Españolismo, Patriotismo, Nacionalismo (y III)

(Por fín va la tercera parte de mi post, éste ya centrado sobre esta Catalunya en la que vivo y curro)

Decíamos ayer (otra vez, homenaje a Fray Luis de León), que el tema de lo de la Copa del Mundo de fútbol había llevado a lo impensable; Banderas de España por doquier. Pero más impensable aún es el hecho de ver MUCHAS banderas de España también en Barcelona (dos incisos; habían más banderas de España los días antes de la Manifestación que el día después, hecho del que hablaré luego). Dijo Puigcercós que por cada bandera de España habían 5 de Catalunya, cosa probablemente cierta; pero es que antes no habían banderas de España, simplemente.

Antes, la Bandera de España en Catalunya perdía por incomparecencia (salvo en los edificios públicos) y en los días en que ganaba la Roja se vieron bastantes. Hubo gente a la que le gustó, a otras les dio igual, y a otros les jorobó un poco (o no poco). Pero bueno; ahí estuvieron. Y también hubo alguna gente que quiso sacar la Bandera, pero que no lo hizo porque le dio vergüenza, o porque pensaban que podrían tener problemas, o porque cambiaron de opinión (y eso lo vi yo en primera persona con dos ejemplos; el bar de enfrente de mi casa, primero la puso y 5 minutos después la quitó, y algún amigo mío que me comentó que quería que ganara España pero que no se lo decía a su colla de amigos porque podría ser que algunos no se lo tomaran bien).

En cualquier caso, el hecho es que por primera vez en la Catalunya no institucional, no se ha visto un símbolo; se han visto dos. Y yo pienso que eso supone un nuevo reparto de cartas en lo que a la política nacional de Catalunya se refiere. Me explicaré.

Todos los partidos en Catalunya giran en torno a la Senyera (menos el PP y Ciutadans, que usan ambas y tal); pero los dos grandes partidos catalanes, PSC y CiU, giran en torno a la ella; mucho me sorprendió cuando llegué aquí el hecho de que si a cualquier cosa le ponías una Senyera de por medio, entonces adquiría una importancia vital, fuera lo que fuera. Y la verdad era que a nivel social, la Bandera de Catalunya (estelada o no) la única bandera que había; no veías a gente en general con banderas de España, excepto a 4 “fachillas” por ahí y tal; en otras palabras, había un solo simbolo en Catalunya; el otro, simplemente, no estaba.

Pero ahora ha aparecido la bandera de España; y no sólo en los 4 fachillas de siempre; aquí hubo mucha gente de aquí que no votará en su vida al PP ni nada por el estilo, que ha sacado la bandera de España, con orgullo y sin problemas; en otras palabras; el españolismo no rancio ha perdido cierta vergüenza a salir (por lo menos) en el Area Metropolitana de Barcelona (que incluye a Barcelona en sí). Y esto es algo nuevo de verdad.

Habrá un grupo de gente que dirá que en realidad no habían banderas, o que no habían tantas, o que no es representativo; pero los que tengan algo de sal en la sesera, se pondrán a pensar y a preguntarse si ésto significa algo, si es una reacción a una acción anterior o qué es.

La Bandera de España se ha transversalizado en el cleavage Izquierda-Derecha en Catalunya, e incluso puede que en cierto sector del catalanismo moderado.

Ello tiene una serie de implicaciones para casi todos los partidos; veamos:

Para el PP electoralmente nada. A ellos mayoritariamente no se les ve como representantes de España, sino de cierta España; y muchísima gente que salió con la Bandera, no puede ver al PP ni en pintura; no creo que todo lo que ha pasado les dé un solo voto a ellos, porque el problema del PP en Catalunya es que no tiene espacio, y lo que debería de hacer es desaparecer y hacer una especie de Federación con Unió a lo PSC (cosa que tendría estupendas implicaciones para España, para Catalunya, y para el PP por razones que explicaré en otro post)

Para Ciutadans y uPyD, puede que les venga electoralmente bien, según cómo lo haga el que tiene el mayor marrón en este tema, el Partit dels Socialistes de Catalunya.

Se dice que el PSC siempre ha tenido dos almas; la Catalanista (tipo mi querido vecino y compañero de Gym Antoni Castells, o Maragall; eso del “Socialismo de Sant Gervasi”), y la llamada peyorativamente Xarnega, toda esa generación de Catalanes de primera o segunda generación, hijos de inmigrantes, o incluso nacidos fuera de Catalunya, de los que el President Montilla es representante; lo que es el cinturón rojo, vaya.

