¿Son los Estados Unidos tan cainitas como España?

Imagen en la web de Sarah PalinEn países con esas grandes divisiones (pensemos en la liberal Massachusetts y el Bible Belt), quizá los políticos deberían de tener un cuidado especial con lo que dicen y lo que no dicen. Asumámoslo: Un Tea Party, un Federico Jiménez Losantos; una Maria Antonia Iglesias o algún representante excesivo del ala liberal de Estado como Olbermann (gracias, Jordi), no ayudan a hacer una “More Perfect Union”, o a “establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran”.

Aquí llegamos a una cosa que me pregunto: ¿Los países que han sufrido el flagelo de guerras civiles, deberían tener algún tipo de leyes especiales, o si se prefiere de mecanismos especiales para evitar salidas de tono que enciendan cierto tipo de fuegos indeseables?

Desgraciadamente, ni España ni los Estados Unidos son la feliz, estupenda y aburridísima Confederación Helvética (donde no sólo hacen unos relojes de cuco estupendos y un chocolate fantástico; sino que también tienen un sistema político muy estable y unos consensos sociales impresionantes), y aquí y en la tierra del Tio Sam tenemos una historia y unas problemáticas territoriales-políticas bastante grandes. Y discursos como los de Sarah Palin o Intereconomía, pueden llevar a descerebrados a hacer barbaridades.

Entonces, aquí tengo más preguntas: ¿Hasta qué punto tiene responsabilidad el Tea Party porque un animal se tome por lo tremendo las burradas que dicen y pegue un tiro a una congresista? ¿Tiene toda la responsabilidad, ninguna, un poco? ¿Debería de prohibirse decir según qué cosas? ¿También sobre Bush o Aznar? ¿Debería de suponerse que políticos y Mass Media deberían tener cierto código deontológico o algún tipo de automoderación? Si obligas a una persona a moderarse o a no decir según qué cosas, ¿no es de alguna forma, censura, o coartar la Libertad de Expresión?

Preguntas que me hago, y de las que, sinceramente, no tengo una respuesta clara.

Tener un hijo, plantar un árbol, escribir un libro

Os voy a contar una cosa.

No sé si fue por mis padres, por el Colegio del Opus, o porque me vino por la Gracia Santificante y todo es;, pero desde que tengo uso de razón moderadamente adulto, hay algo que tengo clavado dentro con fuego:

Todo Ser Humano tiene el deber de intentar dejar un mundo mejor que el que recibió.

Pues sí. Creo que todos tenemos un deber natural, moral, humano, social, (o si lo preferís actualizadamente, ciudadano), de hacer algo por el mundo en el que vives, y también algo que sirva, aunque sea un poco, para los que vengan detrás de tí; de ahí viene eso tan viejo de que todo hombre (y mujer), en su vida debe de escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo; cosas que, en general, nos sobreviven.

Actualizado eso a día de hoy, al mundo 2.0, como lo de plantar un árbol esta chungo, y tener un hijo no digamos (y más a alguien como yo, con mis…especificidades), queda lo de escribir un libro, pero en la versión del Mundo que nos ha tocado vivir: un blog.

A todos los que tengáis un blog, y queráis poner vuestro granito de arena por un mundo un pelín mejor, os aconsejaría un par de campañas:

Solidary Ads, es una aplicación realizada el gran Francisco Carrillo, en la que podrás mostrar en tu blog banners de la campaña o del tipo de campaña que a ti te plazca y apetezca; según tu criterio (campaña apoyada por alguna ONG, eso sí) Así si lo que te preocupa es el medio ambiente, o el consumismo, o las focas, o la obesidad en niños americanos (sí, a mí también me preocupa); los banners que muestres estarán segmentados en ese sector.

Blogs Solidarios es (copio y pego), “una campaña dirigida a Bloggers que quieran apoyar a un proyecto solidario a través de su blog. El funcionamiento es sencillo: tú cedes un espacio de tu blog para colocar “publicidad solidaria” y los beneficios que se logren se destinarán al trabajo por la mejora de la salud global a través de las acciones de la ONG Planeta Salud”.

yo voy a participar en ambas iniciativas; Dos iniciativas que os aconsejo porque vosotros, igual que yo, igual que todos, también tenéis que poner vuestro granito de arena. Porque granito a granito se hace una playa. Y porque es Navidad, coño!

¿Es el momento de que el Rey abdique?

El Rey en el Discurso de NavidadEn el Discurso de Nochebuena del Rey, salió la broma de que Don Juan Carlos parecía Juanjo Puigcorbé haciendo de Rey, más que el Rey en sí. Esa broma tiene una parte seria; el Rey está bastante desmejorado, y está mayor.

Es un runrún cada vez mayor el que dice que el Rey no está bien, y que eso que le extirparon en el Hospital Clínic no era benigno, y que…que las previsiones sucesorias llegarán más pronto que tarde.

