El dilema de Obama

Ha sido paliza, pero no catástrofe. Los Demócratas pierden estrepitosamente en la Cámara, bastantes Gobernadores y mantienen el Senado. Mal, drama, pero no ha sido el Apocalipsis. Hasta ahí todo previsible.

Pues bien; ha llegado el Día Después. Ahora Barack Obama, 44º Presidente de los Estados Unidos, tiene una decisión que tomar. Y os aseguro que por más que leo a uno y otro lado del río ideológico (Americano y patrio), no tengo claro lo que debe de hacer. Así que dejo aquí dos opciones enfoques claros y distintos, según el pie con el que se haya levantado el Presidente Americano:

Perspectiva de estrategia política maquiavélica

Obama ha sufrido un correctivo, y eso le viene de perlas porque ahora ya no van a tener la culpa de todo los Demócratas; ahora en todo caso será corresponsable. Ahora quizá lo que debería hacer es irse hacia la Izquierda, y que los Republicanos rechacen, rechacen, rechacen; mandar perlas interesantes que inflamen mucho a los congresistas y senadores del Tea Party, y a esperar a ver cómo gestionan los Republicanos de toda la vida los excesos verbales de esa gente (esperando a que en 2012, Demócratas e Independientes le voten por miedo a una Derecha Republicana durísima más que por el «Yes we can»).

Por tanto, que empiece a dar su perfil «demócrata» de verdad, y a darse leñazos con el Congreso, (tratando de que los Republicanos tengan lío interno con sus nuevos amigos), esperando que la economía mejore algo, y que pase lo que le pasó a Clinton en el 96 (también depende mucho del candidato que pongan los del GOP)

Perspectiva de «Grandeur» Presidencial

Obama es el primer Presidente negro. Todo lo que hace es épico, es Historia. Él llegó a la Presidencia hablando de Unidad, de conseguir unir a azules y rojos en unos únicos Estados Unidos de América. Él ha hablado mucho de la Voz del Pueblo…y el Pueblo ha hablado.

El Pueblo se ha echado a la Derecha; le ha quitado mucho poder a los Demócratas y al Presidente. Es difícil argumentar que lo que le pide el Pueblo Americano a su Presidente es que se vaya a la Izquierda. Porque tácticamente a lo mejor es lo que más le conviene; pero él es un Presidente épico; un Lincoln…y los Presidentes épicos a veces hacen cosas que como estrategia política a corto plazo matarían a su Administración pero que después pasan a la Historia como grandes Hombres.

¿Qué hará Obama? Pues yo creo que dirá (como empezó a decir ayer) que el Pueblo ha hablado, que hay que escucharle, que hará cambios, que hay que tomarse las cosas con más calma, más bipartidismo, que ahora que los Republicanos tocan poder se porten como buenos chicos, etc., pero a la vez irá lanzando chinitas, guiños a su electorado que no llegarán a ningún sitio (más o menos como hizo Felipe González de presentar la Reforma del Aborto un cuarto de hora antes de disolver las Cortes…el Honor está salvado), pero que quedarán muy bonitos. Y mientras, a esperar que los Republicanos se radicalicen más, o se peleen entre ellos por el significado de las esencias, y sobre si la masturbación es constitucionalmente admisible o no. Nadar y guardar la ropa, vaya…

Por cierto; me parece a mí que las opciones de que Hillary vaya en el ticket de 2012 han bajado unos cuantos enteros…

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (2)
  1. Francisco:

    Pero es que yo veo que ideológicamente (desde una perspectiva económica) están en eso; quiero decir que en economía tampoco hay tantísima diferencia entre los Tea Parties y el republicano medio.

    Y el problema de los demócratas (tal y como dice bien @Egocrata), es que básicamente son una jaula de grillos (o si lo ponemos mas cañí, el Partido Democrata es el Coño de la Bernarda) y tampoco van a aprobar nada entre ellos porque no se pondrían de acuerdo.

    Y Obama ya ha dicho que no va a parar todo…o sea, que vemos recortes recortes recortes y mano invisible…vienen curvas…

    Abrazos

    Javi

    • francisco
    • 4 noviembre 2010 11:28am

    Veo que descartas la posibilidad de que un reducido grupo de republicanos (digamos un 30% del total al menos) se den cuenta de que hundir el pais es un precio elevado por cargarse a Obama y negocien una política más centrista con Obama a cambio de salvar las empresas de sus sufridos votantes, perdón, digo lobbistas por supuesto.

    Si los republicanos tienen las pelotas y el escaso cerebro del Tea Party meterán al gobierno en un agujero negro económico, aniquilaran las leyes de Obama (sanidad) y mientras la economía se hunde y China pasa a regir el orden mundial echaran la culpa de todo a Obama y a los inmigrantes para colocar a un ultra en las elecciones de 2012.

    Pero, por dios, ¿están todos tan locos?. Yo entiendo que algunos si, pero no creo que todo el partido republicano y todas las empresas que los apoyan sean unos tarados, algún Diaz Ferrán tendrán por ahí, pero las grandes corporaciones (que pagan el chiringo) no quieren ser aniquiladas para que Obama no repita, con controlarle les vale.

    Yo apuesto por algún caramelo al Tea Party (homosexuales, armas, ejército) para que se regocijen un poco, pero los republicanos «empresarios» pactarán con los democratas una vía de salida de la crisis y una política económica que cargue sobre los votantes más que sobre las empresas pero que no destruya el país. Adios a las leyes del cambio climático y al control de la banca, pero Obama encontrará una salida mejor ahora que cuando tenía que pelearse con sus propios idiotas, le será más fácil llegar a acuerdos con la sección razonable de los republicanos que con un congreso de idiotas democratas. Tensarán la cuerda para tener opciones de ganar en 2012, pero en el fondo es posible que crean que 2016 es una meta más sencilla (creo que solo Carter y Bush padre pringaron la reeelección en 40 años).

    O eso, o la lían y los chinos venden todos sus dolares en el mercado de divisas y EEUU se convierte en Argentina.

    No descarto el corralito americano, que conste, tener a un buró comunista con un arma de destrucción masiva de la economía capitalista es digno de un libro estilo 1984…

Los comentarios estan cerrados.