El Bueno, el Feo y el Malo

Ayer tuvimos una reedición de «Tengo una pregunta para usted», con Gaspar Llamazares, lider de IU (o lo que queda de ella), Josep Antoni Duran i Lleida (lider de Unió y «casado-y-al-borde-del-divorcio-contínuo» con Convergència), y Josep Lluís Carod-Rovira, Conseller de la Vicepresidència de la Generalitat, y líder de ERC.

Astutamente, Televisión Española, dejó para el final lo que traería más polémica, porque se sabe que la polémica, siempre da Audiencia.

Para mí, este programa de ayer fue un poco como «El Bueno, el Feo y el Malo», y según para quien, cada uno de los protagonistas será uno de los tres de la película…

Por orden cronológico (luego diré quienes son para mí, cada uno de los tres), tenemos lo siguiente:

Gaspar Llamazares:

Estuvo mal. No fue su día. Apareció excesivamente nervioso, y, a pesar de lo que vende decir eslóganes progres, la verdad es que no sacó provecho al tema.

Pero tuvo su punto interesante, cuando un chavalín, metió al de la Izquierda Real en un jardín, al preguntarle sobre Cuba; sobre esa Doble Moral, de la Izquierda en general, y de IU en particular, que le permite condenar dictaduras, y justificar la cubana, sin despeinarse.

Vino a decir que sí, que en Cuba hay cosas que fallan (nada de condenas, éh?), pero que Cuba ahora es Soberana, que socialmente ha tenido sus ventajas el Castrismo, y que si no hubiera sido por el Embargo Americano, Cuba sería muy distinta. Y ese argumento es tan fácil de rebatir…

Porque con Franco también es aplicable; con Franco había cosas que fallaban, pero económicamente estaba mejor, y si hubiera pasado el Plan Marshall, España habría sido muy distinta.

No. Las dictaduras se condenan TODAS. Las de Izquierdas y la de Derechas. La de Franco, y la de Castro. Las dos son dictaduras repugnantes. Aprended, progres, que las dictaduras, dictaduras son, aunque las hagan Comandantes Ches Guevaras.

Josep Antoni Duran Lleida:

Personalmente (aunque puede ser también por cercanía ideológica), es el que más me gustó. Estuvo moderado, coherente, dominaba muy bien el discurso, se hizo amo de la cámara (a pesar de una mosca), tuvo cintura, y supo responder muy bien a todo.

Tuvo un pero, que fue un punto de incoherencia y balbuceo cuando le preguntaron por qué «Papeles de Salamanca sí, Relicarios de Lleida no», pero estuvo sublime en lo más complicado, para mí, de la noche; cuando una mujer musulmana preguntó sobre el tema del velo.

Vino a decir, que nuestra civilización aquí es ésta, y que si sus hijas llevan el velo por voluntad propia, ole. Pero si hay en ello cualquie miniconato de olbligación socio-cultural, entonces nada de nada. En un punto en el que era muy fácil achantarse y hacer demagogia, para mí acertó de pleno. Y de hecho, cuando se fue, fue despedido con aplausos.

Josep Lluís Carod-Rovira:

El líder de Esquerra, tenía, se mire por donde se mire, un papelón. Hay que tener agallas para ir a «territorio enemigo» y someterse desnudo a la inquisición de los que no te pueden ni ver. Y puede gustarme lo que dijo o no. Pero ahí estuvo, aguantando el tipo.

Dijo muchas cosas que a la gente no les gustó escuchar, e incluso les incomodó (independentismo, Catalunya-Nación, romper España, etcétera). Pero fue sincero y coherente. Muy coherente.

Se notó que en determinados momentos estaba excesivamente a la defensiva (como con respecto al tema de su nombre, ETA, u orígenes aragoneses), y a veces hasta parecía haber perdido las formas; pero me parece que estuvo, sincerametne, muy bien.

Me gustó una frase que dijo; una especie de pregunta al aire de si con comentarios como algunos que se dijeron allí sobre España («no quiero aprender catalán» de una señora, etcétera), se hace querer en Catalunya o no.

Resumiendo; mi imagen sobre Carod no ha desmejorado. Sigue estando en contra de lo que yo creo per sé, pero tiene mis respetos por su coherencia.

En este western que nos ofreció la television Pública, para mí Durán fue El bueno, Carod El feo (porque dijo las cosas que no queremos escuchar), y Llamazares El malo, porque fue el de la demagogia y el de no condenar Dictaduras si las hacen mis amigos.

Total; un día interesante en la televisión, para variar.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (10)
  1. Obviamente no eres demasiado sensible a las sutilezas; y no hablo de las mías, sino de las de Lobisome, que según se ve te han pasado desapercibidas. Sin embargo, sería ridículo que cometieras el error de pensar que me estoy defendiendo. Más bien trato de mostrarme todo lo amable y considerado que las circunstancias permiten. Como dirías tú, en la medida de lo posible.

