He visto algo especial en el AIR2010 – (I)

Manolo Recio,en el AIR2010Lo reconozco; el tema del AIR2010, y del Social Confirming, va a darme para más de un post, porque hay mucha, mucha tela donde cortar.

Este post no va a ser reflexivo (como si mis posts lo fueran) y va a ser un poco “desde las tripas”.

Mirad; cuando fuimos los fundadores de la ya extinta NuestraCausa a Estados Unidos (para hablar con gente de la campaña de Obama, para entender cómo hicieron lo que hicieron), sentí mucha, mucha envidia. Mucha envidia porque todo eso, el llevar a ese hombre a la Presidencia no era algo de las élites: era un movimiento de verdad de abajo a arriba, donde un candidato absolutamente improbable (acordaos de lo que decíamos en 2007) va y se convierte en Presidente…una generación echó para abajo una tradición y un modo de hacer política en Estados Unidos…porque lo hicieron juntos: eran un “Nosotros”;era la unión de microacciones coordinadas, que cambiaron el mundo (podemos entrar en un debate sobre si tanto como querríamos o a la velocidad que querríamos; pero eso es otro va para la segunda parte del post).

Como decía: sentía envidia. Porque en alguna parte de mi mente albergaba la duda de si eso era un fenómeno anglosajón,(o aplicable a otros sitios también), pero por la problemática española que nos dijo Ortega (ausencia de los mejores y una Masa que vaya…), aquí no tendría mucha prédica.

Y durante un par de años hemos intentado desde todas partes de España, hacer cosas aquí, y allá para ver si conseguíamos que la gente, o una parte de la gente, tomara conciencia de que son un parte del “Nosotros”, y que somos “Nosotros” los que tenemos que hace algo; pero la verdad es que sin mucho éxito; no nos engañemos.

Y de pronto, ocurre lo inverosímil; algo que (lo reconozco) se salía de mis coordenadas. En Andalucía, precisamente en Andalucía y no en otra parte, la Junta de Andalucía, la denostadísima Junta de Andalucía, está trabajando en serio en una herramienta 2.0 para hacer más “Nosotros”; pero no de aires o de olor de nubes; un intento real, serio, para que la gente empiece a ponerse las pilas sobre lo que están haciendo bien o mal las empresas.

“Bueno, bueno; vamos a tomárnoslo con calma y veremos”; uno, que lleva cierto tiempo viendo cómo va esto del 2.0 trata de tomarselo con buena voluntad pero con distancia…”Bonito intento top-down, para intentar hacer alguna cosita que veremos en qué se traduce”…

Pero lo que yo ví ahí, no me lo esperaba ni de España, ni de Andalucía. Allí había gente, y mucha, en serio, con ganas de hacer cosas. Allí ví gente que estaba trabajando por hacer un “Nosotros”. Allí ví cosas que había visto en Estados Unidos en Enero de 2009 en mi viaje a ver a los Obamistas, y que creía que eran imposibles aquí.

Reconozco que me he equivocado sobre el alma patria: yo pensaba que, bueno, que al final somos como somos, y a pesar de Mundiales de Futbol y tal, (esos son 12 tíos y nosotros nos subimos al carro de lo que han hecho esos 12 que no somos nosotros), somos apáticos y tragamos y tragaremos carros y carretas y no protestamos y vamos haciendo y adaptándonos. Y me he equivocado.

Señores, aquí, hay gente, mucha con ganas de hacer cosas. Que cree que es el momento de que las empresas, los mercados, dejen de reírse en nuestra cara y decirnos que todo va mal mientras obtienen beneficios, que les jode por dentro cuando las grandes empresas hablan de lo santas y buenas y lo Socialmente Responsables que son mientras externalizan y ponen a Subcontratas que creen que el Estatuto de los Trabajadores es algo que no opera en el Reino de España; gente que se cree el poder de las acciones conjuntas, de las microacciones conjuntas, para cambiar las cosas. Pero nos faltaba una chispa que nos encendiera. Pues bien: no sé los demás asistentes, pero yo la encontré en Sevilla esos días, en ese hotel.

