Mi último día en el PP o Crónica de una muerte anunciada

Hace tiempo que me ronda una pregunta por la cabeza: ¿Qué nivel de compromiso hay que tener con un partido para militar en él? No hablo de votarlo, ni de ser simpatizante; hablo de militar; de pagar cuota.

La respuesta que he encontrado es que para ser parte activa de un partido, hacen falta dos cosas: a) un nivel de identificación fuerte y b) un nivel de compromiso alto.

He estado bastante tiempo dándole vueltas al tema; preguntándome qué pinto yo en el Partido Popular, hasta qué punto mi ideología está cercana a la del PP,

hasta qué punto soy yo – de verdad, de verdad -, de derechas, cuál ha de ser la implicación del Estado en el Mercado, intervencionismo, qué implicación pueden tener según qué ideologías en la crisis sistémicas que tenemos, etcétera.

Viendome desde distintas parcelas políticas, veo lo siguiente:

Economía:

Por un lado no tengo nada claro (o no tan claro como antes) que una bajada de impuestos reactive la economía en estos momentos; porque en estos períodos de crisis, tal y como lo veo yo, el dinero que se ahorre no se va a mover. En otras palabras: A día de hoy, no creo que una bajada de un 2 o un 4% de impuestos a una PYME vaya a hacer que ese empresario vaya a usar ese 4% en reinvertir en la empresa o en contratar más gente.

Y por otro lado, ahora no veo con tan malos ojos cierto (Cierto, ¿eh? no hablo de un 7%) déficit público en casos como el que estamos ahora; porque, tal y como me dijo un economista amigo mío, «El Estado no es una empresa que tenga que tener beneficios». Dicho en otras palabras, creo más que antes en la necesidad de la intervención del Estado en la economía, o mejor, creo que el Estado debe de intervenir en un mayor nivel de lo que pensaba antes.

Política social:

Antes pensaba que el Estado había de ser Reflejo y no Vanguardia de la Sociedad. Bien. Rectifico. El Estado también tiene la obligación de orientar a la Sociedad hacia un objetivo final, de una Sociedad mejor, más libre, más igualitaria (por favor, por favor, que no se me malinterprete ésto por el lado de que ahora quiero yo una democracia popular en vez de social, que me conozco a más de uno y más de dos que dirán que lo que yo quiero es un Estado Maoísta). Con esto quiero decir, que el querer que el Estado oriente muy grosso modo hacia un objetivo común, no significa querer un Estado Socialista. Simplemente pienso que a) deben haber servicios públicos universales fuertes (y públicos también en la gestión) y potentes y b) que, al contrario de lo que dijo Margaret Thatcher, yo sí pienso que la Sociedad existe, y es un Todo.

Derechos sociales:

Mi visión de la Sociedad, y los derechos sociales, es más progresista (o liberal en el sentido americano) que conservadora.

Vida de Partido:

Esto supongo que es igual en todos los partidos; pero yo hablo del Partido que me toca, del que (hasta ahora) he estado pagando cuota. Y lo que pienso (y lo que he vivido), es que no hay la suficiente democracia interna. Por mucho que digan los estatutos lo que digan…el papel lo aguanta todo (repito; como sé que pasa en todos los partidos)

España:

Por decirlo en una frase, yo creo que España es una unión de distintas naciones. Para mí España es una Unión; ni sólo un Estado (como dicen los nacionalistas) ni una única Nación (Como dice el PP).

Pero al final, hay un punto que no tiene solución de continuidad: Esperanza Aguirre, Jose María Aznar, Francisco Álvarez Cascos, y yo, no tenemos la misma ideología política. O ellos se equivocan de Partido, o me equivoco yo.

Por estas razones, he llegado a la conclusión, de que mi tiempo en el Partido Popular se ha acabado.

Esto no significa que en un momento dado tenga que no votar al PP obligatoriamente, o que vaya a volverme partidario de este Gobierno que nos ha tocado vivir; simplemente, que el PP me ha pasado por la Derecha, y lo coherente conmigo mismo, es pasar página.

[Shortpost] No sé si los blogs se mueren o no…

…pero el hecho es que yo (que he tenido varios blogs durante muchos años) encuentro que cada vez me da más pereza escribir en el blog, pero sin embargo, sí que uso bastante Twitter, Facebook, etcétera.

Lo que es irónico de este país que es España, es que el Blog se está muriendo (según algunos), y en realidad, en los políticos, no terminó de nacer.

Pocos políticos tienen y mantienen (seriamente) sus blogs más allá de las elecciones (por poner un ejemplo paradigmático; el de Manuel Chaves se actualizó hasta el día después de los comicios). Y creo que ellos son los que sí deberían de usarlos más que cualquier otro, porque ellos son los que han de explicar, con sencillas palabras, políticas complejas y decisiones duras, que no caben en los 140 espacios de un Twit, o a sus redes de amigos de Facebook o Tuenti.

