Que no se nos vaya la cabeza con lo de la “Democracia Directa” gracias a Internet

Ultimamente hay mucho debate en internet, (con muchas ideas estupendas y preciosas) sobre la posibilidad de que internet haga que todo el mundo participe, que todo el mundo intervenga en todo, democracia real, felicidad, alegría y flores, etcétera.

Sé que me voy a llevar algún que otro capón por decir esto; pero todo eso es tan estupendo como irrealizable (O realizable pero peligroso). Por poner un ejemplo, la iniciativa del Partido de Internet, me parece una idea de buenos sentimientos pero que a medio plazo, puede traer problemas por razones que explicaré luego.

Vamos a ver algunos hechos que son así y que siempre serán así (si es de otra forma no lo verá esta generación en vida):

No todo el mundo puede participar.
Esto es impepinable. Siempre habrá un numero grande de gente sin la capacidad física de participar en una democracia «directa».

No todo el mundo quiere participar.
Esto es un hecho. No todo el mundo vota siempre. Yo no tengo la obligación de decidir cada cosa.

No todo el mundo tiene toda la información relevante para decidir.
Esto es un tema importante: Votar es muy sencillo, pero saber todas las implicaciones de todas las cosas que votas, suponiendo que se pudieran trocear las cosas, sería otro tema.

No todo el mundo tiene suficiente criterio para tomar tal o cual decisión
Esto es duro decir esto, pero es una verdad como un templo. y yo soy el primero. Yo no me siento capacitado para emitir un juicio de valor sobre muchísimas iniciativas, y si lo hiciera lo haría más por intuición que con conocimiento real.

Y ahora, para mí, la más importante de todas:

Un programa político ha de ser UNO, y coherente.
Si troceamos la Política en muchas políticas inconexas y sin ningún criterio, el resultado es un desastre informe.

Ahí veo el problema: que si partimos un programa político en trocitos variados y que cada persona vote, nos dará un resultado algo así como que paguemos menos impuestos (los de mi % de IRPF para abajo, sea el que sea), que se haga una moratoria de las multas pasadas (si tengo yo multas), que invirtamos más en sanidad y en infraestructuras, y que tengamos menos deficit y menos deuda y más seguridad…Y todo a la vez…nos van a salir unas incoherencias impresionantes.

Una de las cosas buenas que tienen los sistemas políticos con poder ejecutivo, es que «deliberar es de muchos, decidir es de uno» en general; y quizá así deba ser; porque una Política nacional, debe de tener una visión global, unos objetivos a largo plazo, y eso, muchas veces, implica tomar medidas impopulares.

La gente no votará por medidas impopulares, con las que la mayoría no está de acuerdo, pero para llevar a cabo esos objetivos a largo plazo, son necesarias.

Por tanto, por mucho que ayude el 2.0 a la participación etcétera, siempre habrá mandato representativo, o siempre deberá haberlo.

Esto es un poco filosofía barata, pero cuando mandamos a gente al Congreso, les pedimos que se informen ellos por nosotros de la letra pequeña de las cosas, y que, de cumplan con los grandes programas que han prometido, sin darnos mucho la murga.

Por eso creo que no se nos debe de ir la cabeza con esto de la Democracia Directa a través de Internet, porque puede traer más problemas que soluciones, si lo llevamos a extremos. Todo con medida, sin extremismos.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (3)
  1. Hola Hector!

    He estado desde hace tiempo leyendo con atención parte de lo que proponeis, y la verdad es que la música suena muy bien, pero al final, el tema que más me preocupa es el de la visión global de la política.

    Entiendo lo que quieres decir de que una cosa es el Gobierno y otra el Congreso; pero en las democracias europeas (y especialmente en la nuestra), el Poder Ejecutivo y el Legislativo están tan cercanos que de hecho aquí más que separación de poderes tenemos colaboración de los mismos.

    Veamos; mi crítica era más en general hacia conceptos de Democracia Directa que hacia vuestro proyecto, porque creo que vuestra forma de resolverlo es bastante elegante…Cuando quieras participar, y cuando no quieras, no (por cierto, para el tema de la delegación en cualquier ciudadano y no en diputados, habr
    ia que hacer una arquitectura legal especialmente garantista, porque veo que es facilisimo que «coja» voluntades de gente que no tienen muy claro lo que están delegando, etcétera.)

    Me preocupa, por un lado el que se intervenga «en caliente» o sin haberse adentrado en exceso dentro del tema X (no sé, me estoy imaginando que después de una violación, o un asesinato brutal, se voten cosas que no encajen plenamente dentro de la arquitectura constitucional…)y que el TC tenga que estar ccada dos por tres interviniendo para decir si esto se asienta o no dentro de la Carta magna.

    Y por otro lado me preocupa el tema de que se voten incoherencias. Por eso, quizá, para mí la mayor participación pasa por más Referenda y mas participación (un poco como pasa en Suiza), que por el tema de poder asumir tu voto delegado en un momento dado, porque para tener ese tipo de Democracia, hace falta una cultura democrática tan fuerte, tan grande…Y aún no la tenemos.

    En suma; que creo que como país, como Sociedad, no estamos aún preparados para un paso tan grande.

    Saludos!

    Javi

  2. Interesante post Javier, aunque discrepo ;) Para nada creo que el objetivo del Partido de Internet sea que participemos en todo momento.

    Como comentas no hay tiempo físico ni posiblemente motivación para que nos preocupemos de todos los temas que se tratan en el Congreso. Por ello planteamos que se pueda delegar en alguien que vote por nosotros. Exactamente como sucede actualmente pero además:

    – Se puede delegar en cualquier ciudadano, no sólo en diputados.

    – Se puede cambiar en cualquier momento de persona en la que se delega el voto o participar directamente en votaciones concretas.

    No se pretenden solucionar todos los problemas, simplemente regenerar la democracia acabando con el sistema bipartidista y llevando la larga cola a la política.

    En cuanto a los trocitos, una cosa es el congreso y otra el gobierno. Aunque habría que discutirlo con calma, al igual que el tema de las políticas a largo plazo.

    Un saludo y seguimos,

    Héctor

  3. Es cierto, no podemos perder de vista que no todos puedes/quieren participar… pero eso no significa que la política no deba liderar el cambio y dar respuesta a las motivaciones de quien sí las tiene ;)

    y nada de capones, que el análisis es bueno!

Los comentarios estan cerrados.