Archivo de autor

Sarko, Sarko, Sarkozy!

Pues sí. Se veía venir. Ganó Sarkozy.

No recuerdo si lo comenté, pero estudié Políticas. Sí. Y la Política me vuelve loco. Sí.

Y estoy contento de que haya ganado Sarkozy. Sí. Era mi candidato.

¿Por qué?

Porque yo soy de centro derecha. Sí señor. Soy gay y de centro-derecha.

Creo que la Sociedad está por encima del Estado.
Creo que el Gobierno ha de ser reflejo de la Sociedad, pero no Vanguardia de la Sociedad. Para eso está solita la Sociedad.
Creo en un Estado que intervenga bien en lo que tiene que intervenir, y no mal en muchas cosas.
Creo firmemente que la reducción de impuestos, a medio plazo genera más empleo, y más dinero a las arcas del estado.
Creo que hay ciertos valores que pertenecen a mi civilización; que es la occidental, y no es otra.
Creo que el Estado ha de ser absolutamente aconfesional, incluso laico; ni a favor de Iglesias, ni en contra de Iglesias.
Creo que hemos de poner algún tipo de frontera a la Inmigración; aquí cabe mucha gente; pero nos tienen que dar tiempo a organizarnos para que pueda venir todo el que quiera venir y quepa.
Pienso que aquel que venga aquí ha de aceptar una serie de valores ineherentes a la sociedad esta.
Creo que España más que una nación, es una Unión de Naciones; pienso que Catalunya es una nación, y Euskadi, y Galicia, y quizá Valencia y Quizá Andalucía; (y algunas más por ahí) y que hay otra nación que es la Castellana, que FORMA PARTE de la España Grande, pero que no es España; sólo una parte de España.

Pienso que tan español es amar el Castellano como amar el Catalán o el Euskera, o el Gallego.

Pienso que España sólo será viable cuando la veamos como una unión de naciones históricas, más que como una única nación.

Socialmente soy un liberal. Creo en la libertad invididual por encima de todo.

Pienso que ser gay no me hace ni mejor ni peor persona. No estoy orgulloso de ser Gay, como tampoco lo estoy de ser rubio.

No estoy a favor del matrimonio homosexual, o no de imponerlo “a martillazos”. Tengo pareja y le amo; y quiero los mismos derechos que un matrimonio; pero pienso que histórica y antropológicamente somos una cosa tan válida como el matrimonio; pero no exactamente un matrimonio. Quizá con el tiempo cambie esta apreciación. Pero a día de hoy, es lo que pienso.

No estoy, a día de hoy, de acuerdo con la adopción homosexual; por dos razones.

1.- El derecho no es de las parejas gays. Es de los niños.
2.- No estoy seguro de que, a día de hoy, socialmente, (no digo en el seno familiar), un niño en Teruel con dos Papás no vaya a sufrir algún tipo de discriminación por una guerra que es de sus Papás y no suya; y antes que los derechos sociales de los Papás, creo que está el derecho del niño a una infancia sin problemas; y como pienso que eso se dará, pero que quedan unos 5 o 6 añitos para que el tema gay se “socialice del todo” en toda España (y no solo en las ciudades grandes), preferiría esperar algo de tiempo.

Me he tomado la molestia de ir a vivir a Estados Unidos y conocerles; y no me dejo llevar por el antiamericanismo fácil y cómodo de “Americano malo,Bush malo” (Y para que no quede ningún tipo de duda; yo estuve en el 2000 en USA de colaborador en las Presidenciales Americanas en el equipo de Al Gore)

Bueno; después de esta salida político-filosófica del armario, a cuenta de Sarkozy, sigo trabajando.

No tiene gracia…

Esto sí que no tiene gracia…

http://www.metacafe.com/watch/423983/child_abuse/

Contra esto deberíamos de luchar. Aquí y fuera de aquí.

Ha llegado el día.

Ya está aquí. Ya sí.

Ya tengo treinta años.


Sí Sí
Sí Sí Sí

A primera vista no he visto ningún cambio preocupante en mi físico; esperaba que de pronto se me cayera el pelo, se me pusiera barriga cervecera, necesitase gafas y empezase a pensar sólo en cosas como estabilidad y cosas así.

Pero la verdad es que me he levantado con sueño, como siempre, sin ganas de ir a trabajar, como siempre, y sin ganas de gym, como siempre.

Pero ahora, con 30.

Así que, como ahora he de cuidarme, me tomaré más en serio lo del gym y las proteínas y todas estas cosas.

La canción de hoy, es The Show Must go on, de Queen.

PD: Si hay algún cambio importante metabólico, avisaré.

Mi último día a los 29

Hoy es mi último día con menos de treinta años.
Es un buen día para empezar un blog.

Mañana, es el día en el que se supone que debo de tener a algo construído, un inicio de la vida.
Ya no tienes veinte años.
Ya eres un hombre hecho y derecho.
Ya empiezan los achaques.
Ya has de pensar en el futuro de verdad.
Ya has de empezar a cuidarte.
Ya has de ser más responsable.
Ya tienes una cierta “perspectiva”
Bla, bla, bla.

Recapitulemos.

Tengo 29 años, y mañana cumplo 30.
Tengo una pareja que amo y me ama.
Tengo un trabajo que me gusta.
Estoy de alquiler en un piso que me gusta a medias.
Tenía coche, pero ya no tengo.
Tengo unos pocos amigos por aquí y por allá a los que veo muy poco.
Tengo una familia y mi relación con ellos es cíclica.
Tengo un perro que está en casa de mis padres.
Tengo 4 kilos más de grasa de los que quisiera, y 10 menos de músculo de los que quisiera.
Tengo menos dinero del que quisiera.
He vivido en muchos sitios, he conocido a mucha gente, y he visto muchas cosas.

En resumen. Tengo 29.99 años. Y la verdad, es que, miro hacia atrás, y he hecho muchas cosas de las que quería hacer; algunas no, y también he hecho cosas que no debía haber hecho.

Cuando tienes 30 años, tienes la personalidad esencialmente hecha.

Veremos qué nos depara el futuro, a partir de mañana, que empieza la treintena.