Lo que vengo a decir es que, vale que el común de los mortales, dejemos morir los blogs (o no); o que en cualquier caso, no pasa nada porque no lo hagamos una cosa tan «diaria y cotidiana», como debía ser antes (porque hoy en día, los comentarios diarios, los enlaces diarios, el día a día que queremos compartir con el mundo, lo hacemos – al menos yo -, en las redes, Twitters, etcétera; y los Blogs, en todo caso, los usamos para las grandes parrafadas en las que hablamos de política, de tecnologías, de la novia, o del sexo de los ángeles).

Pero en el caso de los políticos es otra cosa; no son el común de los mortales. Son ellos los que se han quejado siempre de que los telediarios sólo te dan acceso a 30 segundos de noticia, que da para una frase, y no pueden transmitir el mensaje y sólo pueden dar el eslogan.

Pues bien; para eso deben usar los Blogs: Para asegurarse de que su mensaje, y no el eslogan, pueda llegar a la gente directamente, sin intermediarios.

Nosotros tenemos derecho a dejar morir a nuestros Blogs. Un político no. El político que de verdad cree en lo que hace, en estos días que nos han tocado vivir, tiene la obligación de tenerlo, y mantenerlo.

Creo.

Estados Unidos mata a sus fantasmas…¿Y España?

Ayer mandé un mail a mi gente de Estados Unidos, en el que les venía a decir algo así como que pueden estar orgullosos de su país, como fuera de él lo estamos en el día de hoy, y que han demostrado, tal y como dice su himno, que, al menos en este caso, son «The land of the Free and the home of the Brave».

Sinceramente pienso (y creo que esto me traerá más de algún problema con alguna amiga mía), que elegir a Obama es una prueba mayor de «Sociedad Avanzada», que elegir a una mujer Presidenta (Pongo Presidenta por no tener problemas, Pero creo que en español el participio presente termina en nte; el amante y la amante; no el amante y la amanta); porque al fín y al cabo, el elegir a una mujer, es cuestión de tiempo natural (A pesar de que quien he apoyado yo desde el principio era a Hillary).

Ésto que estamos viviendo, no lo hemos vivido los de mi generación nunca. Ésto, es otra cosa. Y es otra cosa por dos razones; la primera, ya suficientemente comentada por todos, es porque ésto no es política. (O no es política como la que estamos acostumbrados). Aquí hay…esperanza…Una esperanza global y colectiva, en que se puede mejorar todo esto (Joder, es que…cómo habla…es que de verdad, yo ya estoy muy curtido en escuchar muchos debates y muchos discursos…y algunos de ellos me emocionaron por lo que fueron…éste me emociona por lo que es…porque por primera vez en mi vida, un discurso que me emociona y me llega adentro, lo vivo siendo consciente. (Quiero decir; la Transición fue importantísima y hay discursos estupendos sobre la Libertad; pero yo no era consciente; y además, era algo muy local; para España. Ésto es global)

Aparte de la esperanza que ha desatado a nivel global el Presidente Obama, hay otro tema que me parece muy importante, y es que Estados Unidos ha sido capaz de matar a sus fantasmas.

El gran fantasma dentro de USA es el racismo; el «Efecto Bradley», el segregacionismo, el asesinato de Martin Luther King, Rosa Parks, Malcolm X, Jesse Jackson, el Ku Klux Klan…Y todo eso, la elección del martes, demuestra que, a nivel general, está enterrado; o si no lo está, no es determinante para la vida social del país en general.Porque en un país en el que se elige Presidente a un señor de una raza a la que pertenece (creo) el 17% de la población, no se le puede llamar racista. O si lo es, ha decidido superarlo.

Porque quiero recordar una cosa: El nombre de Barack Hussein Obama, es un nombre tan americano, como lo puede ser español: Quiero decir: Tan raro suena President of the United States Barack Obama como Presidente del Gobierno de la Nación Española Barack Obama.

Y lo curioso es que aquí, que damos lecciones a los demás, no puede haber un Presidente del Gobierno con nombre catalán o vasco…Hasta hace poquísimo se decía que el Ministro de Industria tenía que ser la cuota catalana del Gobierno…

¿Y por qué creo que Obama ha ganado siendo negro? Porque ha dado igual que lo fuera. Es decir; no creo que haya ganado por ser de color. Si fuera eso, quien ganaría sería Jesse Jackson, que es alguien en el que el color de la piel es algo muy importante.

A lo que voy: Obama es la transversalidad. Es negro, vale, pero no ha ejercido de tal. (Y no, no ha ejercido de tal, que seguro que hay algún estupendo por ahí diciendo que sí lo hizo pero en plan que no se notara; porque en el momento en el que hubiera ejercido de tal…se acabó)

Entonces; mi pregunta es…¿Por qué Estados Unidos puede matar a sus fantasmas…y España no?

Decía que Obama es la transversalidad…y aquí no la hay; a día de hoy, no la hay.

¿Sabéis lo que me gustaría de verdad, de corazón? Un Presidente que diga: «Da igual que seas socialista o popular, federalista o nacionalista, de izquierdas o derechas: todos queremos lo mejor para el país.»

Pero aquí no pasa eso. Aquí sacamos para cualquier cosa la guerra Civil. Todos. Todos.