Los nuevos catalanes que están cercanos ideológicamente al PSC votan en las Generales, porque eso sí es cosa suya; pero en las autonómicas no (y conozco muchos casos); muchos dicen que no votan “porque no entienden de política”, pero en las Generales sí que votan…(por eso CiU tiene más miedo que al Coco a que se simultaneen Generales y Catalanas, porque como toda esa gente que vota al PSC en las Generales, también echen el voto en las del Parlament, aviados van en el Partido de Pujol; por eso siempre dicen que eso iría contra la Esencia Nacional de Catalunya y tal; es decir; independientemente de que pueda haber verdad en ese argumento, el principal motivo es que no les conviene en absoluto).

Y aquí voy; ahora que la marca España no está mal vista…¿Qué pasará con los “xarnegos”? ¿Seguirán sin votar? ¿Votarán? Qui lo sa? Pero sí hay algo que ha cambiado totalmente: Ahora si se sienten españoles, o si lo pueden decir; lo pueden decir sin tanto pudor como antes; y el PSC tampoco se puede pasar por el lado catalanista porque ahora esa gente sí puede que no lo vea tan claro y vote por opciones tipo Ciutadans y tal, o se abstengan más).

El PSC ha vivido muy bien en esa indefinicion de Catalunya sí y España sí pero otra España (pero al final, sin usar la marca España; recordemos, cuando el lema del PSOE era “España en positivo”, el lema del PSC era “un país en positivo”). Pero ahora que la marca España vende para algunos; si digamos se empieza a agitar por ciertos partidos (UPyD, Ciutadans) la idea de “es que sentirse Español no es malo”, los partidos nacionalistas no tendrán problemas (alguno CiU); pero el PSC si no hila muy fino, puede perder apoyo por un lado o por otro, tanto si dice España como si oculta la palabra España…mala situación para el PSC; o se va a enfadar el lado Castells, o el lado Manuela de Madre; pero tener contenta a ambas almas va a ser más complicado…

CiU tiene menos marrón pero también tiene. Quieren crecer para tener una mayoría cómoda. Y saben que la bolsa de votantes donde pueden rebañar en número interesante, no está ahora en el lado independentista; de ahí no van a rascar más; están cerca del PSC, por tanto veréis como ahora CiU va a estar en plan más posibilista y más sí pero no que nunca; mucho problema con la Constitución pero menos “Independencia” y menos “el problema es España”.

ICV…van a su rollo

Y en el campo independentista, probablemente a ERC no le dará votos y perderá todos los votos que tengan que perder, y puede ser que dé votos a Reagrupament y a partidos independentistas de los de verdad (por cierto; no sé qué pasará con el experimento Laporta…creo que poca cosa, la verdad)

En suma, y finalizando esta lista de posts, con todo ésto, se han vuelto a repartir las cartas sobre lo que es esta cosa en la que vivimos que se llama España.

  • Los enlaces estan cerrados
  • Comentarios (9)
    • Sariaarel
    • 1 mayo 2012 6:32pm

