sea para denunciar algo, pedir información, etcétera (otra pata de la Escucha Activa, vaya).

Total; que el Twitter de la policía está funcionando tan bien, que algún genio de la política tratará de meter mano ahí (en forma de nombramiento, destitución, sugerencia, etc)…y ahí se acabará la magia…(un poco como lo que ha pasado con los informativos de TVE…cuanto más independientes y dejando a los que saben…mejor van las cosas. Cuantas más injerencias….ya vemos las cifras.)

En suma; es sin duda y de lejos, lo mejor de la estrategia online de toda la cosa pública en España. Algo que está muy bien…para variar. Espero equivocarme y que no se lo terminen cargando.

Pro Eligendo Papa

CónclaveMañana empieza el Cónclave para elegir al 266ª Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. Y eso es el acto más eminentemente político que hay en el mundo. Y como este blog trata fundamentalmente sobre política, vamos a hablar sobre ello.

No voy a entrar sobre cómo se elige Papa, porque en esta era todo el que esté leyendo este post, por supuesto que sabe el procedimiento.

Tampoco voy a entrar en la renuncia de Benedicto XVI, y las consecuencias doctrinales que puede tener a medio plazo (porque aunque las Constituciones Vaticanas digan que la renuncia es buena y justa, es obvio que algún tipo de incongruencia hay con que el Sumo Pontífice pueda abdicar, pero que el Matrimonio sea indisoluble, u otras sutilezas teologales).

Tampoco voy a entrar en cómo me gustaría que fuera el nuevo Papa, o qué me gustaría que fuera.

Vamos a tratar de pensar como uno de los purpurados que van a entrar en el Cónclave, y tienen que elegir al sucesor del ya Papa Emérito.

En primer lugar, el anterior Papa está vivo. Y eso no es baladí. No es baladí porque es mucho más complicado elegir un sucesor que rompa con el anterior, cuando el anterior está mientras se elige al sucesor en Castel Gandolfo. el próximo Papa no puede ser alguien que rompa totalmente con su camino; más allá de que haya un acto folclórico como ponerse un nombre que enlace con el Vaticano II como Juan XXIV o Pablo VII (también sería una pequeña bofetada a Benedicto que adoptara Juan Pablo III), el sucesor del Obispo de Roma, no puede ser alguien a quien el cuerpo le pida una enmienda a la totalidad al pontificado de Ratziger.

En segundo lugar, hace falta un Papa que no sea demasiado mayor. Ya sabemos que la tónica vaticana es que tras un Papado largo venga un Papado de transición, de 5 o 6 años (lo que iba a ser Juan XXIII, pero luego salió con un Concilio Vaticano II). Este es otro gran problema.

Históricamente, un Papado corto es de unos 5 años, y un Papado largo de 15 a 18 años; el problema es que con la esperanza de vida que hay ahora, si eliges a alguien de unos 60 años, te puede esperar tranquilamente un Papado de 25 años, y eso es demasiado largo; como demasiado largo fue el pontificado de Juan Pablo II…salvo que abdique a cierta edad (esa es otra de las innovaciones que la decisión de Benedicto puede haber puesto de moda). Teóricamente, el Papado de Ratzinger iba a ser de transición, 5 o 6 años; y llegó a 8 y podía haber llegado a 15 si no hubiera renunciado…Por tanto hace falta un Papa joven, con energía, pero que a ser posible no tenga un pontificado larguísimo.

En tercer lugar, ha de ser un Papa con energía, con capacidad para hacer ciertos cambios, que hasta la misma curia considera necesaria. Alguien que tenga la visión y la capacidad de hacer las reformas necesarias para que el Vaticano II, 50 años después de haber terminado, empiece a ponerse en práctica en serio. Y también que haga una limpieza allí donde sea necesario hacerla (o por lo menos que lo parezca). Ello implica que ha de conocer bien el Vaticano por dentro, o conocer bien a alguien que de segundo pueda conocer bien el Vaticano por dentro (es decir, un Sodano, pero con ganas de cambiar algunas cosas).

En cuarto lugar, está el enorme problema de la geopolítica (o geopolítica religiosa, si se prefiere). La inercia nos diría que el próximo Papa debería ser italiano…como los últimos 400 años salvo los dos últimos…Pero creo que el próximo Papa no será italiano, por varias razones, que ahora explicaré.

Los primeros que no están muy por la labor de un Papa italiano son los italianos (no los cardenales). Veréis; el Vaticano está en Italia; el peso de la Iglesia en la vida política italiana es más que destacable, y i si encima vuelve un Papa italiano, de ciclo largo, podría implicar que la Iglesia se metiera más de lo deseable en la vida político-social italiana…y como que en muchos sectores no apetece.

A los cardenales italianos, que son la minoría nacional mayoritaria (son 28 y con unos pocos más pueden ser minoría de bloqueo), les gustaría un Papa italiano, claro; pero probablemente saben que el horno no está para esos bollos (aunque Scola suene a Papable), y probablemente estén maniobrando una italianada según la cual el Papa es extranjero, pero “un extranjero de los nuestros”.

