Con Ari Melber, de Politico.com

Post originalmente publicado en nuestracausa

Con Ari MelberAri Melber era la excepción con respecto al resto de personajes con los que nos entrevistamos en NYC. La excepción porque era el único que no «hacía», sino que «analizaba»; y eso le daba una libertad para mirar con cierta distancia, según qué cosas, que era de agradecer.

¿Qué decir de Ari Melber que no diga su curriculum? Corresponsal de Net Movement de The Nation, escribe para Politico, The Advocate, tiene colaboraciones con la CNN,Wall Street Journal, NBC, etc. En otras palabras; es una autoridad en esto de los movimientos sociales en la Red, y de su influencia en la política (sólo hay que echar un vistazo a sus últimas columnas)

Por eso, esa cena fue para mí de las más interesantes que tuvimos; porque teníamos a alguien que de primera mano, estaba dentro de «todas las salsas», no específicamente en ésta o de aquella.

La conversación fue muy afable y relajada; como estuvimos bastante tiempo pudimos hablar de todo un poco, y nos dio bastante información muy interesante, que complementa mucho de lo dicho por otros contertulios que tuvimos en el viaje.

La primera idea que nos dió fue la de que el concepto de votante-consumidor (compro el político que más me gusta o que más se parece a lo que me gusta), está muriendo a favor del político que es capaz de hacer y modificar sus patrones políticos según la opinión razonada de sus seguidores. Ahora que la gente quiere participar más directamente, un político no puede «desentenderse» del feedback que recibe por parte de sus ciudadanos. Y ese feedback se produce gracias a Internet que hace que se amplíen, hasta no sabemos donde, las posibilidades de participar en política.

La campaña de Obama, más que ninguna, ha demostrado que ahora todo el mundo puede participar, dar su opinión y ser útil; es más fácil que nunca, y se puede(podrá) participar a casi cualquier nivel. Por tanto, a partir de ahora (entiéndase ésto con perspectiva), el grado de participación depende de cada ciudadano. En otras palabtras; la tecnología está haciendo cambiar la mentalidad sobre la participación política. Al hacer la participación más horizontal, más fácil y por tantos canales distintos, también ha de cambiar de algún modo la relación de los políticos con la Sociedad. Y los políticos más avezados terminarán poniéndose las pilas al respecto; Y ponerse las pilas, no es poner un Facebook, un par de vídeos de Youtube y un Twitter: es el verdaderamente dialogar con los ciudadanos; un verdadero feedback. No consiste en tener un Twitter: consiste en usarlo para escuchar y responder a la gente que le haga preguntas.

Otra clave fundamental que nos dió ( y ésta, creo yo, es fundamental) es que el exceso de simplificación de las ideas del contrario, o el exceso de crítica, es contraproducente, porque aparte de movilizar «al otro lado», crea un movimiento de simpatía en los indecisos; en otras palabras, un exceso de crudeza puede repercutir negativamente en tu propia campaña, porque la gente no es tan «plana» como a veces los estrategas políticos piensan, y ahora huyen más de la simplificación y la brocha gorda. El ejemplo más claro de eso ha sido la Prop 8.

La Prop 8 era una proposición de Reforma de la Constitución del Estado de California, que explicitaba que el matrimonio sólo podía ser contraído entre un hombre y una mujer. En otras palabras: prohibía constitucionalmente el matrimonio homosexual; por tanto quien estaba a favor de la Prop 8 estaba en contra de que el matrimonio gay fuera considerado «matrimonio».

La gente que estaba en contra de la Prop 8 hizo una campaña en la que simplificaba en exceso las ideas de los que estaban a favor de ella (como en los divertidos anuncios inspirados en los de Apple vs. Microsoft; como éste o éste otro)· Según Ari Melber, ese exceso se simplismo hacia las ideas a favor de la Prop 8, fueron las que hicieron que un estado como California, votara a favor de esa enmienda constitucional. Esa ha sido una importante lección a aprender.

De todas formas, con respecto éste tema, hay otro factor importante a destacar, que es la heterogeneidad del pueblo americano (había mucho pro-Obama negro que estaba a la vez a favor de la Prop 8), que se mueve más por «temas especificos» que por el todo o nada al que estamos acostumbrados aquí; además de que allí tienen (como en Francia) elecciones cruzadas, con lo cual puedes atinar mucho más a la hora de votar matices.

Y para terminar destacar que Melber, al igual que en el resto de encuentros que tuvimos en NYC, afirma que hace falta detectar y reclutar a buenos coordinadores y motivadores de campaña, para «mantenerla viva y hacerla cada vez mas fuerte», ya que las cosas por sí solas, en la mayoría de los casos, no salen.

Cuando terminamos la conversación, reafirmé la idea de que la Campaña de Obama ha supuesto un paso adelante, sin retorno, para el diálogo real entre Política y Sociedad.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (2)
  1. Por supuesto…empezando por España!

    Abrazos,

    Javi

  2. «El exceso de simplificación de las ideas del contrario, o el exceso de crítica, es contraproducente, porque aparte de movilizar «al otro lado», crea un movimiento de simpatía en los indecisos».

    Aplicable a cualquier ámbito, no?

Los comentarios estan cerrados.