    Lástima que tales medidas resulten tan subjetivas.

  2. John Doe; estas no son formas.

    En el blog suelo tener la mano bastante amplia con respecto a dejar libertad a la hora de decir coas, pero no me gusta el tono peyorativo que estás comenzando a utilizar.

    Se puede considerar un poco insultante, y de eso no quiero por el blog.

    Así que por favor, en la medida de lo posible, modérate en las calificaciones a los demás.

    Saludos.

    Javi

  3. Formulaste tres preguntas y respondí tres preguntas, obviamente bastante más de lo que debí hacer. Que me vengas ahora con ese victimismo falaz y pueril resultaría divertido si no causara una sensación tan desagradable. En fin, vete a otro con esa flácida letanía de «puntos mínimos en común»; seguro que a Zapatero lo conmueves.

  4. Hola neoconservador.

    Debo primero reconocer mi error al mencionar Cuba sin necesidad. Dije que no hablaría de lo dicho por Llamazares y lo incumplí al mencionar la isla. Ahí me has picado y buscaré el vídeo en concreto para poder opinar y verás que en algunas cosas no opinamos TAN diferente tú y yo.

    También retiro el calificativo de «impecable» a la intervención de Josep-Lluís Carod-Rovira justamente por esa mención a la «causa-efecto» y «sí pero no» relacionando su reunión con ETA con la baja actividad de estos terroristas desde entonces. Se la debería haber ahorrado, pero el resto de la respuesta la considero más que correcta.

    Por lo demás, ofenderte no era mi intención. Pero para disculparme debería saber en qué fallé, al menos en tu opinión, por que no le encuentro falta de respeto alguna en el texto a tí directamente dirigido.

    De todas formas, no te preocupes por futuros comentarios míos para tí en el futuro. No encuentro espacio para el diálogo entre los dos. Serà que nuestro anfitrión ocupa el asiento lo más a la derecha con el que puedo debatir.

    Lástima.

    Sé que este espacio lo compartimos gentes cuyas posturas políticas tardarán en converger más que las costas del Estrecho de Gibraltar, pero confiaba en encontrar un terreno neutral donde compartir un mínimo común denominador, por minúsculo que fuera, donde poder intercambiar más argumentos que dogmas.

    Confiésome iluso.

  5. Lobisome, pasar de hablar de Cuba es un fantástico modo de no comprometerte. Resulta irónico que, al tratar de no exponerte, te expongas.

    Si supiera que iba a ser analizado y juzgado tan sentenciosamente, y si además eso me importara aunque fuera sólo un poco, quizás me habría planteado utilizar un lenguaje más pulcro. En cualquier caso, decir públicamente hoy día que uno profesa la fe católica tiene más de alarde de valentía que de santo-y-seña social. De todas formas, el asunto es otro.

    En lo concerniente a Carod no sólo no me he pasado un par de pueblos, ¡ni siquiera uno! Me he quedado corto, y, pensando en ti, en la próxima ocasión me mostraré menos indulgente con ese tóxico espécimen de lo peor de la clase política.

    Honestamente, no tengo la menor intención de leer el artículo que linkas ni ningún otro publicado por el Avui, y ciertamente no creo que a estas alturas pretendas persuadirme de que lo que escribamos tiene algún valor per se: con un poco de pericia, uno puede convencer a un incauto de que la Tierra es plana, de que Carod es honesto y de que Cataluña es una nación. Tres teorías objetivamente falsas, pero muy del gusto de aquellos para quienes la verdad y el decoro jamás constituyen un obstáculo.

    Carod es un farsante porque ni la verdad ni nada que se le parezca interpretan ningún papel en sus convicciones. Es un hipócrita porque exige respeto en las relaciones que él mismo se encarga de dinamitar. José Luis Carod Rovira construye una Cataluña excluyente y fascistoide mientras habla solemnemente de democracia y de libertades; Carod se reúne con etarras, rechaza todo mérito y a continuación se atribuye su papel en que ETA no haya cometido ?demasiados asesinatos? (signifique eso lo que signifique) durante los últimos años. Carod se empeña en que lo llamemos por su nombre en catalán, pero se divierte jugando a olvidar el nombre de ?¿cómo se llama ésta, la chica del Rey, la rubita…??. Carod es un farsante, Lobisome, porque eso constituye una característica predominante de su personalidad.