    En términos generales estoy bastante de acuerdo con usted, pero realiza algunas obviedades que son, a mi entender, de crucial importancia, de lo que ocurre en España.
    España no es esa nación monolítica, homogénea, uniformada y exclusivamente castellana, que muchos nos han querido imponer. España es diversa y plural, y no por ello menos española.
    Me explico.
    La Unión dinástica española que se produjo a finales del S. XV, con el matrimonio entre Dª Isabel, reina de Castilla y León, y D Fernando, Monarca de la Corona de Aragón, se produjo sólo a medias, no se alcanzó una unidad política, y la Corona de España, que surgió de ese enlace, era una Monarquía, Corona, enormemente descentralizada, en donde todos estaban unidos, en especial en cuanto a su política exterior en los asuntos europeos, pero que cada una de las entidades que la conformaban mantenían sus fueros, fiscalidad, privilegios y costumbres, que es como se denominaban entonces, es decir, que España no se convirtió en un Estado unificado, sino que era la unión de distintos Estados (Coronas, Reinos, Condados), que mantenían su soberanía, con sus distintas Cortes (Parlamentos), Fueros, Costumbres y Privilegios (Leyes, Fiscalidad, Hacienda, Justicia, Cultura e Idiomas Propios) pero que compartían un mismo Soberano (Monarca, Rey, Conde o Señor), así como sus propias áreas o zonas de influencia (Dominios) de exclusiva exploración, explotación y colonización, de los territorios y posesiones de ultramar: las Indias occidentales (América) y las orientales (Filipinas, Marianas, Salomón y Palau) castellanoleonesas o las italianas (Córcega, Sicilia y Nápoles) catalano-aragonesas.
    Y que la distinta fiscalidad, mayor en el caso castellano, hizo que el sostenimiento del esfuerzo bélico, en especial en Europa, hizo que la Corona intentase la mayor implicación catalano-aragonesa, pero encontrando siempre su frontal rechazo apoyándose en sus propias instituciones, fueros, costumbres y privilegios, lo que a la larga provocó la extenuación castellana.
    Pero las enormes diferencias políticas e institucionales entre Castilla y Aragón, por sus diferentes antecedentes históricos, ya que en el caso castellano, fruto de una larga revalidad entre la nobleza y el monarca, éste terminó triunfando, y convirtiendo al Reino en un Estado más centralista, en donde la nobleza, no es que se difuminara, sino que adoptó un papel más servil hacia su monarca, pero con una importancia dentro del entramado institucional del Corona, asumiendo los altos cargos de la Administración Real (que amplió sus competencias y difusión, en política, justicia, fiscalidad, etc.) creándose un gran y poderoso Cuerpo de funcionarios, y de su Ejército (que se convirtió en un Ejército permanente y de Estado (de marcenarios, altamente profesionalizado)) que fue el germen de los actuales Ejércitos nacionales. Lo que vino a denominarse en una Nobleza cortesana, en donde para ganar en prestigio y escala social, había que saber desenvolverse en el estrecho círculo alrededor del Monarca (Corte), lo que se denominó una Monarquía Moderna o absolutista, de clara orientación centralista, y para costear semejante entramado hubo que elevar el esfuerzo tributario.
    Mientras en la Corona de Aragón no se produjo semejante transformación, o lo hizo de forma más tibia, y se mantuvieron las tradiciones feudales, y en donde el Soberano quedaba supeditado al poder estamental, o supervisado por éste, manteniendo una mayor descentralidad, cada territorio mantenía sus propias instituciones, fiscalidad, costumbres y fueros, de ahí que la Corona de Aragón fuese federal en vez de centralista.
    Por todo lo expuesto, Se puede decir que la Corona de España fue la consecuencia de la integración de Castilla a la Corona de Aragón, pero en la que el peso castellano por su propio poderío, fue preponderante, y causa de las futuras tensiones.
    A raíz de la Guerra de Secesión y el advenimiento de la Casa de Borbón, francesa y de mayor tradición centralista que la Habsburgo, terminó de un plumazo con la Monarquía descentralizada española e impuso un Reino unificado y centralista, el Reino de España, el Estado centralista es un hecho desde el siglo XVIII, y desde ese mismo momento la identificación de lo español en exclusiva con lo castellano también, incluso se convierte en la lengua oficial y administrativa del Estado, Reino, incluso en los territorios no castellanos, y adquiere la definitiva denominación oficial y en exclusividad de española para la lengua castellana.
    Ello provoca el resentimiento en las zonas no castellanas, y la identificación de España y lo español en exclusiva con Castilla y lo castellano. La definitiva y total desvinculación portuguesa con una España totalmente castellanizada, y lo que es peor, la cada vez mayor de muchos de los ciudadanos de otros muchos de sus territorios, y la total difuminación de Castilla, en donde muchas de sus regiones ya no se reconocen, ya que en una España tan castellanizada les basta con sentirse españoles.
    En definitiva. Que la visión de una España homogénea, uniformada, exclusivamente castellana y por lo tanto excluyente, Ese es el gran problema de España. Tanto desde los que se autodenominan patriotas o nacionalistas españoles, como de los que lo hacen desde la periferia como nacionalista, ambos parten del mismo error, para unos y para otros España es la España castellanizada, de ahí que los primeros insulten a los segundos como de poco españoles al comunicarse en una lengua y cultura distinta a la castellana, y los otros al no ser castellanos, si España y lo español es en exclusiva Castilla y lo castellano, entonces ellos no son españoles.
    Por ello si quedemos una normalización de la convivencia en nuestro país, necesitamos superar esa visión excluyente, y aceptar, promover y proteger la diversidad y pluralidad de España y lo español.
    Un saludo.

