Ted Kennedy

Los Estados Unidos, son muy curiosos. Cuando estuve allí, hablando con cierto político, nos pusimos a hablar un poco sobre monarquías, sobre el concepto de Monarquía, Familia Real, etcétera, y la verdad es que tienen una imagen agridulce de ellos.

Por un lado, ellos son Republicanos y punto; pero por otro les causa una fascinación impresionante el tema de una monarquía, la pompa real, etcétera (Y Washington, que era un tío listo, cuando llegó a Presidente le decidió dar pompa a la presidencia y no daba la mano a nadie, siempre iba de terciopelo y siempre en un coche tirado por 6 caballos blancos…Sus cositas). Bueno; pues ese gusto por las formas, por las ceremonias, por la «pompa» (y ya van dos), les encanta sobre todo, en los eventos reales. Pero, tal y como dijo mi buen amigo y Senador, «Las monarquías nos encantan…lejos». Ni hablar de Monarquía alli. Bien.

Pero una cosa es una Monarquía, y otra una Familia Real. Y en Estados Unidos, todos lo sabemos, hay una Familia Real de facto: Los Kennedy.

Si escribiera por rellenar texto, empezaría a hablaros de Joe Kennedy, de cómo quería que uno de sus hijos fuera Presidente, y el elegido era Joe, hasta que se murió y pasó a ser Jack, de su asesinato, del intento de Bobby de serlo también, de su asesinato, y del no intento para luego sí intentarlo y luego no, de Ted Kennedy. Pero como para eso está la Wikipedia, hacerlo sería hacer un simple cortaypega, y eso no tiene mérito.

Pues sí. Edward Kennedy, llegó a Senador por los pelos. Es decir; cronológicamente hablando. Esperó a cumplir los 30 añitos que pedía la Constitución para presentarse, y efectivamente, ser Senador (claro, que todo es más fácil si tu hermano es Presidente y tu otro hermano Fiscal General). Y desde entonces no se ha movido de allí. 46 años de Senador por el Estado de Massachusetts.

Bien es verdad que una vez intentó ser presidente, pero las malas artes de Carter, por un lado, y su «problema» en Chappaquiddick, terminaron de jorobar sus posibilidades.

Pero en fín; resulta que este Senador, parte de la Familia Real Americana, que ha apoyado a Obama (cosa que no entiendo), y con el que comparto gusto por los tirantes, tiene un tumor en el Cerebro. Teniendo en cuenta su edad (76 años), puede ser complicada la cosa.

Si estuviéramos en USA, os diría que lo tuviéramos en nuestras plegarias y todas estas cosas, pero como eso aquí no se destila, simplemente esperamos que se recupere.

Por lo demás decir que a Obama esto le viene bien. Aunque suene muy cruel decirlo. Aunque será un candidato muy malo, si finalmente, como parece, obtiene la Nominación; (Y me habré equivocado; yo veía a Hillary; pero mejor para McCain, más fácil todavía).

Total, puede que de verdad estemos ante el final de una Dinastía.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (3)
  1. Te espera un premio en mi blog. Saludos.

  2. Me ha causado gracias el comentario ese de «»Las monarquías nos encantan…lejos»; me recuerda a cierto político francés que ante la inminente reunificicación alemana afirmó; «Alemania me encanta, tanto, que estoy encantado de que haya dos»…

    Los Kennedy son una saga revolucionaria e importantísima para América, pero están malditos, o esa impresión es la que me viene al pensar en tal dinastía de políticos.

    Un saludo.

  3. Hace demasiado tiempo ya que los Kennedy están de capa caída. La última que intentó ser elegida a un cargo fue la hija de Bobby que se presentó a Gobernadora de Maryland en 2002. El resultado fue que un republicano fue elegido Gobernador de Maryland por primera vez en casi cuarenta años.

Los comentarios estan cerrados.