En esos dos días se dieron una serie de circunstancias catalizadoras a la vez:

– Un político que de verdad se creía el tema.
– Un equipo de organizadores movilizado como sólo he visto en Estados Unidos para poner al primer Presidente Inverosímil.
– Una idea clara de lo que queremos conseguir.
– Un señor americano que nos galvanizó con su discurso y sus lágrimas.
– Un grupo de twitteros-blogueros que son mejores del País para generar una campaña viral (y no, no me estoy incluyendo a mí en ellos)

y lo más importante:

– Mucha gente con hambre de hacer cosas.

Ese cóctel produjo una sinergia que pocas veces vais a encontrar. Y no es cosa mía. Leed a Adolfo Suárez (@cosechadel66), Alvaro Bohorquez (@BlogdeBori), a Esteban Mucientes (@mediotic), a César Calderón (@netoraton), a cualquiera de los asistentes que tuviera un blog… ahí hubo algo real, de verdad, y está en nuestra mano hacerlo un tangible.

Mirad; en la conferencia escuché a algunos empresarios y representantes de cajas que me pusieron de una mala leche considerable (y sé que no sólo a mí) porque venían a decir que la culpa que tenemos la Sociedad (que es cierta), viene a ser equiparable a la de los bancos (y por ahí no paso), y si veías a la gente había ganas de “hay que hacer algo”. Bien, empezamos a tener herramientas para hacer algo. Nosotros. Tú, yo.

Esto nos tiene que entrar en la cabeza a todos de una vez: No va a venir nadie a arreglarnos la papeleta. Esto o lo arreglamos nosotros o no se arregla. Y tu parte para arreglarlo no es coger un fusil. Tu granito de arena puede ser simplemente comprar el pan en esa empresa que se porta bien, y no en esa que se porta mal, aunque te cueste 5 céntimos más. Tu pequeña acción puede ser utilizar la herramienta que están creando, e informarte de qué compañías lo hacen bien o lo hacen mal; si te enteras de que tu empresa o la de un amigo hace guarradas, decirlo allí, si quieres sin que se vea tu nombre, para que se sepa…hay miles de pequeñas,pequeñísimas cosas que puedes hacer. Ahora vas a tener más información de quién hace las cosas bien, y quien no.

Puedes hacer muchas pequeñas cosas, que no cuestan trabajo, que ayudan a que las empresas se empiecen a portar bien; pero si no las haces, si por los 5 céntimos o por no andar dos calles les das tu dinero a las empresas que son unas cabronas y no premias a las que lo hacen bien, no te quejes de lo mal que está el mundo.

Decía Van Jones en el AIR2010 que el problema de lo de Obama es que la gente se levantó para elegir a Obama, y luego se sentó. El lema no era “Yes, he can”; era “Yes, WE can”. Y si nosotros no empezamos a hacer cosas, mal vamos.

Estos días, en Andalucía, en ese evento, he visto hambre de “Nosotros”.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (4)
    • Mª Jesús
    • 21 diciembre 2010 1:31pm

    Fantástico!!. Comparto contigo esa emoción interna”desde las tripas” no puede asistir a AIR 2010 pero lo seguí virtualmente, y verdaderamente algo desde mi interior se encendió.

  1. Más que tripas, he visto pasión en tu reflexión. La que procede de la convicción. Seguimos conectados amigo

  2. Eres un monguer. Y un ponente bonsai, aunque midas más de metro setenta…
    Sabes que estoy de acuerdo. Y que ser un cafre (parecerlo) es una de mis virtudes defectuosas. Las cosas más serias intento tornarlas en lo menos serio. Pero eso es porque me lo tomo en serio.
    Muy en serio.
    Y este post no sale de tus tripas. El que escribí yo anoche sí salía de mis tripas. Entericas.
    Tío. Eres un crack.

  3. Excelente reflexión la de Van Jones: levantarse para elegir o decidir, sentarse cuando se trata de actuar. Abrazo, Javier :-)

Los comentarios estan cerrados.