Tengo ganas de que alguna vez un Presidente, lo sea de todos los Españoles; no dependiendo de en qué lado estuvieron sus mayores en la Guerra, o en qué punto geográfico nació, o cómo se escribe su nombre o apellido. Quiero un Presidente que no saque a su abuelo muerto en la Guerra para hacer política, si eso no nos une a todos. Quiero un lider de la Oposición que arrime el hombro al Gobierno cuando sea necesario, porque eso nos une a todos (como ha hecho McCain).

¿Por qué Estados Unidos puede enterrar a sus fantasmas, y España no? ¿Para cuándo un lider de todos, que deje a un lado la Guerra Civil, y que no diga que los de Izquierda-Derecha-Nacionalistas-lo que sea, son malos, o tal, o cual, o que su padre fue tal, o que su abuelo fue tal o cual? ¿Para cuándo un lider de todos, que nos una a todos para mirar hacia adelante, y no hacia atrás?

Los Estados Unidos nos han dado una lección.

[Shortpost] Obama Presidente

Son las 4.59

Todas las cadenas americanas acaban de anunciar que Barack Obama ha sido elegido 44º Presidente de los Estados Unidos.

Esto es Historia.

Enhorabuena a todos

Las lágrimas de Jesse Jackson (y de muchos otros)

En el día después de la eleccion, veo que casi todos los blogs, twitts, mensajes en Facebook, etcétera, tienen la palabra «Historia»…diá histórico, cita con la Historia, Historia, Historia, Historia…Y estoy de acuerdo: es un día histórico, y al ponerlo nosotros en escrito, nos sentimos un poco partícipes de la Historia.

61 millones de personas han votado a Barack Obama en Estados Unidos. No sé si a lo que él representaba; o a él, a pesar de lo que representaba.

Hay un par de cositas de política pura y dura que me gustaría significar, en forma de una enumeración corta:

1.- Aproximadamente 2/3 de los latinos votaron por Obama; eso supone un cambio dramático con respecto a 2004, que votó mayoritariamente a W.
2.- Parece ser que la Prop 8 (la de prohibir el matrimonio gay en California), ha salido.
3.- Parece que los Dems aumentan en las dos cámaras, pero lejos de los 60 senadores que se decía para parar el filibusterismo.
4.- Mi querida Jeanne Shaheen (Gobernadora de NH cuando estaba por allí, y una gran persona, y simpática), le ha quitado la plaza de Senador a Sununu.
5.- George W. Bush, ni está, ni se le espera.
6.- Elizabeth Dole ha perdido el escaño.
7.- El voto de Obama ha estado mucho mejor repartido que el de McCain…Los Reps deberán reflexionar sobre ello.
8.- Vaya estilo que tiene McCain…Qué gran 43 Presidente se ha perdido USA.

Sobre todo eso, ya se comentará; ya comentará mucha gente.

A mí hay una cosa que me ha llamado la atención mucho: Las lágrimas; las lágrimas de Jesse Jackson anoche en Chicago. Pero no sólo las suyas, sino las de mucha gente; tanto en Chicago, como fuera de Chicago (y de Estados Unidos)…Hay muchas esperanzas puestas en ese hombre, y mucha ilusión por lo que él representa…

El otro día estuve hablando con mi gente en NH (Peter es Senador en NH, y estuvo en la campaña de Edwards)…y me contó su mujer, que en la Convención Demócrata, que Peter lloró de emoción…Vosotros no conoceis a Peter; pero es un alguien que no llora.

Y se emocionó con Obama; a pesar de que no apoyaba a Obama en un principio. Y se le saltaron las lágrimas.

Y lo entiendo…Porque anoche se me saltaron (más o menos) también a mí, escuchando el discurso de Obama de la Victoria. A mí, un tío de Barcelona!

Porque para lo bueno y para lo malo, las elecciones USA también nos incumben a nosotros. Y le escuché…y o me lo creí o me lo quise creer, lo que queráis; pero el hecho, es que, sentí que estaba viviendo Historia en ese momento (y no tanto por el tema de que sea negro, de verdad), como por lo que representa él: Tiene 47 años; lo escucho y el mundo que dice que quiere me gusta más; veo su campaña y me gusta más cómo la ha manejado. Veo lo que ha hecho con las Nuevas Tecnologías, y creo que ha abierto una brecha, para que nos colemos por ahí.

Siempre lo he dicho; a George W. Bush, con todo, hay que agradecerle una cosa: Sin él no habría habido Obama. De eso estoy seguro. Pero creo que es de lo poco que se le puede agradecer.

En fín; esta noche ha sido impresionante para mí: He estado con los demócratas, más de 100 twitts, muchas fotos, posts en el Facebook, en Flickr, en el Blog…y creo que he sido testigo de la Historia…

Me ha quedado el post más cursi que he escrito nunca, pero si hay un día para estas cosas, es éste.

Sé que hay gente que opina lo contrario, pero yo creo que estamos de enhorabuena.

Creo que el mundo hoy es algo mejor que ayer.