El Papa en USA o “Benedict is not a Superstar”

Para un gay semi-católico (o semi no-católico), le es difícil a veces ver a la Iglesia como un agente símplemente político (ya sea por filias o por fobias, que cualquiera de las dos te hacen perder perspectiva). Pero el hecho es que, además de otras muchas cosas que la Iglesia es, o puede ser, también es un agente político, y de primer orden.

Y por eso, el viaje del Papa Benedicto XVI a los Estados Unidos de América, puede ser muchas cosas; pero también es político. Político porque ir a los Estados Unidos de George Bush de capa caída y al borde de dejar la Presidencia, tiene significado: Tiene el significado, de que no tiene significado.

Me explico. Ir a Estados Unidos con Bush recién elegido o reelegido, se puede tomar como darle un espaldarazo a él y a su política. Ir con un Presidente en lame duck, sin casi poder, y en el tiempo de descuento, es una cosa muy distinta. Porque vas simplemente a arreglar tus temas con la Iglesia y con la gente, y no hacerle tanto caso al anfitrión (al que tampoco le hacen la ola desde el Vaticano, la verdad).

Un viaje de un Papa a Estados Unidos siempre es una noticia; pero lo es sobre todo gracias a la estela que abrió Juan Pablo II con sus viajes; sobre todo por el primero que hizo a ese país, en Octubre del 79. Había una portada del Time, del 15 de Octubre, sobre ese viaje, que lo decía todo:

Pues sí; John Paul Superstar. Ese viaje fue simplemente triunfal. Era como una estrella de Rock. Baños de multitudes, misas en masa, fervor religioso-político (un nuevo Papa, mediático, no italiano, que viene de un país comunista), etcétera. Pero eso no fue nada con respecto a los siguientes; cuando se consolidó la alianza anticomunista Juan Pablo II – Ronald Reagan – Margaret Thatcher. Pocas veces la Iglesia en Estados Unidos ha tenido tanta fuerza y tanto empuje como en ese tiempo.

El viaje de Benedicto XVI a la capital del Imperio tiene unas connotaciones muy distintas: Ni a la Iglesia, ni al Papa alemán, se le hace la ola, como se le hizo a su predesesor. La Iglesia allí está de capa caída, entre otras cosas, por el tema de los sacerdotes pederastas, (que ha hecho muchísimo daño) y (sobre todo, el tema de los encubrimientos; el tratar de encubrirlo todo. Eso sí que ha hecho mucho daño.

Pues bien; el Papa Ratzinger (que no es Juan Pablo II mediáticamente; es muchísimo más inteligente que el polaco, pero no es mediático), ha ido a USA a tratar de arreglar un poco el entuerto, pidiendo perdón por todo ello; lo cual está bien y es necesario; no suficiente, pero necesario.

Pero…¿Y Bush?

George Walker Bush ha estado haciendole la ola a Ratzinger por tres razones: Por darse un poco de «vida» (está en pato cojo), por echar un cable a los republicanos de cara a las Presidenciales, y por pasar a la historia con una imagen un «pelín» más dulce. Si no, eso de que por primera vez el Presidente de los Estados Unidos, baje a la mismisima pista de aterrizaje para recoger a un Jefe de Estado Extranjero, que le invite a una cena de gala por el cumpleaños, y pase el invitado olímpicamente de ir y no haya ningún tipo de problema al respecto, o que aguante estoicamente la (pequeña) crítica hecha por Benedícto sobre la Política Exterior Americana, no habría pasado.

Total; un viaje necesario para los dos, en el que ambos demostraron que no están en un buen momento, y que además tienen que lidiar con el peso de las figuras de sus predecesores; porque ambos quieren pasar a la Historia; porque seas Papa, Presidente o Actor, el pasar a la Historia es una cosa que siempre tira. Pero ni es el mismo Papa, ni los mismos Estados Unidos, ni la misma situación. Por tanto, no; no hay un Benedict Superstar.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (4)
  1. Kazz, fijate; mis amigos, todos, menos 5 o 6, son de Izquierdas.

    Yo es que por lo que lucho es porque seamos un país normal; no un país donde la Izquierda tiene estereotipada a la Derecha, ni viceversa.

    Por cierto, que puta envidia te tengo…24 añitos…Si yo te contara lo que estaba haciendo con 24 años…

    Saludos

    Javi

  2. Javi, después de leer este post no me cabe sino me preguntarme si cuando dentro de siete años tenga tu edad escribiré tan bien =)
    Hmm… después de unos cuantos posts leyéndote, me empiezo a dar cuenta de que tengo más de una cosa en común con tus ideas… mejor que no se enteren mis compañeros de partido, que como dijiste el otro día, la gran mayoría no son demasiado tolerantes (si bien me temo que eso sucede en ambos lados).

    En fin, pasa un buen fin de semana =)

    .–

  3. Eso tenlo por seguro: probablemente es el Papa más preparado intelectualmente desde León XIII.

    Abrazos.

    Javi

  4. Ellos ya, hagan lo que hagan, pasarán a la historia, por ser los lideres con más poder.

    Me gusta que reconozcas que Benedicto no es carismático, pero es inteligentísimo (el ísimo lo añado yo si quieres).

Los comentarios estan cerrados.