Sea cierto o falso, lo que sí vemos es que el Príncipe de Asturias i Girona está ocupando cada vez más espacio en lo público, y que el Rey cada vez menos (por ejemplo, en la Final del Mundial, con lo que le gustan al Rey esas cosas). Entonces; independientemente de que sea cierto o no el rumor de la salud del Rey, estamos viendo que ya es una sombra de sí mismo; está mayor, y ya se habla más de lo recomendable de la salud de la Jefatura del Estado.

Así que mi pregunta es: ¿Por qué no abdica el Rey?

En serio; está mayor, la gente le ve mayor y habla de que es la mitad de lo que era antes, el Principe está en su momento…¿Cual es la razón por la que no abdica?

Si abdica ahora, en pleno uno de sus facultades, podrá ayudar a Felipe VI a consolidarse y a frenar “cualquier problema”, que pudiera haber; en otras palabras,  hacer esa Transición tranquilamente.

Sé que hay gente que piensa que es mejor hacer una operación Lucero, porque en ese estado de shock con un rey de cuerpo presente y gente llorosa y asustada, es más fácil apagar cualquier conato problemático que hubiera, cuando yo pienso que es un craso error, porque en esta época hemos demostrado que gracias al poder de las Redes, la gente se automoviliza rápidamente para lo que sea (incluso para sacar un manifiesto rápido en cuanto el Rey se muera y algo muy viral y muy rápido que desestabilice).

Por eso creo que el Rey debería tutelar su propia Transición.

Desde una perspectiva más amplia, me lleva a otras preguntas ¿Tiene miedo la Monarquía?¿Tiene sentido ese miedo?

Un ejemplo claro y real: Una cena. Estamos 6 personas que no nos veíamos desde hacía mucho tiempo. Ideológica y vitalmente, todos distintos.

Al hilo del discurso del Rey Surgió la pregunta:  ¿En caso de un Referéndum Monarquía-República, qué votaríais?; Todos los menores de 35 años dijimos que votaríamos por la República, y el único pero fue el hecho de que esa República debería de hacerse cuando el rey Juan Carlos muriese; tras su reinado con final tranquilo.

Entonces, la cuestión, la pregunta es: ¿Tiene sentido que la Corona tenga miedo a cierto sentir republicano de la gente? ¿Los efectos del 23-F en la Corona, sólo valen para Juan Carlos? ¿Es la España nacida en Democracia republicana? Yo no lo sé, pero sí sé, que la generación de la Democracia, puede ser, si acaso, Juancarlista; pero monárquica, no.

Semana de la Sostenibilidad

Semana de la SostenibilidadSé que estoy un poquito pesado con el tema del Social Confirming y tal;de hecho, ha habido alguno en Facebook que dice que soy un pelota porque no quiero perder mi puesto (yo, que en mi vida he votado al PSOE (por ahora), que he despotricado lo más grande de la Junta de Andalucía, y que además, estoy Los Lunes al Sol; es decir; en el paro).

La verdad es mucho más sencilla que todo esto; y es que el tema me gusta mucho, me lo creo, y le veo potencial. Es parecido a lo que estabamos haciendo en NuestraCausa, pero desde una perspectiva más orientada a las empresas.

Llevo ciertos posts escritos sobre el Nosotros, el “we”, el poder de las Redes, la Resiliencia, etcétera.Y ya he visto de todo. Por eso la iniciativa del Social Confirming me mola; porque he visto de todo, y ésta, yo sí me la creo.

Y como me la creo y me la creo más que otras, creo que es justo reconocerle al Padre de la Criatura, Manolo Recio el mérito que se merece por ello.

Mirad; en España tenemos administraciones por un tubo, y políticos con responsabilidad por un tubo y a muchos niveles. Y el hecho, para lo bueno y para lo malo, es que el desarrollo de un concepto tan potente aquí en España lo ha hecho Manolo Recio, y ningun otro. Y es una apuesta fuerte y arriesgada; porque un concepto tan etéreo podía haberse quedado en nada. Pero ahí está; la gente cogió la idea, y si no creéis que es cierto, sólo tenéis que mirar los datos de Chameleon, o hacer una búsqueda en Google sobre el tema.

Y aquí entramos ahora en el tema que hemos hablado en los últimos Posts; el Social Confirming es una manera clara de implicar a la Sociedad, y a las Empresas, en el tema de la Sostenibilidad, gracias al empleo, entre otras cosas, de herramientas 2.0 (recordemos lo que decía Van Jones de la triple linea final de resultados, comentado en el post anterior).

Pues bien; resulta que para la Semana de la Sostenibilidad, están proponiendo al Ciudadano 2.0 de 2010. Y yo creo, que no solo por el tema del Social Confirming, pero también por ello, mi candidato es Manolo Recio.