    • Fran
    • 5 noviembre 2010 9:01pm

    “Pero más impensable aún es el hecho de ver MUCHAS banderas de España también en Barcelona (dos incisos; habían más banderas de España los días antes de la Manifestación que el día después, hecho del que hablaré luego). Dijo Puigcercós que por cada bandera de España habían 5 de Catalunya, cosa probablemente cierta; pero es que antes no habían banderas de España, simplemente”

    No es nada impensable … Barcelona está mayormente habitada con castellanohablantes monolingües que rechazan todo signo de catalanidad a la par que auspiciados moralmente por el nacionalismo español-castellano más radical instalado en el poder central del Estado. En otras partes de Cataluña no verías mucha bandera española colgada por ahí … más bién porque la odiamos por el infame uso colonialista que de ella se hace desde el Fernando VII y el franquismo hasta la actualidad !

    Un ‘catalanista de pies a cabeza’ a principios del s.XIX dudo que odiara la rojigualda. La bandera española hoy en día está mancillada irremediablemente de casposa castellanización y eso, señores, es una verdadera lástima. Un saludo !

  1. queía decir con lo de PxC que será el único de los minaritarios que por desgracia sacará ESCAÑOS

  2. A ver cuántos partidos me salen:

    CiU
    PSC
    PP
    ERC
    IC
    Ciutadans
    UPyD
    Nebrera
    Reagrupament
    Laporta
    PxC

    De los 6 “minoritarios” auguro:

    El voto de Ciutadans se irá a la abstención (la parte más de izrquierda) y parte irá al PP (en parte por la crisis económica, la crisis de la izquierda en general y sobre todo porque el PP tiene un discurso “nacional” idéntico al de Ciutadans). Mi apuesta=ciutadans desaparece.

    UPyD. No les veo representación en catalunya y menos si el PP se modera en temas económicos y se pone a dar caña “a los nacionalistas”.

    Nebrera: cero patatero. Por voto útil sus pocos simpatizantes van a votar al PP.

    Reagrupament: Mucho ruido y pocas nueces. Si encima se presentan las CUP el voto independentista radical irá muy fragmentado. No les veo llegando al 3% necesario.

    Laporta: Fracaso total. Espero que el electorado tenga dos dedos de frente. Sólo hay que ver qué mal ha dejado las arcas del Barça.

    PxC: por desgracia, tiene todos los números de ser el único de los 6 partidos minoritarios que sacará votos. Recogerá muchos votos de descontento en lo que se conoce como “segunda corona metropolitana” (Manresa, Berga, Reus, Tarragona, El Vendrell, Vic…). Miedo me dan.

    De los 6 mayoritarios:

    – Subida de CiU y PP.
    – Hundimiento del PSC y probablemente de
    ERC.
    – IC puede que suba algo, pero muy poco.

    Veo una clara mayoría de centroderecha en el hemiciclo catalán, como no se había visto desde la legislatura 1984-1988.

  3. “Lo del PSOE aquí no pasará nunca. Olvidalo. Porque hay MUCHA gente que dejaría el PSC y se iría al PSOE. Sería un suicidio en toda regla.”

    Por lo mismo los 25 diputados del PSC nunca se saldrán del a disciplina de partido (PSOE) en el Congreso. Por eso ERC, ICV y CiU pinchan por ahí todo el día. Pobre PSC… que mal lo pasará por ahí :)

    Francisco, te falta Nebrera y PxC que podría salir con un escaño este año. Me parece que son 11 partidos al Parlament, a ver cuantos consiguen escaño :D

  4. Francisco:

    1.- Alguien me dijo que calculaba que un 40% del votante de CiU se sentía español; yo creo que es más, pero que se sienten españoles…a ratos.

