Enric Sopena, o al César lo que es del César

Hoy he estado en el Soocial Zoone, organizado por el PSC; una iniciativa muy interesante de participación que está abierta a gente que no es de su partido, cosa que está muy bien y es valiente (y no todos lo hacen en serio; alguien en otro partido me dijo que me invitaba a algo con cierto candidato a la Presidencia de la Generalitat con la condición de que no preguntara sobre cierto tema, y así no me mola ir a las cosas…)

El invitado era Enric Sopena; para hablar sobre la importancia de los Medios de Comunicacion (sobre todo 2.0) en la Campaña Electoral.

El conocido periodista habló, entre otras cosas, de que la Izquierda mediática está en peor posición que la Derecha (cosa con la que puedo estar de acuerdo desde una perspectiva clásica top-bottom, pero ni de coña desde una visión 2.0 (o de movilización de abajo a arriba, si lo preferís), sólo hay que ver la vida que tienen los Twitter, Facebook y Blogs de la órbita progresista, donde hay una vida increíble, en comparación con lo que hay en la Derecha, mucho más ridiculizado y atomizado, en general).

Decía Enric Sopena que había muchos más diarios online serios, viables, con dinero de por medio, de Derechas (y de Derecha dura) que de Izquierdas; y eso era debido en primer lugar a que la Derecha en general, y la mediática, en particular, tiene más dinero, y en segundo lugar debido a que la Derecha está más organizada en estas cosas de arriba a abajo, que la Izquierda.

Aquí metería yo una tercera razón, que es la siguiente: es mucho mas fácil crear movimientos en contra que a favor; es mas fácil conseguir gente que te lea con un discurso contra algo (y si es contra un Gobierno, más), que a favor. Dicho de otra forma; si estos diarios de Derechas se encargaran básicamente de loar al PP y a su ideología, tendrían muchos menos seguidores (lo que mola es leer cómo dan caña al Gobierno)

Todo el que me haya seguido (si es que hay alguno), cuando empecé este blog allá por 2007, sabrá que mi pensamiento en los ultimos tres años ha sufrido grandes cambios; y es una sensación que me encanta, porque implica que evoluciono, que mi pensamiento crece, muta, y que es algo vivo, no estático.

Yo le he dado mucha caña al Director de El Plural, una de
las grandes bestias negras de le Derecha. De hecho, hace tres años, hice un post muy critico sobre él y, entre otras cosas, escribí que Enric Sopena era a la Izquierda lo que Jimenez Losantos a la Derecha.

Enric Sopena es un hombre de Izquierdas. Y se comporta como tal. Defiende vehementemente en lo que cree (hasta limites que a mí no me gustan) y reparte muchísima cera (cosa que tampoco me gusta).

Después de escucharle y preguntarle, ahora lo entiendo bastante más: El problema que tienen Sopena y el Plural, es que, al ser el único diario online progresista con gente de peso, tiene que hacer de todo a la vez: responder a los ataques del resto de periódicos de Derecha que dan caña dura, defender las políticas del Gobierno Progresista que hay, crear opinión, etc.

Y hacer todos los papeles juntos es una jodienda; por eso dijo cuando le pregunté (y mi pregunta,que fue sin acritud, era dura), que cuando va a formatos serios da una imagen mucho mas sosegada y con muchos más matices que cuando va a La Noria o tiene que escribir para dar caña o responder.

De hecho, puso el ejemplo (que yo no sabia) que trabajó en el ABC de Zarzalejos (ya sabemos como terminó Zarzalejos en el ABC) y que son grandes y viejos amigos.

En otras palabras, no es otra cosa, o no da otro perfil, porque no tiene espacio para ser otra cosa, ya que no hay nadie más que defienda seriamente, con vehemencia, y desde un diario online de tendencia progresista al Gobierno; y para lo bueno y para lo malo, eso hace que siempre se te vea como alguien de confrontación, cañero; porque allí donde le llaman, es para dar y que le den caña (y vamos a reconocer, que es el periodista más criticado del lado de la Izquierda en España; y eso tiene que pesar).

Es una pena, porque con esa experiencia y ese curriculum, tiene que saber un huevo, y solo vemos la parte mas dura y cañera de él.

Hay una enorme diferencia entren Jiménez Losantos y Enric Sopena. Éste cree en lo que dice. Me guste o no, siempre está en las mismas coordenadas. No puedo decir lo mismo de Losantos. Creo que Federico defiende lo que más lectores (y por tanto, más dinero) le dé. Y eso es una gran diferencia.

En suma; he estado básicamente en desacuerdo con casi todo lo que ha dicho (maticemos; tenía razón en lo que decía pero no hacía autocrítica, ni crítica a los excesos de la Izquierda, que los hay, y muchos también); pero lo que ha dicho, me parece que tiene todo el sentido, y he visto que es un hombre con muchísimos más matices y mucha más profundidad de lo que yo creía. Una grata sorpresa, y me quedo con ganas de verlo en alguna tertulia seria donde pueda escucharle hablar con todos los matices posibles.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (1)
  1. Muy interesante reflexión. Da que pensar. Yo mismo, que me considero de izquierdas, no tenía esa opinión sobre él. Lo veía, como dices, de corte sectario y un paralelismo de Federico. Habrá que leer El Plural entre líneas para comprender.

    En todo caso, no entiendo lo de la mejor organización de la izquierda en el entorno 2.0

    Todos los movimientos digitales y plataformas de derecha triunfan. Red Liberal, CiuDem, HazteOír, Derecho a Vivir, Denaes… etc.

    Algunos incluso consiguen que sus iniciativas 2.0 lleguen al mundo real en cientos de miles de personas (como la manifestación ultraderechista de HazteOir hace un año en Madrid).

    En cambio la izquierda mantiene ahí sus cuatro tristes redes, languideciendo, apenas sin repercusión y desde luego no han logrado materializar ni una sola iniciativa en el mundo real.

    Saludos.

Los comentarios estan cerrados.