Veréis; pueden haber miles de decisiones de un político que pueden repatearme, de un político. Pero si tiene una buena gestión, se lo cree, y además ayuda al desarrollo de la Sociedad Red, me da igual el color político que tenga, o a qué territorio pertenezca; si lo ha hecho bien en este sentido, lo ha hecho bien. Y Manolo Recio, en este sentido, lo ha hecho y lo está haciendo con convicción y apostando fuerte, que es de lo que se trata.

He visto algo especial en el AIR2010 (II) – Social Confirming es una actitud

Es PosibleYa he dicho un par de veces que nuestras acciones a la hora de ejercer de consumidores valen, y valen mucho (entendidas nuestras acciones como las de cada uno individualmente). Y os lo voy a poner en un ejemplo:

Uno dice que una sola persona no es importante ante esas enormes empresas y tal, ¿no?

¿Habéis visto el coñazo que os dan las empresas telefónicas para que cambiéis de compañía, para que os déis de alta, o el drama que es daros de baja? Ellos sí que valoran tu dinero. Tanto como para darte el coñazo a tí, para que te des de alta, para que mejores las condiciones que tienes a un servicio Premium, o para que te vayas con ellos en vez de a la competencia, (o para que no te vayas con la competencia y te ofrecen mejores precios).

Así que no te equivoques. La muestra de que tú vales mucho, es el coñazo que te dan para que les des tu dinero.

Ese mismo argumento sirve a la inversa: Tú vales mucho, y si no consiguen tu dinero, les duele (como minimo les duele tanto tu dinero como para que te den todo el coñazo que dan porque pagues una factura de 15 euros atrasada, o qué se yo)

Sin embargo, cuando tocan duras (que no te dan el servicio correctamente, que no funciona bien, que se han equivocado en la factura, que los yogures estaban caducados), todas las empresas vienen a decir que “ellos pasaban por aquí”.

Para las empresas, es importante tu cuenta corriente; no tú.

Pues bien; es hora de cambiar las reglas.

Ahora imaginemos que tú, decides que eres mucho más de lo que esa empresa cree que tú eres: Que eres algo más que una cuenta corriente. Imaginemos que te importan una serie de cosas que van más allá de si te ahorras 5 céntimos o de si tienes que andar 50 metros más. Imaginemos que empiezas a valorar a las empresas que no sólo tratan bien a tu cuenta corriente; sino que también te tratan bien a tí, a la gente que está a tu alrededor, a la gente que trabaja en ella, y al entorno en el que se desarrolla.

Pues eso, es el Social Confirming. Coges el poder que tienes, el derecho que tienes, de comprar o no, y lo haces pensando un poco en tu bolsillo, también un poco en las cajeras que sabes que están en negro y que no les dejan ponerse malas, o en esa empresa que sabes que está jodiendo el Amazonas. Y empiezas a gastar tu dinero de acuerdo con tus ideas…Si no te gusta que jodan el Medio Ambiente, ¿Por qué le das tu dinero a una empresa que lo hace?

Hasta ahora, teníamos la excusa de que es que no sabíamos, no tenemos claro si se portan bien o mal, etcétera. Pues bien queridos; eso se acaba.

En la Sociedad Red, nosotros podemos hacer saber al mundo que una empresa que está al lado de tu casa se porta bien con los empleados, y encima tiene un proyecto de ayudar a niños con problemas, o que otra empresa es una negrera y que todo lo que dice de que son muy buenos y verdes y responsables en realidad es mentira y marketing.

Internet, nos da esa posibilidad: Estamos todos conectados. Gracias a la Red, tenemos la posibilidad de actuar conjuntamente más allá de en las elecciones. Dejemos de ser “Nosotros”, sólo en los días en que toca votar y cuando gana nuestro equipo, y empecemos a ser “Nosotros”, también cuando compramos una cerveza; comprando (si quieres), la de los chicos que se portan bien, y no comprando la de los que se portan mal.

Esa es la gracia del Social Confirming; no es solo la acción individual de comprar o no comprar, es también el socializar; el hacer saber quién lo hace bien y quién no; el votar por empresas a favor o en contra; ser un activista; vaya.

Van Jones decía que tenemos que ir hacia empresas que la última linea de la cuenta de resultados sean en vez de una, tres lineas: Una línea de beneficios; otra de Coste Ambiental, y otra de Coste Social: La idea es que las tres lineas tengan valores positivos; que ganen dinero como quieran, pero que lo hagan ayudando Socialmente y Ambientalmente; o al menos no portandose mal, y no teniendo esos dos números en rojo.

Decía Alvaro Bohorquez, @BlogdeBori, que “el Social Confirming es como el viento, tú no lo puedes ver, pero notas sus efectos”. Pues eso; no es sólo una herramienta web en la que socializar qué empresas son socialmente responsables y cuáles no; es una actitud de todos nosotros para, con nuestro bolsillo, con nuestra cesta de la compra, controlar nosotros al mercado, y que el mercado no nos controle a nosotros.

Nosotros somos muchos más que ellos; pero ellos nos ganan (y nos joroban) porque estamos desorganizados. Es hora de organizarnos un poquito.