    Lobisome, comprendo perfectamente que discutas la evidencia del fascismo de Don José Luis; basta con echarle un vistazo a lo que, supongo, pretendías hacer pasar por una vuelta de tuerca, pero que ha quedado en un truco tosco y poco convincente. Para empezar, el Franquismo ya ha sido abierta y decorosamente condenado por todos los demócratas españoles. Eso es agua pasada, aunque en las paranoicas mentes de unos pocos el pasado nunca muere, y lo sacan a relucir una y otra vez ya sea debido a sus problemas espirituales, ya sea para reabrir un debate que se cerró hace varias décadas. Franquista será el que apoye el franquismo, no el que no lo condene, teniendo en cuenta que no existe relación objetiva alguna entre las partes. La trampa reside en que, cuando se trata de condenar el franquismo, se incluyen estúpidas alusiones a mentiras históricas relacionadas con una presunta y falaz segunda república democrática y demás. Si te hace feliz que desprecie a Franco, por mí encantado; ahora bien, no sitúes en el mismo papel una apología de la tiranía republicana, porque eso, colega, no lo firmo.

    Hombre, si las fantasías de Don José Luis no son demagogia, si eso de que no establece ninguna relación causa?efecto de su reunión de Perpiñán con lo sucedido después pero que al mismo tiempo exige que se le reconozca su papel… si eso no son trampas dialécticas, que venga Dios y lo vea.

    Posdata: he tenido la cortesía de responderte pese a tu tono irrespetuoso. No lo tomes por costumbre.

  6. Finalmente he visto completa en YouTube la intevención de Josep-Lluís Carod-Rovira en el programa, ya tendré tiempo de ver las de los otros dos, o no.

    Sólo tengo tres comentarios al respecto:
    1- Impresionante
    2- Impecable
    3- Las verdades del barquero.

    No admito siquiera una crítica a las formas cuando insistían en cambiarle el nombre. A ver, que le están machacando con la bromita desde hará más de 4 años días sí y día también.

    De hecho el 24 de Marzo de 2004 escribió un artículo al respecto en l’Avui:
    Nosaltres, els Pérez

    Nada más a decir que comentar los comentarios:
    Ramsés ….: realmente quieres mantener un debate en este tono? prefieres que te respondan «pues en los otros dos programas ZP era un soso» o «Rajoy tonto del culo» y rematarlo con «oeoeoe, hemos ganao la copa del meao y quien la ha perdío se la ha bebío»?

    Entreri: Creo que viendo los resultados de audiencia de esa noche se te responde solita la pregunta. Nadie dentro de ERC, o incluso en todo el abanico político catalán, puede suscitar el mismo morbo. De hecho, de ser el director de TVE fichaba a Carod-Rovira con un programa semanal.

    Antxon Garrogerrikabeitia: en su derecho está el PNV de no mandar a nadie a ese ruedo, aunque habría sido interesante.

    neoconservador: Pasando de lo de Cuba, que gusto de no hablar sobre lo que no conozco (recomendable deporte), diré que Duràn alardear… tampoco alardeó, pero es cierto que él no esconde su fe y muchos deberíamos hacer lo mismo (de hecho planeo abrir un blog específico sobre religión y fe desde el punto de vista católico). Pero contra Carod… perdona pero te has pasado un par de pueblos, al menos uno.
    Dime por favor en qué es un farsante, en lo de su nombre y demás? te remito al link de antes.
    Dime por favor en qué es un fascista. Dile intolerante si quieres y no me quejaré a pesar de equivocarte de nuevo, pero fascista… fascistas los que insisten en NO condenar la dictadura de Franco. Vale, llamémosles franquistas o criptofranquistas, si nos ponemos en que fascistas fueron sólo los seguidores del Duce.
    Y demagogo… diría que demagogos son más sus y mis contrarios, pero ante un concepto tan complejo prefiero no pontificar.

    Finalmente, y puestos a poner títulos a la película, yo me fijaría en el único de los tres que me interesa poniéndole «Este muerto está muy vivo» o, como dijo Mark Twain, «El Reporte de mi muerte fue una exageración.» dedicado a la de veces que lo han querido retirar.

    Nuff said.

  7. Tan sólo he visto los clips reproducidos en otros programas de televisión. En fin, Cuba no es Soberana; Castro es soberano. Durán i Lleida me conmovió alardeando de catolicismo. Carod es un farsante, fascista y demagogo, y no le sobra valentía, sino ego. Cada día me parece un tipejo más y más repugnante.

  8. No sé a quién se le ocurrevetal bobada. El PNV hizo bien en no acudir.

  9. Yo sólo vi el trozo final de Carod-Rovira, y la verdad es que se defendió bastante bien: la jubilada y el estudiante castellano-leoneses se lo pusieron bastante fácil, la verdad («pe-pe-pero… ¡es que es España», «no tengo ningún interés en aprender catalán»).
    Lo que me pregunto es por qué se invitó a Carod-Rovira, vicepresidente de la Generalidad catalana, y no a alguno de los miembros del grupo parlamentario de ERC en el Congreso: Llamazares y Duran i Lleida son diputados.

  10. Para mi son «tres tontos en apuros».

Los comentarios estan cerrados.