Conversaciones Privadas

El día de la Hispanidad, hubo una entretenida conversación entre la Excelentísima Señora Vicepresidenta Primera del Gobierno (Poder Ejecutivo), y la Excelentísima e Ilustrísima Presidenta del Tribunal Constitucional (Poder Judicial).

En esta conversación, celebrada en un momento tan poco solemne como el desfile Militar de la Fiesta Nacional, se ve que la Señora de la Vega, abroncaba a la señora Casas. Y estoy total y absolutamente convencido, de que la bronca versaba sobre algún tema que nada tiene que ver con política.

Porque si personas de dos poderes diferentes, que han de tener total independencia uno de otro, hablasen sobre política, o una le echase la bronca a la otra, por cualquier cuestión que pudiera tener que ver con la política, y uno de ellos es el Presidente del Tribunal Constitucional, sería imperativa la recusación inmediata del Juez con respecto a cualquier caso en el que tenga que ver algo el Poder Ejecutivo, ya que se podría dudar de la imparcialidad del mismo (Bueno, en este caso de la Excelentísima e Ilustrísima misma).

Como no se ha producido la dimisión de nadie, ni la señora Casas se ha autorecusado de nada, asumo que estaban discutiendo sobre «Escenas de Matrimonio», o sobre «Soy más listo que un niño de Primaria».

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (2)
  1. Sí, he oído hablar de la separación de poderes en otros países…

  2. ¿No hablaban de putadas?. :)

Los comentarios estan cerrados.