    2.- Puede ser; o que lleguen a algún tipo de acuerdo, que es lo que les interesa; Pero creo que al Rivera le gusta demasiado ser Presidente de un Partido

    3.- Veremos en qué queda; no tengo muy claro qué va a pasaar por el lado intependentista con 3 figuras mediáticas (Reagrupament, ERC y Laporta), aparte de los pequeños…

    4.-

    a) Tengo yo la impresión de que Catalunya está en periodo de Transición; hacia qué, no lo sé; pero aquí hay una sensación de “Hay que hacer alguna cosa”

    b) Apuesto a que será lo que pasará; en Gene y en el Gobierno (no pacto, pero sí apoyos externos con cierta estabilidad)

    c) No, no va a pasar. Tienen que llevarse mal por cojones.

    d) No; hay muchas cosas de por medio; aparte que sería una jugada muy mala a medio plazo para el PSC; porque perdería en la siguiente votos por un tubo.

    e) Efectivamente: Imposible

    Marc:

    Lo desarrollo en el próximo post!

    Lo de “El Problema es España” (o una forma de entender España), CiU lo ha escenificado siempre; pero desde que está en la Oposición, el problema también es el PSC.

    Lo del PSOE aquí no pasará nunca. Olvidalo. Porque hay MUCHA gente que dejaría el PSC y se iría al PSOE. Sería un suicidio en toda regla.

    Y lo del grupo Mixto, totalmente de acuerdo!

    Abrazos,

    Javi

    • francisco
    • 15 julio 2010 10:08pm

    Marc,

    Un parlament con CiU, PSC, ERC, ICV, PP, Ciutadans, UPyD, Laporta y Carretero no es “arco iris” es el jodido show de Benny Hill..

    Divertido, eso si.

  5. “lo que debería de hacer (el PP) es desaparecer y hacer una especie de Federación con Unió a lo PSC”

    ¡Espero ansiosísimo este Post!

    Sobre el resto, un par de apuntes:

    ¿Cuando ha escenificado CiU el “el problema es España”? Me parece que todo gira entorno a “El problema es el PSOE/C”.

    En el marrón que tiene el PSC, habría que considerar el pastelón si el PSC se “desmarca” en Madrid buscando su vena más catalanista, el PSOE podría sentir la imperiosa necesidad que llevar el partido a Catalunya pasando del PSC y el festival sería la leche.

    En cuanto al PP, igual que R.CAT fastidiará algún voto a ERC falta ver cuantos votos le arranca Nebrera al PP. La gracia es que todo lo que Nebrera, Laporta y Carretero pillen podría acabar en el Grup Mixt: menos tiempo, menos ruido.

    En cualquier caso, la campañana promete ser animadilla y la composición final del Parlament puede parecer un arcoiris!!

    “ICV…van a su rollo” -> Hombre, a 80kmh por la autopista no van a llegar nunca :D

    • Francisco
    • 15 julio 2010 2:24pm

    Algunas preguntas

    1) ¿CiU no tiene una parte de votantes “transversal”? Si la tiene no puede seguir obviando “España” porque si se le enfadan un 10% de votantes pierden la mayoría absoluta que tanto desean.

    2) Ciutadans, ¿aún existe? Yo entiendo (desde 700km) que se los comera UPyD.

    3) El Laportismo puede que no pinte nada, pero 20.000 votos menos al independentismo les relega.

    4) Cataluña cambiará mucho en función del próximo gobierno que no será un tripartito:

    a) CiU en mayoría absoluta -> Lucha por otro estatut, más autogobierno, negociación con el gobierno central sea el que sea a cambio de sus estupendos diputados en Madrid. Cataluña arreglandose la ropa y sintiendose importante, yo creo que lo que más les mola.

    b) CiU + PP, el sueño humedo de Rajoy, su puerta a la Moncloa, ZP cae para Junio de 2011, Cataluña se modera de nuevo al conservadurismo con nacionalismo en aspectos “de adorno”.

    c) CiU + ERC, sería tan divertido como breve, una lucha abierta por ver quién es más independentista acabaría por aburrir incluso a los independentistas, ECR votaría en contra de CiU cada dos por tres por “moderados”, una política imposible en lo económico en una crisis de caballo. ERC volvería a desaparecer 10 años como en los 90.

    d) CiU + PSC, el sueño humedo de ZP, garantía de gobierno hasta 2012, Montilla a la calle y un vicepresidente del PSC moderado, Cataluña reinvindicativa pero negociadora, el PP en un escenario imposible para 2012.

    e) PSC + X + Y + Z + Alfa + Omega, el sueño humedo de Montilla, su única opción de sobrevivir políticamente. Imposible.

Los comentarios estan cerrados.