El Orbe Católico ya no está mayoritariamente en Europa; y los purpurados lo saben; da igual que la mayoría de los cardenales sean europeos; saben que ese no es el mundo que les ha tocado vivir; y que probablemente, si nos atenemos a dónde están los católicos (o los nuevos yacimientos de católicos); hayan de mirar a cualquier otro continente que no sea el europeo; muy probablemente a Iberoamérica, lo que daría el suficiente aire de “modernidad”, para dar la sensación de que esto es un cambio de verdad.

En quinto lugar (aunque desde una perspectiva amplia, podría ser el primer lugar), hace falta un pastor. Juan Pablo II fue un excelente pastor; Benedicto XVI fue un excelente teólogo pero un pastor bastante mediocre…ahora hace falta alguien viajero, motivador, carismático; alguien que consiga hacer volver a católicos de todo el mundo a las Iglesias…un Papa que conecte.

Y en sexto lugar…está San Malaquías. Los cardenales, que al fin y al cabo son católicos, supongo que alguna opinión deben tener sobre las profeciás de Papas que hizo un santo de la Iglesia Católica sobre los próximos, y según él ahora viene el último Papa (o el último Papa de la Iglesia actual); lo cual debe tener algún peso a la hora de votar…A lo mejor para ellos implica que es el último Papa de la Iglesia Católica Romana, y que a partir de él la Iglesia Católica será más Universal, o no…

Total; que con todo esto, a mí me olía que el próximo Papa podría ser Scherer; pero ya lo han dicho tanto, que creo que lo han quemado; su recambio podría ser Sandri que es italiano, pero no, pero sí. Creo que ganan opciones Maradiaga y Dolan. sorpresa sería Braz de Aviz.

En suma; esta es una elección bastante más abierta que la del 2005, porque se diga lo que se diga ahora, me acuerdo de que ya se decía antes de empezar el Cónclave que el que tenía más opciones era Ratzinger. en cualquier caso, papelón que tienen los cardenales; elegir a un pastor, que, según San Malaquías, in persecutione extrema sacrae romanae ecclesiae, sedebit petrus romanus qui pascet oves in multis tribulationibus; quibus transactis, civitas seticollis diruetur, et judex tremendus judicabit populum (“En la última persecución de la Santa Iglesia Romana tendrá su sede Pedro el Romano, que hará pacer sus ovejas entre muchas tribulaciones, tras las cuales, la ciudad de las siete colinas será derruida, y el juez tremendo juzgará al pueblo”)

Aquí está lo que le faltaba al 15M

Un par de ideas rápidas:

Mucho se ha escrito sobre el 15M (yo también escribí lo mío), y también se ha escrito sobre qué pasó para que esa marea de gente al final no llegara a un cambio tangible, o un cambio tan tangible como otros movimientos similares consiguieron.

Como dije en su tiempo, un movimiento bottom-top de esta índole necesita una de estas cosas para tener éxito: un objetivo preciso que conseguir, o un lider que lo mantenga establemente. Y el 15-M no tenía ninguna de las dos cosas. Había un cabreo generalizado, había ganas de cambiar las cosas, y había un deadline preciso…y fue fantástico, pero admitamos que no se produjo el cambio que esperábamos.

Fue lo mismo que en 2009 le pasó a Organizing for America: tras la elección de Obama esa marea de gente se disolvió como un azucarillo (aunque se volvió a unir -en parte- para reelegir a Obama en 2012).

Pero ahora el tema ha cambiado. Ahora hay un objetivo claro, que es lo que no tenía el 15M: Que Rajoy abandone la Presidencia del Gobierno. Eso era lo que le fallaba al 15M: Su indefinición, su falta objetivos específicos. Se quería cambiar todo, pero nadie sabía hacia donde. Y eso no era un objetivo, era más un deseo, lo que le hacía tener los pies de barro.

Con todo lo que está pasando en España estos días, con un Rajoy tocadísimo (y su partido también) en el que parece ser el mayor caso de corrupción en la historia de la Democracia, (además del cabreo que hay por la crisis y por las políticas del Gobierno) ha llegado el impulso que le faltó al 15M: Un objetivo claro, alcanzable y tocable; un objetivo con el que un colectivo grande está movilizándose y que un amplio espectro de la sociedad mayoría piensa que es necesario. Un movimiento que está en todas las partes de España, y no específicamente en uno.

Esto lo cambia todo.

En poco más de un día hay más de 3/4 de millón de personas firmando para la dimisión de Rajoy; los periódicos del mundo hablan de lo que pasa aquí, y hay una sensación en la calle de que esto no puede seguir así, de que al menos por vergüenza torera algo debe de pasar…y encima hay un Rajoy enrocado en no dar explicaciones (la guinda ha sido lo de la declaración televisada…hasta a los periodistas), que azuza el cabreo general…y todos sabemos que Rajoy es de aguantar hasta que escampe; pero esta vez no creo que escampe.

En resumen: Ahora sí creo que pasará algo. Si no pasa nada, si con la situación que hay no pasa nada…entonces es que es verdad que la sociedad española aguanta lo que sea; grita mucho pero al final…nada.

Espero que no sea el caso.